Aceitunas de Dos Hermanas, directamente a Hollywood

0
2801
aceitunas

1960

La fama de las aceitunas de Dos Hermanas no hace sino incrementar. Desde el almacén de Arturo Cert, en calle Campano (San Hermenegildo), han salido estos días varios camiones de aceitunas rellenas de anchoas rumbo a Hollywood (Los Ángeles, Estados Unidos), donde serán degustadas por las estrellas del cine durante sus rodajes. Envasadas en latas de un kilo, cada una tiene un valor de 60 pesetas en el embarque en el puerto de Sevilla. Desde este almacén, que ocupa el que antiguamente fuera de Julián de Cos, trabajan por temporadas unas 20 señoritas. Algunas de ellas nos envían esta simpática foto. Son, de izquierda a derecha, Consuelo, Pepa, Dolores, Rosarito y Araceli, que cobran un sueldo diario de 60 pesetas. Se dedican al deshuese de las aceitunas y después al relleno de anchoas de gran calidad llegadas en camiones directamente del Cantábrico.

 

1929

En marcha el curso de costura y bordado de la casa Singer

Saber coser y bordar son conocimientos fundamentales para la mujer de hoy. Hay que agradecer a la casa Singer el curso de corte, costura y bordado que ha organizado en Dos Hermanas, y que dotará a las niñas y mujeres participantes de nuevas aptitudes para afrontar la vida moderna, cada vez con más presencia de las máquinas.  En esta simpática foto posan las jóvenes nazarenas (unas de pie, otras sentadas ante sus máquinas de pedal), junto a sus profesores y otros colaboradores, como el representante Sr. Francisco Ocaña, los maestros nacionales D. José Varela y D. Francisco Romero y el industrial Pérez Barbero. Al fondo, presiden el salón las banderas de España y Estados Unidos, ya que es en Nueva York  donde tiene su sede la prestigiosa multinacional “Singer Manufacturing Company”.

Efemérides

14/1/1977

Un trotamundos alemán llega a Dos Hermanas por una apuesta

Se llama Walter Herman, tiene 50 años y lleva tres recorriendo Europa a pie por una apuesta. Unos amigos le pagarán un millón de marcos si consigue hacer un recorrido previamente establecido, que terminará en Italia. Desde Aquisgrán (Alemania) partió sin apenas dinero y recorre una media diaria de 40 kilómetros, ganándose la comida con trabajos esporádicos, como friegaplatos o recogiendo aceitunas. Tras Holanda, Bélgica y Francia, llegó a España por La Junquera y costeó la península hasta Cádiz. Ahora ha hecho escala en Dos Hermanas y ha sido recibido en el Ayuntamiento, donde le han expedido (como en otros lugares) un documento certificando su presencia, imprescindible para cobrar la apuesta. Su intención es escribir un libro sobre este viaje y destinar el millón de marcos a la construcción de orfelinatos para niños españoles. ¡Le deseamos un feliz viaje!

Print Friendly, PDF & Email