La bella historia de amor entre El Pali, Dos Hermanas y la Virgen de Valme

0
El Pali
El Pali saltó a la fama en 1974 gracias al nazareno Federico Alonso.

Antes de saltar a la fama, Paco Palacios «El Pali» ya era un devoto que el día de la romería cantaba a la Virgen, a la que le dedicó dos sevillanas

«Ten cuidao de mi Paco», le decía Magdalena Ortega, la madre de El Pali, al nazareno Federico Alonso cuando este iba por su casa. Él fue quien lanzó la carrera del genial trovador que revolucionó las sevillanas en 1974. 

Fue su amigo, fue quien lo sacó del anonimato y quien le compuso más de 300 temas. Los acordes de la famosa “Sevilla tuvo una niña y le pusieron Triana” nacieron en la calle Alcoba de Dos Hermanas, donde vive Federico. Con gran acierto, el periodista Antonio Burgos le ha llamado “El Quiroga del Pali”. 

Aunque ya había grabado dos discos con Miguel de la Isla, formando el dúo “Rocieros del Quema”, Francisco Palacios «El Pali» dio su gran pelotazo en 1974 con ‘Añoranzas sevillanas’, disco donde evocaba las antiguas costumbres de vida de Sevilla. Vendió la friolera de 20.000 copias. Fue Federico quien presentó al artista al director de Hispavox, José Blas Vega, que solo necesitó escuchar una vez a El Pali para hacerle un contrato de cuatro años. En ese primer disco estaban incluidas las sevillanas ‘Requiebros de Valme’, que todavía se escuchan hoy en las carretas. ¿Por qué El Pali le cantó a nuestra virgen fernandina?

«Él se buscaba la vida cantando en las fiestas»- nos cuenta Federico- «y era muy amigo de Carlos Rubio Macandro. Fue él quien lo llevaba a la romería. El Pali se hizo devoto de Valme y le cantaba a la Virgen a la puerta de la ermita». En 1960, Macandro los presenta a ambos y hacen buenas migas. «¿Tú haces sevillanas?», le preguntó El Pali. Federico dijo que sí, que componía desde los 12 años. Y así empezó todo. El Pali escribía las letras y Federico componía la música.

Tras el éxito de 1974, El Pali grabó un disco por año y solo quería la música de Federico: «Cada año me daba 15 o 20 temas, yo trabajaba en mi casa y cuando ya tenía compuesta la música, iba con mi guitarra, se las cantaba, él las escuchaba y, ya con su voz y con su gracia particular, las grababa en una cinta de cassette». Cuando el disco estaba por fin grabado, El Pali invitaba a su casa a diez o doce amigos para que fueran los primeros en escucharlo: «Todos esperábamos escuchar unas sevillanas y nos ponía cante gregoriano. Era un tío con mucho arte. Contaba muchos chistes. ¡Si se hubiera dedicado al humor hubiera sido un Paco Gandía!»

En 1983, El Pali, en pleno apogeo vuelve a cantarle a Valme. ‘Amores de Valme’, con letra y música de Federico, narra la historia de dos novios que están enfadados el día de la romería, y que se reconcilian en Los Jardines, cuando pasa ante ellos la Virgen.

El Pali vino en muchas ocasiones a Dos Hermanas. Hacía las labores de chófer su sobrino José Antonio, al que prácticamente crio. El ‘trovador de Sevilla’ murió en 1988, con 60 años. Federico Alonso, que hoy tiene 81, sigue en la brecha, con más de 3.000 temas registrados. Los del Río, Manolo Escobar, El Fary o Chano Lobato son solo algunos de los artistas para los que ha compuesto. Lo que no se esperaba es que, hace diez años, lo llamaran de Nueva York pidíéndole permiso para reproducir en la película de Dreamworks “El Gato con botas” parte de su tema ‘Venimos cantando’, un pasodoble que compuso en 1971 para el grupo “Los Choqueros”. «Verme en los créditos de la película junto a Antonio Banderas y Salma Hayek es de lo más grande que me ha pasado», nos dice. Aunque, sin duda, de lo que más orgulloso se siente nuestro paisano es de haber sido ‘el Quiroga de El Pali’. Vaya aquí el reconocimiento a su carrera.

Requiebros de Valme (1974). Portada del disco y letra de las sevillanas, con música de Federico Alonso Pernía

El Pali

1ª. Yo quisiera, señora, ser blanco nardo

pa adornar tu carreta cuando va a Cuarto.

¡Virgen de Valme, qué bien huelen 

tus nardos cuando se abren!

2ª. Corona refundida de oro fino, 

una para mi madre, otra pal niño.

¡Gracia y salero, cómo te quieren, 

Valme, tus nazarenos!

3ª. Una rosa fragante llora de pena

porque no la ha cortao su jardinera.

Ella quería irse conmigo a Cuarto de romería.

4ª. A mi Virgen de Valme, mi nazarena,

le he regalao zarcillos, perla y pulseras.

¡Ay, madre mía, si tuviera más oro,

más te daría!

Amores de Valme (1983). Portada del disco y letra de las sevillanas. Letra y música de Federico Alonso Pernía

El Pali

1ª. En tu carreta, niña, te vi cantando.

Como no me miraste, salí llorando.

Estribillo: Y yo rezando, a mi Virgen de Valme que iba pasando.

2ª. En la Venta Las Palmas vi que pasabas.

Tú ibas a caballo… disimulabas.

3ª. Entrando en Bellavista yo pude verte,

pero tú te metiste entre la gente.

4ª. De vuelta te esperaba en Los Jardinillos

y al pasar me dijiste: “¡Adiós, cariño!”

Estribillo (solo de la 4ª): 

Gracias le mando a mi Virgen de Valme que iba pasando.

Print Friendly, PDF & Email
Artículo anteriorLa Dos Hermanas devota y romera: la procesión de Nuestra Señora del Rosario
Artículo siguienteInscripciones para portar las andas de la Virgen de Valme