Empleados de la residencia de Huerta Palacios protestan por la falta de uniformes

0
808
Empleados de la residencia de Huerta Palacios

Los trabajadores de la residencia de Huerta Palacios acuden a trabajar con «ropa de calle»

Empleados de la residencia de Huerta Palacios están acudiendo a trabajar con «ropa de calle». El objetivo es protestar ya que la administración no les renueva sus uniformes desde hace tres años, según informa a este periódico Ana Izquierdo, trabajadora de estas instalaciones y enlace sindical de UGT, miembro del comité de empresa.

Los empleados de la residencia de Huerta Palacios han tomado esta decisión para que desde la Delegación de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía en Sevilla se les facilite la uniformidad para trabajar.

Unos 150 afectados

Aquí en Dos Hermanas, se trata de unos 150 trabajadores los afectados, según indica Izquierdo, aunque es un problema que afecta a otros centros como las residencias de mayores de Marchena o Heliópolis, también de titularidad de la Junta de Andalucía, informa la representante sindical.

«Seguiremos yendo a trabajar con ropa de calle hasta que se nos diga una fecha firme para entregarnos la uniformidad», explica.

Ana Izquierdo indica que sus zapatos reglamentarios están tan gastados que resbalan y prefiere ir con zapatos de calle. También nos cuenta que hay compañeros que «se han comprado su uniforme de su propio bolsillo» algo que no es normal, según subraya.

En todas las categorías profesionales

La falta de uniformidad se produce en las diferentes categorías profesionales existentes en la residencia de mayores de Huerta Palacios: Personal de Servicio y Alojamiento, personal Sanitario, Mantenimiento, Conserjería, Gobernantas, Cocina, Médicos, Enfermeros…

Zapatos, pantalones, batas, camisas, faldas, etc. son los componentes de la uniformidad que si bien, tal y como relata Ana Izquierdo, no son de imperiosa necesidad para ejercer sus funciones sí son recomendables para «no traer nada de la calle ni llevarnos nada a casa».

Ana Izquierdo explica que los empleados de la residencia de Huerta Palacios han sido los primeros en iniciar esta singular protesta que no se descarta que se extienda a otros centros cuyos trabajadores padecen la misma situación.

Print Friendly, PDF & Email