Brillante desfile de los cadetes y flechas de Falange en Utrera

0
3390
Falange
Miembros uniformados de la Organización Juvenil de Falange Española de Dos Hermanas.

150 chavales de Dos Hermanas, felicitados por su papel en una multitudinaria misa de campaña

Los responsables de la Organización Juvenil de Falange Española en Dos Hermanas han recibido la felicitación de los mandos superiores de la organización en Sevilla por el destacado papel que 150 cadetes y flechas nazarenos tuvieron ayer, 27 de marzo de 1938,  en Utrera,  durante el acto de bendición y entrega de la Bandera Nacional de la O.J. del vecino pueblo.

Los muchachos de Dos Hermanas se estuvieron preparando a conciencia para este desfile, durante la semana pasada, a razón de tres horas todas las noches en el cuartel, bajo la dirección de un teniente de Sanidad Militar de guarnición en Dos Hermanas, auxiliado por los camaradas nazarenos Tapia y Santana.

Los flechas (de 10 a 14 años) y los cadetes (de 15 a 18),  excelentemente uniformados y con una instrucción perfecta, encabezados por el jefe local del Frente de Juventudes, José Varela, esperaron en El Arenal al tren especial dispuesto para la ocasión por la Compañía de Ferrocarriles Andaluces, en el que ya viajaban otros 400 cadetes y flechas de Sevilla. Al llegar a Utrera, formaron, junto al resto de fuerzas, en la explanada de la estación, y desde allí desfilaron brillantemente hasta la Plaza del Altozano, donde ya esperaban, formados  (además de los cadetes y flechas utreranos), los pelayos (niños de 7 a 10 años), las margaritas (niñas de 7 a 11), la Falange femenina  y una Compañía del Frente de Trabajo de la Central Obrera Nacional Sindicalista de Sevilla.

La plaza mostraba un aspecto magnífico. Unas ocho mil personas se agolpaban en su perímetro, y llenaban  balcones y azoteas . Junto a uno de los laterales de la iglesia de San Francisco, se había instalado, con mucho gusto, un altar presidido por un crucifijo.

Regresaron en tren, y en El Arenal algunos todavía comían los mostachones que les regalaron los mandos

Llegados los mandos de Falange, se dio inicio a la misa de campaña, durante la cual las bandas de música interpretaron marchas religiosas. Con los acordes del himno nacional, chicas de mantilla subieron las banderas al altar, donde fueron bendecidas por el sacerdote. Los mandos de Falange, en su discurso, hicieron ver la significación del acto y “la obligación de defender la bandera de España aún a costa de sus vidas”. Durante el desfile ante las autoridades, de nuevo la representación de Dos Hermanas destacó por su orden y solemnidad.

Al finalizar el acto, los chavales nazarenos fueron invitados a una suculenta merienda en el cuartel de los flechas en Utrera, pero José Varela decidió regresar a Dos Hermanas. Había prometido a los padres que llegarían a la hora del almuerzo y, antes del tren de la noche, solo estaba el  de la una y cuarto, que fue el que finalmente cogieron. Antes, la organización compró meriendas y  mostachones para todos, que viajaron con una sonrisa de satisfacción en los labios.

Efemérides

 31/3/1941

Las secuelas de la guerra se llevan a Manuel “El Primito”

FalangeMañana, 1 de abril de 1941, tendrá lugar en el Cementerio de San Pedro el sepelio de un joven nazareno que, a pesar de haber sobrevivido a la cruenta Guerra Civil, no ha podido superar las secuelas provocadas por las heridas sufridas en ella.

Manuel Varela Cardona, conocido, como toda su familia, por el apodo de “Primito”, ha fallecido a los 25 años en su domicilio, en calle Castelar nº 62, por los problemas pulmonares que arrastraba desde que le alcanzara una bomba en el frente. Tras la explosión, abandonó el ejército y regresó a Dos Hermanas, donde intentó recuperar un ritmo normal de vida. Llegó incluso a abrir un bar, cerca de su casa, en calle Castelar, pero finalmente no ha superado las complicaciones respiratorias que le afectaban.

Sus padres, Rafael y Dolores, están recibiendo numerosas muestras de condolencia y mañana se espera una multitud en el entierro. Manuel, que ha muerto soltero, tenía mucha predicación entre el género femenino, y se había hecho popular, antes de la guerra, cantando en carnavales en la “murga del Primito”, liderada por su hermano José. D.E.P.

Print Friendly, PDF & Email