Manuel Cruz Pérez

0
2087
Manuel Cruz Pérez

“Siempre he tratado a las personas como me gusta que me traten a mí”

Manuel Cruz Pérez ha estado más de 35 años trabajando como Administrativo en la Secretaría del Ayuntamiento de Dos Hermanas, Manuel se ha jubilado. Nos cuenta cómo ha vivido la evolución de la ciudad y de su Consistorio. Desde que llegó a Dos Hermanas ha participado activamente en la AV La Moneda y Las Cruces en cuya directiva continúa.

¿Es natural de Dos Hermanas?
Nací en Utrera pero mi familia es de Dos Hermanas. Mi abuelo era maestro cocedor en el almacén de aceitunas que se encontraba en el barrio de La Pólvora. Después le ofrecieron un trabajo en Utrera. Después se casaron  mis padres y se fueron también a Utrera donde nacimos mis ocho hermanos y yo. Estuve trabajando de administrativo para una empresa en Utrera, también trabajé en Vicasa y cuando salieron las plazas de administrativo en el Ayuntamiento me saqué la plaza de funcionario. En aquellos momentos la gente no quería trabajar en la Administración porque se ganaba muy poco. De hecho, durante ocho años, tuve que tener un pluriempleo, por las tardes, para poder mantener a mi familia.

¿Desde que se sacó la plaza como administrativo empezó a trabajar en la Secretaría?
Sí, empecé a trabajar en 1981 en la Secretaría General en el Departamento de Actas. Estaba como Alcalde Manuel Benítez Rufo, con la primera Corporación Democrática. El Secretario era Manuel Utrilla. Se utilizaba el papel carbón para hacer original y copia. Tuvimos que pedir ayuda a Diputación para organizar el archivo por materias. Después llegó la máquina de escribir. Inventamos el corta y pega que hoy es tan fácil. Recortábamos con tijeras las cabeceras y los pies de páginas que se repetían y lo pegábamos para hacer las copias. Era un trabajo manual. El primer ordenador que llegó a Secretaría me lo pusieron a mí. El trabajo se ha ido triplicando conforme ha ido creciendo Dos Hermanas.

¿Alguna anécdota a destacar en estos 37 años?
Muchas. Recuerdo la inauguración del monumento al Rey. Cuando se empezaron a celebrar las bodas civiles. También estuve presente en la primera boda gay.

¿Cómo era Dos Hermanas cuando llegó hace 37 años?
Pues muy diferente. La Plaza de La Mina, por ejemplo, era de albero, era la trasera de las casas. La calle San Fernando también. Me fui a vivir a La Moneda, donde sigo viviendo, que estaba separada del centro por la vía, había un paso a nivel y todo. Pero teníamos el parque cerca, un colegio para los niños, estaba también cerca del trabajo. Conocí la Feria antigua de Santiago y Santa Ana que se celebraba en julio en Los Montecillos. Las velaítas en El Arenal…

Bajo su punto de vista, ¿cómo ha sido la evolución de la localidad?
Dos Hermanas ha pasado de los 80.000 habitantes a más de 130.000. Ha cambiado muchísimo, las infraestructuras que tenemos: piscinas, pistas deportivas, escuelas… las comunicaciones son fabulosas. Dos Hermanas siempre ha ido creciendo a mejor.

Un trabajador ejemplar

“He conocido a cuatro Secretarios. Cada uno tenía su forma de trabajar. Nunca he tenido problemas con ellos, siempre ha habido buena armonía entre todos. También me he sentido muy arropado por el Alcalde. En la fiesta que me hicieron por mi jubilación me dijeron que era un trabajador ejemplar”, explica. Manuel lleva más de 15 años vinculado a la AV La Moneda. La entidad con más de 300 socios tiene mucha vida: talleres, cursos, actividades para pequeños y mayores, etc. Ahora su tiempo libre lo dedicará a la fotografía o la pintura, dos aficiones que tenía aparcadas hasta el momento.

Print Friendly, PDF & Email