Fallece el pequeño Kevin Doyen Guerrero

0
23745
Kevin Doyen Guerrero

El pequeño Kevin Doyen Guerrero no pudo finalizar su “gran viaje”. Gracias en parte a la ayuda de los nazarenos y a la fuerza de sus padres consiguió llegar a Barcelona y pasar una primera consulta con el Dr. José Moya Trillo, Neurólogo pediátrico especialista en enfermedades raras y causas sin diagnóstico, con el objetivo de que consiguiera diagnosticar la enfermedad que padecía. Pero falleció en la madrugada del pasado martes, en Barcelona, con tan sólo dos años.

Su madre, Rocío Guerrero, explica que “se fue soñando”, mientras dormía sufrió una insuficiencia respiratoria. No sufrió. Mañana viernes recibirá su último adiós en Dos Hermanas.

Kevin era un gran prematuro, ya que nació con tan sólo 24 semanas y dos días. Pesó 880 gramos y midió 29 centímetros. Nació de parto natural, tuvo una hemorragia tipo 2, cuya primera secuela fue parálisis cerebral. Los primeros dos meses y medio de vida permaneció hospitalizado, entubado, enganchado a una máquina de respiración artificial. Pronto desarrolló una displasia broncopulmonar algo que le provoca continuas bronquitis y neumonías y que constantemente tenga tos y mocos.

Fue sometido a dos intervenciones para sellar el ductus arterial un pequeño vaso que comunica la aorta con la arteria pulmonar. Padeció una infección por citomegalovirus quedando paralizado de cintura para abajo (aparato digestivo, orina, etc.) y sufriendo grandes dolores por lo que tuvo que ser tratado con morfina. Al superar la infección y retirarle el tratamiento desarrolló un síndrome de abstinencia y necesitó metadona. Dadas las altas dosis de antibiótico que necesitó como efecto secundario tuvo sordera bilateral 100%.

A los dos meses y medio se le retiraron todos los tubos. Fue entonces cuando comenzó a padecer una serie de crisis –que a día de hoy no tenían diagnóstico- que se desencadenan con el llanto.

Hasta los nueve meses y medio Kevin permaneció hospitalizado en Bélgica, donde nació, ya que sus padres estaban trabajando allí. Antes de recibir el alta sus padres tuvieron que aprender el manejo de la bombona de oxígeno y las técnicas de reanimación.

El pasado mes de julio recibió implantes cocleares algo que le permitía interpertrar los sonidos y escuchar.

Las necesidades de Kevin eran muchas: fisioterapia para fortalecer la musculatura, logopedia, etc. Además, su familia deseaba ir a Barcelona, a la consulta del Dr. José Moya Trillo con el objetivo de que consiguiera diagnosticar la enfermedad que padecía Kevin.

Para ello y para las diferentes terapias que necesitaba Kevin su familia ayudada por la escuela infantil ‘La Cigüeña’, inició una campaña para recabar fondos. A la recogida de tapones sumaron la venta de lápices, chapas, papeletas para sorteos, pulseras, etc. También tenían una campaña en ‘teaming’ con el lema ‘Kevin, un peque muy especial’.

Rocío agradece la colaboración con la que han contado. “No hemos llegado a cumplir el objetivo pero lo hemos intentando. Él ha peleado desde que nació y se ha cansado de pelear”. Pese a los momentos que está atravesando, Rocío no quiere dejar pasar la oportunidad y hace un llamamiento: “Kevin se ha ido pero hay muchos niños como él que lo necesitan. Pido que sigan recogiendo tapones, que sigan aportando donativos…”.

DEP

Print Friendly, PDF & Email