María Antonia Vega Barrionuevo

0
1001
María Antonia Vega Barrionuevo

“Las mujeres se siguen encontrando muchas trabas en pleno siglo XXI”

María Antonia Vega Barrionuevo es la única bombera existente en el Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento de Dos Hermanas. Una mujer en un puesto que tradicionalmente ha sido de hombres. Ha colaborado en la campaña del Instituto Andaluz de la Mujer ‘Quiero ser como ella’.

¿Cuándo decide ser bombera?
Lo tenía claro desde chiquitita. Me gustaba esta profesión, me llamaba la atención. Aunque estaba estudiando Estética en FP, con 20 o 21 años me presenté por primera vez a la oposición de Bomberos de la Diputación de Sevilla. Me preparé, físicamente estaba bien, competía en Taekwondo, pero por una rotura de fibra en el cuádriceps la prueba física no la pasé. Después, viendo lo que había, mucho machismo, decidí ingresar en la academia para la Policía Local y saqué plaza en Dos Hermanas y tengo otra plaza en Utrera. Pero yo quería ser bombero. Me seguí presentando y no fue hasta 2008 cuando entré como interina en Dos Hermanas.

¿Es bien recibida por los compañeros que formaban parte del servicio?
Sí. Bueno, al principio hubo comentarios como que le estaba quitando el puesto a un hombre. Yo les contestaba que el puesto me lo había ganado, que el que quisiera entrar que estudiara y entrenara. Venía de la Policía, de competir en Taekwondo, siempre he tratado con muchos hombres. Yo no tenía que adaptarme, ellos sí se tenían que adaptar. Actualmente, en el parque, compartimos habitación, baño,… para mí no es relevante.

Ha participado en la campaña del Instituto Andaluz de la Mujer ‘Quiero ser como ella’ ¿se siente un símbolo para otras mujeres?
Me buscaron y me hablaron de la campaña. El mensaje que trasmite es bonito y decidí colaborar. Las mujeres se siguen encontrando muchas trabas en pleno siglo XXI y quise aportar mi granito de arena. No se trata de que nos regalen nada pero tampoco de que nos pongan obstáculos o las cosas más difíciles. Tenemos un grupo a nivel nacional de bomberas donde defendemos esto. Por ejemplo, en Madrid estamos reivindicando pruebas acordes con la profesión, pedimos que cambien las marcas nacionales de atletismo. No es necesario ser un atleta para ser bombero. Puedes ser un atleta y no servir ni para estar ‘escondío’, como yo digo. Tampoco queremos que nos regalen nada. En Álava han decidido políticamente facilitar el acceso a las mujeres, casi regalándoles el carné de camión. Para ser bombero te tiene que gustar y tienes que estar preparada.
Quizás tanto como símbolo no, pero sí es verdad que muchas chicas me toman como referente. Hay que intentar ser lo que tú quieres. No hay que ser conformista. Todo se puede conseguir

La campaña ‘Quiero ser como ella’ parte de un spot audiovisual en el que niños explican qué quieren ser de mayor, un deseo que se plasma en los valores de las mujeres profesionales protagonistas de la campaña

Rodeada de bomberos

María Antonia, más conocida como Toñi, tiene dos hermanos que también son bomberos y su pareja, con la que tiene dos niños de dos años, también lo es. Afirma que es difícil conciliar la profesión con la vida familiar máximo cuando ambos son bomberos y tienen que ajustar y coordinar turnos. “Con los niños bien, pero con mi pareja coincido poco. La conciliación en este tipo de trabajo está complicada”, explica. Entre sus aficiones se encuentra la restauración de muebles y el bricolaje. Debido a una lesión tuvo que abandonar la competición en Taekwondo aunque sigue siendo una de sus pasiones.

Print Friendly