El Carnaval de Dos Hermanas o una tradición recuperada

0
176
Carnaval Dos Hermanas

La fiesta de Don Carnal conoce actualmente un singular e inusitado auge en nuestra localidad

Se acercan los grandes días del Carnaval y Dos Hermanas se apresura a celebrar esta fiesta, a la que seguirá la Cuaresma y la Semana Santa. Y el pueblo se apresura a vivir estos días de alegría, cada vez más consolidados, el tiempo penitencial que le sigue y, al final, la Semana Santa.

Normalmente, si haces un recorrido por las poblaciones españolas suele ser más importante la Semana Santa. Y es lógico pues, en esta última fiesta, se juega con el sentimiento religioso, que suele ser el más fuerte entre muchas personas. De todas formas hay poblaciones donde las dos fiestas tienen una singular importancia. Es el caso por ejemplo de Ayamonte e Isla Cristina, localidades vecinas de la provincia de Huelva.

Ayamonte tiene una impresionante Semana Santa que es su fiesta principal aunque el Carnaval también es muy importante. En cambio, en Isla Cristina que tiene también una buena Semana Santa el Carnaval es, al parecer, la fiesta más celebrada. En la provincia de Sevilla ocurren casos similares. La bella Carmona tiene un Carnaval importantísimo, muy fino y estiloso, aunque no me atrevería a decir que es su gran fiesta teniendo como tiene una magnífica Semana Santa. De todos modos, para los que les gusta el Carnaval recomiendo que vea la cabalgata de Carmona en la víspera del Domingo de Piñata –el primero de Cuaresma-. En otro pueblo muy carnavalesco de Sevilla, Fuentes de Andalucía el Carnaval es muy tradicional, propio y auténtico con la gente disfrazada con sábanas –lo más propio y peculiar de este Carnaval- y un depurado gusto en los disfraces. Pues bien, quizá los dos mejores carnavales de la provincia son estos dos lo que no quita para que la fiesta se celebre en toda nuestra geografía.

Pues bien, otro gran Carnaval es el nazareno que se celebra hasta el Domingo de Carnaval y en el que participan muchos nazarenos. En esta fiesta, las antiguas murgas han sido sustituidas por comparsas, cuartetos y chirigotas. La fiesta, como es sabido, es muy propia de los barrios y mucho menos del centro donde es evidente que no existe una gran afición. Y todo se debe a razones en un origen político. Durante el gobierno del General Franco la fiesta fue prohibida y esta prohibición en Dos Hermanas, y posiblemente en muchos otros sitios, fue muy asimilada por la burguesía media.

Pero cuando volvió la Democracia la fiesta volvió por sus fueros. En poblaciones muy carnavalescas como Cádiz retornó muy fuerte. En esta ciudad es la fiesta sin duda más representativa aunque los gaditanos cuenten con un gran Corpus Christi y una gran Semana Santas, sin duda una de las mejores y más vividas de Andalucía. Y nos llama la atención y queremos que el lector repare en ello en que en el Carnaval se canta mucho en Cádiz a las tradiciones religiosas. Nuestro Padre Jesús Nazareno, el popular ‘Greñuo’ y la Virgen del Rosario, la patrona de la ciudad, aparecen con frecuencia en las letras de las agrupaciones. De todas formas, no todo el monte es orégano y, en Cádiz, existen personas a las que no les gusta el Carnaval y prefieren la Semana Santa. De todos modos, esta dicotomía, es aceptada por la mayoría de los gaditanos a los que suelen gustarles ambas fiestas.

Y si hacemos un recorrido histórico por el Carnaval de Dos Hermanas nos damos cuenta de que antes de la Contienda Civil (1936-1939) era una fiesta muy vivida, con bailes de Carnaval, murgas, premios para los mejores disfraces, celebración del Domingo de Piñata –que es el primero de Cuaresma y cuando normalmente acaba el Carnaval-. Pero la guerra y el gobierno de Franco le dieron un duro golpe. De todas formas está claro que subsistía en el ánimo de la gente porque en Dos Hermanas se recuperó pronto y bien. Y cabría preguntarse que destaca del Carnaval nazareno. Y consideramos que lo más importante, lo más peculiar de él, es la participación de los barrios y sus asociaciones de vecinos en la formulación del actual Carnaval. Es una fiesta muy del pueblo llano de la ciudad. Después, destaca la existencia de comparsas y chirigotas en un número cada vez más alto. También llama mucho la atención que mucha gente –como ocurre en infinidad de localidades- se desplazan a Cádiz, verdadero centro del Carnaval español.

También nos gustaría citar la cabalgata que se caracteriza por su gran esplendor y que para mi es el auténtico y verdadero baremo del Carnaval. Durante unos cortos años se la ha llamado pasacalles habiendo hoy recobrado el nombre de cabalgata, que es el que mejor le sienta y el que da medida de su importancia. Aunque no es tan fastuosa como la cabalgata de Reyes Magos, que es el desfile donde los nazarenos echan el resto, sí es muy divertida e interesante y cada vez se consolida más .

Igualmente, nos gustaría citar que, durante algunos años, se ha enterrado la aceituna, cumpliendo con la costumbre de enterrar lo más típico del lugar como hacen en Fuentes de Andalucía con un dulce muy peculiar que es el entornado o, en otras poblaciones, con alguna producción típica.

En fin, ya Dos Hermanas está viviendo esta fiesta con gran intensidad. Luego vendrá el Miércoles de Ceniza, la Cuaresma y la Semana Santa. No es fácil hacer un ranking de las fiestas nazarenas. Posiblemente la primera y en ello parece que hay consenso es el Valme, que es sin duda nuestra fiesta más peculiar. Después en apretado dúo se encuentra la feria de mayo, tan importante y sumamente vistosa, y la Semana Santa. Si por alguna razón destacamos más a la segunda es porque en ella se muestran los sentimientos religiosos del individuo. Vamos que no es lo mismo una caseta de feria que el Señor del Gran Poder o el Cristo de la Vera-Cuz. Pero lo que si está muy claro es que en el pueblo se celebran infinidad de fiestas religiosas –Corpus, procesiones de Gloria, Cruces de Mayo, romerías como la de Nuestra Señora de los Ángeles de Montequinto- o no pues no hay nada más que recordar las innumerables veladas que se celebran.

Por cierto no nos atreveríamos a decir que el Carnaval es una fiesta totalmente laica ya que depende emocionalmente de la Cuaresma, al concebirse los tres días de Carnaval como idóneos para una fiesta donde se daba rienda suelta a los sentidos, antes de los penitenciales días de la Cuaresma.

En una sociedad mucho más religiosa como era la de siglos pasados el Carnaval era una gran vía de escape. Hoy, en una sociedad mucho más laica como la nuestra podría pensarse que hay una separación entre ambas celebraciones cuando la verdad es que no hay una sin la otra. No concebimos Carnaval sin Semana Santa y viceversa.

Sólo nos cabe desear que los nazarenos disfruten de la fiesta sea en Dos Hermanas, en Cádiz, en Fuentes de Andalucía, en Carmona, en Ayamonte o en Isla Cristina. Desde aquí invitamos a los nazarenos a que, una vez vivido nuestro singular Carnaval, acudan, si pueden y la afición los empuja a otras poblaciones a disfrutar de estos días de expansión que nos hacen escapar de las perturbaciones de la vida doméstica.

Print Friendly, PDF & Email