Casimiro Villegas se enfrenta a 20 años de prisión por defender su casa

0
702
Casimiro Villegas

Cinco individuos asaltaron en 2011 la vivienda de Casimiro Villegas ubicada a las afueras de Dos Hermanas

Casimiro Villegas, expolicía local de Sevilla, se enfrenta a 20 años de prisión y a una responsabilidad civil de 300.000 euros después de vivir el asalto de su vivienda en la que entraron cinco delincuentes –aunque uno de ellos no fue identificado- para robar.

El juicio contra Casimiro Villegas comenzará el próximo lunes en la Audiencia Provincial de Sevilla. La Fiscalía pide para él 20 años de cárcel y 300.000 euros por responsabilidad civil.

Mordeduras, patadas, puñetazos, politraumatismos, heridas de balas… como si de una película de acción o de terror se tratara. La casa de Casimiro Villegas se convirtió en el escenario de un asalto muy violento. Una auténtica pesadilla.

Secuencia de los hechos

Se cumplen ocho años desde aquella fatídica noche. Casimiro Villegas, junto a su esposa, dormía en su vivienda, una casa aislada ubicada a las afueras de Dos Hermanas. Su mujer se despertó por unos ruidos. Él se levantó para ver qué ocurría. Recorrió la casa y al entrar al salón dos hombres le atacaron.

“Nada más abro la puerta que divide la cocina del salón me caen dos individuos y se liaron a golpes conmigo con toda la inteción de tirarme al suelo”, explicaba Casimiro Villegas al programa Espejo Público de Antena 3.

“Ahí me aferré a uno, el otro me mordió en la mano para deshacerse de mí, no podían tirarme al suelo y empezaron a mascullar entre ellos traéte la escopeta, dispara y mátale”, indicaba.

“Cuando vi al tercero armado con la escopeta en el salón, el instinto de superviviencia, el estrés carnívoro de superviviencia se impone y sacas las fuerzas de dónde no sabes, consigues zafarte, llegar al dormitorio, avisas a tu mujer de que nos están asaltando, que llame al 112, coges tu arma reglamentaria policial y sales a defender tu vida y la de tu mujer”, sentenciaba.

Cogió su arma reglamentaria y fue hasta la puerta principal de su vivienda. A la altura del lavadero con el pasillo, de nuevo se produjo un encontronazo violento con uno de los asaltantes que lo perseguía hasta el dormitorio, al cual se lo quitó de encima golpeándolo con el arma que empuñaba.

Al salir por la puerta principal de la casa vio una furgoneta industrial dentro de su patio, se identificó como agente de la autoridad, oyó un estruendo, un disparo, y disparó a las ruedas del vehículo para dejarlo inutilizado.

“No acerté a las ruedas. La consiguieron sacar del recinto y se estrellaron contra el vallado”, indicaba.

El expolicía siguió a los delincuentes. Al salir de su propiedad se encontró de frente con uno de los asaltantes que sostenía una escopeta corta, que le encaraba y que le disparó. Aquí comenzó otro enfrentamiento, pero esta vez a tiros en el que varias personas se vieron involucradas.

Casimiro Villegas consiguió contactar con su central de transmisiones para contarle a sus compañeros lo ocurrido para que montaran un dispositivo policial que en menos de una hora consiguió detener a tres de los asaltantes.

Actualmente, Casimiro Villegas tiene sus bienes embargados, perdió su trabajo por las secuelas psicológicas que le ocasionó este episodio y tiene trastorno por estrés postraumático, entre otras.

Por su parte, los asaltantes de su vivienda se enfrentan a una pena de entre tres y cinco años. Esta diferencia de penas es algo que sorprende, entendiendo que la Fiscalía no ha aplicado la atenuante o eximente de legítima defensa.

La defensa solicitará la absolución

La defensa de Casimiro Villegas, a cargo del abogado Luis Romero,  pedirá su absolución basándose en los eximentes de legítima defensa y miedo insuperable, entre otros, según explicó el propio letrado en el programa La Mañana de TVE.

El próximo lunes, a las puertas de la Audiencia Provincial, se realizará una concentración de apoyo a Casimiro Villegas y a todas las personas que, como él y su esposa, han sufrido el asalto de su vivienda.

Print Friendly, PDF & Email