La diseñadora flamenca «Marichica» presenta su colección en SIMOF

0
1745
Marichica

«A sorbos con la vida» de «Marichica», que está compuesta por ocho trajes «muy especiales y mimados», se podrá disfrutar el jueves a las 11.00 en Fibes

Mª Carmen Serrano «Marichica» es natural de Dos Hermanas. Sus abuelos paternos eran de la Sierra de Huelva, su abuela materna de Jaén y su abuelo por parte de madre, nazareno de nacimiento.

La unión de la costura, que desde pequeña vivió en casa de su abuela, y su pasión por la Romería de Valme o la Feria, la llevó al camino de la moda flamenca.

El próximo jueves día 3 de febrero, Mª Carmen Serrano, conocida como «Marichica», presentará su colección «A sorbos con la vida» en el Salón Internacional de la Moda Flamenca, SIMOF 2022.

Además de participar en diferentes concursos y certámenes, ha colaborado, en su Dos Hermanas natal, con la Hermandad de Valme con un desfile benéfico en el que presentó su colección «Tercer Domingo de Octubre» inspirada en el colorido de las carretas.

«Marichica» responde a nuestras preguntas:

¿Cuándo y por qué llega al mundo de la costura?

En casa de mi abuela siempre se cosía. Recuerdo a mi abuela con las agujas en el delantal siempre con hilo. Mis primeras puntadas las dí en el colegio haciendo punto de cruz (risas). Decido apuntarme a clases de costura en la Universidad Popular de Dos hermanas, unas clases llena de vida, con mi profe Milagros. Al año decido irme a estudiar diseño a la Escuela Sevilla de Moda. 

Allí, el primer año, ya me animaron a presentar un proyecto en We love Flamenco, me escogieron y ya ese primer año estaba pasando en el Hotel Alfonso XIII.

La verdad nunca me esperaba que fuera a gustar tanto lo que mi mente pensaba e imaginaba. Fueron tres años de estudio durante los cuales fui participando en varios concursos y desfiles que desde Sevilla de Moda se organizaba. Entre ellos Ikea, un concurso súper original, donde elegías un tejido de la tienda y tenías que confeccionar vestidos de flamenca. Hice dos con unas fundas nórdicas, todo es tener un poco de imaginación.

¿Y al de la moda flamenca?

Mi infancia fue nazarena, de romera de Valme y feriante a más no poder. Por eso mi gran afición al mundo de la moda flamenca, siempre me dijeron que tenía muy buen gusto cuando me hacía los trajes, siempre había algo diferente en ellos, me gusta seguir la moda en general, hago un poco de todo, desde un traje de bautismo, madrina, invitada …

Actualmente, ¿cuenta con un taller de confección o tienda de trajes de flamenca?

En la actualidad tengo un taller en el piso de mis abuelos, en el que atiendo a mis clientas. Si Dios quiere, y esta pandemia me lo permite, ya tengo un local en la calle Tejedores, que arreglaremos para poder atender mejor a mis clientas.

¿De dónde viene su nombre artístico, «Marichica»?

Mi firma se llama «Marichica» por que es el apodo que mi abuelo, al ser la primera nieta, me puso, ya que mi madre se llamaba Mari. Todos en casa me llamaban «Marichica»… y de ahí viene ese nombre tan peculiar y, a la vez, cariñoso de esta firma.

¿Nos puede enumerar los cértamenes y concursos más importantes en los que ha participado?

Por suerte, he participado en varios concursos: Almonte Flamenca, Huelva Flamenca, Andújar… El último año antes de la pandemia fue maravilloso para mí. Gané Jaén y me dieron el premio Fundación Cajasol SIMOF, por el que, durante un año, me becaron y me dieron la oportunidad de lanzarme como profesional en SIMOF.

Después de estos dos años de parón por fin podré disfrutar de este gran momento. Es una año difícil para todos, al público le da miedo comprar un traje y más teniendo colgados los trajes de la última Feria, son unos años difíciles y diferentes.

El jueves presenta su colección en SIMOF, ¿cómo se siente?

Si te dijera que hace unos años, como 10, estaba en SIMOF viendo un desfile y le dije a mi amiga que me acompañaba: sabes, en unos años mis vestidos desfilarán por ahí y ella se reía. A día de hoy, el jueves 3 de febrero se va a cumplir, así que imagínate qué significa para mí estar en el Salón Internacional de la Moda Flamenca, es un gran salto profesional. Inaugurar SIMOF después de dos años es un sueño echo realidad.

¿Qué se va a encontrar el público?

Esta colección lleva tiempo en un cajón escrita a boli, dibujos y garabatos. En ella vamos a encontrar desde el traje básico que a toda mujer le gustaría tener en su armario de flamenca, hasta trajes con tejidos novedosos, bambulas, punto atix…, trajes de dos piezas, trajes que lo mismo te puedes poner para un evento de comunión o boda como para asistir a una feria.

¿Cuántos diseños presenta y en qué están inspirados?

Este año llevo ocho trajes, ocho trajes muy especiales y mimados.

El nombre de esta colección es muy especial. «A sorbos con la vida» es una frase muy especial, por que la decimos mucho en casa cuando vamos a brindar, por que la vida lleva unos años poniéndome a prueba.

«A sorbos con la vida» es una colección inspirada en los momentos buenos y malos que nos trae la vida. Es una colección que se ha ido creando con el paso de el tiempo. Habla de las luchas de la vida, de las subidas y bajadas. En como un día tienes unas noticias que te alegran el día y otro en que las rachas malas vienen solas. 

«A sorbos con la vida» son esos momentos en los que te estás tomando una copa de vino, con tu madre, tu tía, una amiga y brindas por a sorbos con la vida. Son esos pequeños sorbos de pequeñas noticias malas y buenas que tenemos que coger con pinzas y vivir el momento. «A sorbos con la vida» es una frase  que cada 21 días como ánimo le mandaba a una persona muy importante cuando iba a darse las sesiones de quimio. De ahí salió esta frase y estos vestidos son esos pequeños sorbos que ella daba y agarró la vida con más fuerza que nunca.

¿Cómo describiría su estilo?

Mi estilo es un estilo minimalista, es un estilo elegante, donde quiero hacer sentir a una mujer especial cuando se vista de flamenca, que se sienta guapa y si quiere que todas las miradas se fijen en ella lo podamos conseguir juntas. Me gusta escuchar a mis clienta y me cuente que necesitan y su idea.

¿Hay que tener una edad concreta para vestir un traje de flamenca?

Para mí no hay edad para vestirse de flamenca, creo que es una cosa muy personal. 

¿Lunares, flores o lisos?

Me gusta los tejidos lisos y el lunar de siempre, nunca se debe perder la esencia. Es un traje regional.

Tras dos años sin Feria, este año parece que se celebrará, y también habrá romerías ¿qué significará para tí?

Después de dos años de parón, de incertidumbre, de hacer muchas mascarillas, tanto para el Colegio de Médicos, como para la Hermandad de Valme, que también puse mi granito de arena, volver a hacer volantes es como,… aún no me lo creo. Sólo espero que todo esto pase y aunque es muy difícil volver a como estábamos hace dos años, sí es verdad que espero no tener que hacer más mascarillas a juego con los vestidos (risas).

«Marichica» anima a todos a disfrutar de su desfile el próximo jueves en SIMOF.

Print Friendly, PDF & Email