Logotipo por el 150º aniversario de la venida de Valme

0
227
Logotipo por el 150º aniversario

El logotipo por el 150º aniversario es obra de José María Gordillo

Se ha creado un logotipo por el 150º aniversario de la venida definitiva de la Virgen de Valme a Dos Hermanas. El logotipo por el 150º aniversario ha sido obra del diseñador gráfico y fotógrafo José María Gordillo Molina, que también ha sido el cartelista de la Romería de Valme en los años 2007, 2010, 2012 y 2017.

El logotipo por el 150º aniversario de la llegada de la Virgen a la localidad será utilizado para distinguir la cartelería, publicaciones o actividades que se desarrollen hasta el mes de junio de 2020, relacionadas con esta conmemoración. Este representa el Real Santuario de Cuarto -donde recibió culto habitual la Virgen de Valme hasta 1869- y la Parroquia de Santa María Magdalena de Dos Hermanas, donde es venerada desde entonces.

El autor del logotipo por el 150º aniversario, José María Gordillo Molina, responde a nuestras preguntas:

¿Qué ha querido mostrar en este logotipo?

Pasado y presente, en definitiva, 150 años de historia.

¿Cómo lo definiría?

Creo que es un logotipo directo, minimalista, pero a su vez lleno de historia.

¿Le ha resultado difícil plasmar su idea?

Bueno, dejémoslo en trabajado. Los conceptos los tenía claros; lo más dificultoso ha sido acoplar en cuatro centimetros todos ellos.

Nada que ver hacer un logotipo con un cartel ¿no?

Nada y todo que ver. Lógicamente, el concepto inicial es el mismo, anunciar un evento; mientras más directo, mejor. El problema de un logotipo es que en muy poco espacio tienes que decir mucho, y además la gente tiene que entenderlo.

¿Qué ha supuesto para usted realizar esta imagen?

Para mí es especial. Valme es especial en sí en mi vida. Después de cuatro carteles de la Romería, me ha encantado pasar a la historia de la hermandad con la realización del logotipo. Soy diseñador antes que cartelista, con lo cual que la hermandad reconozca mi profesión y me haya dado esta oportunidad me produce plena satisfacción. Antes de despedirme, y nobleza obliga, me gustaría dar las gracias a la Hermandad de Valme y muy especialmente a Tomás Muriel por su incondicional confianza en mi persona.

Print Friendly, PDF & Email