Casi un año pedaleando desde Bangkok a Sevilla con un fin solidario

0
2004
Bangkok a Sevilla

Una pareja residente en Montequinto recorre desde hace once meses 25 países pedaleando en bicicleta desde Bangkok a Sevilla con el fin solidario de recaudar fondos para la fundación ‘Thin Green Line’.

La bióloga germana, Marleen Schaefer, y el policía local sevillano en excedencia, Serafín Orejuela, ambos con residencia en Montequinto, empezaron el pasado 12 de enero el camino de regreso a casa desde Bangkok (Tailandia).

El avión tardó doce horas en llegar desde Sevilla hasta el aeropuerto de Bangkok. Hasta ahora llevan once meses pedaleando el mismo recorrido a la inversa, sin utilizar otro transporte que sus bicicletas.

En su ruta recorren preferentemente lugares de interés ecológico por su relación con el medio ambiente o el cambio climático, como el recién visitado Mar de Aral, desecado por la sobrexplotación agrícola.

Las bicicletas están equipadas con cuatro alforjas, un macuto suplementario con capacidad para transportar 25 litros y una bolsa de manillar. En su interior transportan más de cuarenta kilos de material entre ropa, saco de dormir, tienda de campaña, herramientas, repuestos, filtro de agua, hornillo de gasolina, prismáticos, cámara fotográfica…

Tratan de recaudar fondos para la fundación ‘Thin Green Line’, consagrada a apoyar agentes forestales en países del tercer mundo, proteger la vida silvestre y lugares salvajes, contra la caza furtiva y otras amenazas, como la deforestación.

Dan a conocer problemas medioambientales, en escuelas y recaudan fondos para la citada fundación a través de su pagina web: www.pedalverde.net

“En nuestros blogs y fotos tratamos de reflejar una filosofía de vida ecologista, sostenible y tolerante, denunciando tanto ataques al medio ambiente como elogiando a sus defensores”, declara el sevillano.

“Viajar en bici te da la oportunidad de ver de cerca y de primera mano lo que pasa en el mundo, sin manipulaciones”, asegura la germana.

Han conocido de primera mano desastres humanitarios como el campo de refugiados de la etnia karen en Mae La en Tailandia, problemas de minorías étnicas en Mianmar, ecológicos en China -especialmente contaminación por abuso de fertilizantes e insecticidas en la agricultura- la degradación de ríos en Vietnam, la amenaza del cambio climático en los glaciares de las montañas de Kirguistán o el desastre ecológico del Mar de Aral en Uzbekistán.

Pero todo su mensaje no es negativo, observan esperanzados cómo cada día son más las mentes que despiertan a la conciencia ecológica.

El viaje discurre, entre otros países, por: Tailandia, Myanmar, Laos, Vietnam, China, Kirguistán, Uzbekistán, Kazajistan, Azerbaiyán, Georgia, Turquía y la Unión Europea a través de Grecia hasta su destino final en Sevilla.

En la actualidad se encuentran en el desierto de Uzbekistán, “un oasis inesperado de hospitalidad e insospechada y fascinante fauna”: zorros, chacales, dromedarios, aves rapaces, silbidos y roedores de diversas especies. Desde la mitad de su viaje, cerca de las regiones del cáucaso, prevén su llegada a la Plaza del Triunfo de Sevilla a finales del año próximo, tras casi dos años pedaleando y más de 25.000 kilómetros recorridos.

Print Friendly, PDF & Email