La XX Clásica Santa Ana de Ciclismo se celebra este fin de semana

0
XX Clásica Santa Ana

La XX Clásica Santa Ana de Ciclismo está programada en formato contrarreloj individual y prueba en ruta y conllevará cortes de tráfico a su paso

La Delegación de Deportes del Ayuntamiento de Dos Hermanas ha presentado una de sus citas emblemáticas del calendario estival, la XX Clásica Santa Ana de Ciclismo, que se disputará el próximo fin de semana. 

La Concejala de Deportes, Victoria Tirsa Hervás, ha dado a conocer el cartel de la prueba organizada por la Peña Ciclista Dos Hermanas Gómez del Moral, representada en el acto por su presidente, José Luis Jaime.

Dividida en dos jornadas, la XX Clásica Santa Ana de Ciclismo está dirigida exclusivamente a federados, con un máximo de 250 participantes.

La prueba se iniciará este sábado 16 de julio a las 17.30 horas con una contrarreloj individual. Ésta se celebrará sobre un circuito de 8.1 kilómetros que tendrá salida y meta en el Bulevar Felipe González.

Ya el domingo, los participantes, divididos en cinco categorías (élite, sub23, Máster 30, 40 y 50), tanto masculinas como femeninas, disputarán a partir de las 9.00 horas una prueba en ruta en un circuito de 6.6 kilómetros que igualmente tendrá salida y llegada en el Bulevar Felipe González.

Cortes de tráfico

El paso de los participantes en la XX Clásica Santa Ana de Ciclismo conllevará este fin de semana algunos cortes de tráfico.

La Delegación de Movilidad ha informado que se tratará de «cortes puntuales» que afectará, sobre todo, a la zona de Entrenúcleos.

Concretamente, mañana sábado, los cortes se realizarán desde las 17.30 a las 21.00 horas, en los bulevares Rafael Escuredo, Manuel Fraga Iribarne y Felipe González.

El domingo, el tráfico se verá afectado desde las 7.30 a las 14.00 horas, en las avenidas Manuel Clavero Arévalo, Felipe González Márquez y Plácido Fernández Viagas y cruces con la Avenida de las Universidades.

Print Friendly, PDF & Email
Artículo anteriorMás de 70 años de la Marcha por los Mártires de la Libertad
Artículo siguienteFran Madrol nos descubre una Sevilla siniestra y oscura