Francisco Rodríguez: «No siento presión alguna. Para mí es un orgullo ser alcalde»

0
1013
Francisco Rodríguez
El alcalde durante la entrevista con el periodista David Hidalgo.

El sustituto de Toscano nos ofrece sus primeras impresiones y nos plantea los retos que tiene Dos Hermanas

A pesar del torbellino de sensaciones que ha vivido en las últimas horas, me recibe con semblante tranquilo en su nuevo despacho, cuyo ventanal se asoma a Los Jardines. Desde su toma de posesión el pasado viernes, Francisco Rodríguez se sienta en la silla que durante 39 años ocupó Francisco Toscano, con quien ha trabajado como concejal en cinco mandatos. 

Es el mayor de cinco hermanos de una familia humilde de La Moneda. Nació en la Casa de Socorro (que estuvo ubicada frente al Bar Amable), aprendió a leer con Doña Lola en la calle San Alberto, pasó por los colegios Valme Coronada y Blas Infante y cursó bachillerato en el Instituto Virgen de Valme. Tiene 51 años. Quienes le conocen bien dicen que es de carácter sereno y dialogante.

El último alcalde nacido en Dos Hermanas fue Manuel Rivero, antes de la muerte de Franco. Por tanto, usted es el primer alcalde nazareno de la democracia. ¿Eso supone un plus de motivación?

Por supuesto. Me siento muy orgulloso de haber nacido en una ciudad tan acogedora. Adonde voy digo que soy de Dos Hermanas, soy una persona profundamente enraizada en mi ciudad. Me crié en el barrio de La Moneda, en el seno de una familia muy humilde.

Precisamente, en su discurso de investidura el pasado viernes, creo que se le quebró la voz cuando se refirió a sus padres, presentes en la sala.

Lo del viernes fue un carrusel de emociones muy fuertes. Se me grabará para siempre en la retina la imagen del Salón de Plenos abarrotado, con representantes de todos los colectivos de la ciudad. Era un momento histórico porque se estaba produciendo el relevo de un alcalde de la gran relevancia que ha tenido Toscano a nivel nacional diría. Creía que era un momento oportuno para dedicarlo a mis amigos y seres queridos y en un fragmento del discurso hablé desde el corazón a mis padres, Paco y Carmen, que nos criaron con mucho esfuerzo a los cinco hermanos. Mi padre trabajó de electricista en el Hospital El Tomillar, y cuando llegaba a casa volvía a irse para hacer chapuces y mantener así a una familia tan numerosa. También me acordé de mi querido hermano del alma, Jesús, que falleció en 1993 con 21 años. 

¿Cómo se entera de que va a ser alcalde?

Francisco Toscano me lo comunicó a finales de 2021, antes de las fiestas navideñas, en mi doble condición de secretario general del PSOE de Dos Hermanas y coordinador de Política Territorial de Andalucía. Su propuesta era firme, y me preguntó si tenía algún impedimento. Asumí su decisión con absoluto respeto, pues tiene derecho al descanso y al disfrute de su familia tras 39 años en la alcaldía. A la vuelta de las vacaciones se lo comunicamos al equipo de gobierno y resto de compañeros, y la reacción de todos fue unánime hacia mi persona. 

Hay quien dice que Dos Hermanas es toscanista, no socialista. ¿Le supone una presión extra estar a la altura del anterior alcalde?

No siento ningún tipo de ansiedad en ese sentido. Yo me identifico con un proyecto que está por encima de las personas. La fortaleza está en el equipo, los proyectos y el trabajo. Estoy convencido de que ese plus de Quico Toscano se debe al equipo de compañeros que le han acompañado en todas sus legislaturas. Sería imposible que una sola persona pudiera gestionar los destinos de una ciudad como esta. 

Por eso, por el conjunto de personas que forman este gobierno, creo que el éxito está garantizado. En mayo de 2023 nos someteremos a las urnas, pero no me quita el sueño.

¿Cuando habló por última vez con Toscano?

El lunes nos tomamos un café.

¿Cual ha sido el mejor consejo que le ha dado?

Se lo podría resumir con una palabra:  tranquilidad. No tomar decisiones precipitadas. Llevo trabajando con él 20 años y a su lado he realizado un gran máster. Toscano es el mejor político que he conocido: noble, leal y conciliador. Lo considero un amigo, y creo que el sentimiento es recíproco. Seguro que siempre voy a contar con su consejo y asesoramiento. Sería un lujo que no me permitiría desperdiciar. 

¿Cual es la primera decisión que ha tomado como alcalde?

Organizar mi equipo de gobierno. Hasta mayo de 2023 quedan por culminar algunos proyectos. Se ha incorporado Fernando Pérez, que toma el acta de concejal de Toscano. He recompuesto el área de Proyectos y Obras, y la he dividido en dos partes: Hábitat Urbana y Contratación (dedicada al desarrollo y ejecución de proyectos estratégicos) y otra llamada Obras, Infraestructuras y Fuente del Rey. La coordinación (que era tarea mía anteriormente) la asume el portavoz, Agustín Morón. 

En su discurso de investidura habló sobre la Sevilla Metropolitana y la alianza institucional. ¿A qué se refería exactamente?

Desde hace décadas se habla de la Gran Sevilla, una expresión que por cierto acuñó Toscano. Un ejemplo lo tiene usted en Emasesa, que pasó de ser la empresa municipal de aguas de Sevilla a ser la empresa “metropolitana” de aguas de Sevilla. Creo que hay que darle un nuevo impulso a la Gran Sevilla, la corona metropolitana, coordinando esfuerzos entre los municipios desde un único enfoque. Este mensaje ya se lo lanzo a otros alcaldes, sobre todo al de Sevilla, Antonio Muñoz, que es quien debe liderarlo.

¿Me pone un ejemplo?

Pues sin lugar a dudas, el principal problema que tiene la Gran Sevilla es la movilidad. Es un problema de todos: de Sevilla, de Dos Hermanas y los demás pueblos. Debemos promover la movilidad desde un punto de vista sostenible. Afortunadamente en infraestructuras estamos colmatados, pero es urgente que la SE-40 atraviese el río por Coria. De eso nos beneficiaremos todos. Otro ejemplo es la gestión del transporte público. Hablamos del autobús, del tranvía, del metro, y no nombramos al tren de cercanías, que históricamente es de lo que mejor funciona.

¿Cuales van a ser los pilares de su política?

Te diré cuatro. Primero, seguir mejorando las infraestructuras para que siga creciendo el desarrollo industrial. A más industria, más empleo. Dos Hermanas es una ciudad con gran vocación industrial y como núcleo logístico. Empresas como Amazon harán el efecto llamada para otras que ya se están instalando en Megapark o en el Poligono Sur. Debemos aprovechar el punto geoestratégico clave en el que nos ubicamos. Segundo: una Dos Hermanas que aspire a ser más sostenible. Vamos a ampliar el Parque de la Dehesa de Valme, en la zona cercana al cementerio, con un parque exclusivo para perros, dotándolo de equipamiento para el ejercicio canino. Y vamos a contar con una lámina de agua tratada en el arroyo que atraviesa ese parque forestal. Tercero: dar un impulso a la digitalización en la administración, para hacer más eficientes las gestiones diarias de los ciudadanos. Y cuarto, en el plano cultural no olvide que tenemos una de las bibliotecas más importantes de España, la seguiremos impulsando; y, por supuesto, seguiremos potenciando nuestras tradiciones propias. 

¿Duerme mejor o peor desde que es alcalde?

De momento duermo igual que antes. Sé que tengo mayor responsabilidad de la que tenía, pero mi pretensión es que eso no me cambie como persona. Quiero seguir siendo el mismo de siempre.

Este domingo, 13 de febrero, se celebran las elecciones en Castilla y León. En este 2022 también los andaluces votaremos en las elecciones autonómicas, y en 2023 serán los comicios municipales. ¿Teme el auge de Vox en Dos Hermanas?

No estoy especialmente preocupado ni con Vox ni con ningún otro partido. Estoy preocupado por seguir haciendo las cosas como hasta ahora, sin equivocarnos. Entre otras cosas, queremos seguir siendo una de las ciudades con menor presión fiscal, y al mismo tiempo continuar como uno de los ayuntamientos menos endeudados de España. La máxima es no gastar más de lo que seamos capaces de ingresar. 

Dos Hermanas roza los 138.000 habitantes. Es la novena ciudad de Andalucía. Hace años que ha superado en población a capitales como Jaén o Cádiz, y en breve alcanzará a Huelva. Buena parte de nuestra población no ha nacido aquí, sino que llega atraída por las condiciones de bienestar. ¿Eso es un peligro para la identidad nazarena o es una gran oportunidad?

Es una gran oportunidad. Una de nuestras señas de identidad es la capacidad de entendimiento entre los vecinos que aquí han llegado de otros lugares de Sevilla, Andalucía y España. Todos se adaptan a Dos Hermanas con facilidad, porque esta es una ciudad acogedora, abierta de par en par, con potencial para nuestros jóvenes, y así quiero que continúe. 

Una cuarta parte de la población de Dos Hermanas (unas 36.000 personas) reside en Montequinto, donde muchos se sienten más sevillanos que nazarenos. ¿Qué mensaje les lanza a los quinteños?

Es normal lo que usted dice, Montequinto tiene la cercanía de Sevilla, ahí nos damos la mano con la capital. Sin embargo, los quinteños se sienten muy identificados con nuestro municipio. Tienen todos los servicios habidos y por haber. Lógicamente hay una distancia física, y con todo el acierto se diseñó la ciudad de Entrenúcleos, cuyo nombre no es casual. El futuro va a unir ambos núcleos. En el Plan General estaba diseñado para un máximo de 20.000 viviendas. Ahora mismo hay 3.000 habitadas y unas 6.000 más están en construcción.

¿A qué dedica el tiempo libre cuando cuelga la chaqueta de alcalde?

Me vuelco en disfrutar de mi familia,  mi mujer y mis dos hijos. También me gusta el fútbol y pasear por los parques de Dos Hermanas.

El tiempo dirá qué es capaz de hacer Francisco Rodríguez por nuestro pueblo. No le falta ilusión, experiencia, talento y talante. Es una buena carta de presentación.  Le deseamos una óptima y transparente gestión.

Print Friendly, PDF & Email