Trabajos en la Torre Mirador de La Almona para su conservación

0
Torre Mirador de La Almona

Se está actuando en la Torre Mirador de La Almona, emblemático edificio de Dos Hermanas que recuperó su esplendor en 2015 con las obras de restauración

Esta semana han comenzado los trabajos de conservación y mantenimiento en la Torre Mirador de La Almona por parte del Ayuntamiento de Dos Hermanas. 

Dichos trabajos consisten en un tratamiento biocida y fungicida, combinando métodos mecánicos y químicos con posterior limpieza manual; la desinfección y eliminación de vegetación y una posterior protección de la superficie mediante impregnación de hidrofugante.

La Torre Mirador de La Almona fue restaurada en 2015, cuyo trabajo recuperó todo el esplendor de este emblemático edificio de Dos Hermanas. 

El proceso científico de restauración sacó a la luz un alto porcentaje de ornamentación original conservada, lo que hace que la fachada de La Almona se convierta en un ejemplo único y de gran interés sobre los revestimientos y la ornamentación de fachadas mediante esgrafiados durante el Barroco.

Pertenece al siglo XVIII

Esta Torre Mirador de La Almona se calcula que data del siglo XVIII cuando en Dos Hermanas se levantaron numerosas e importantes haciendas coincidiendo con el esplendor del cultivo de la aceituna, muchas de las cuales nacieron en el entorno de la actual Plaza de la Constitución y que contaban con pequeños campos de cultivo a modo de huertas, y entre las que se encontraban las haciendas de San José, del Pino, de la Cañada, de la Mina Grande o las huertas de la Torre, Santa Ana, la Lagunilla, etc.

La Hacienda La Almona está situada en una de las manzanas colindantes al núcleo central de la ciudad, conformado por la Plaza de la Constitución, donde se hallaban las Casas Consistoriales, y la Parroquia de Santa Ana, entre las calles Real de Utrera y Mina.

Su denominación nos delata un pasado andalusí y a un término que etimológicamente significa «fábricas de jabón» y hace referencia al uso del aceite de oliva en la fabricación de jabones cosméticos. 

En la provincia de Sevilla existían numerosos centros dedicados a esta labor pertenecientes a las Reales Almonas de Sevilla, que pertenecieron al Duque de Alcalá. 

Este nombre revela la función que tenía este complejo industrial, que era destinado al almacén de la aceituna que luego era molida en la torre de contrapeso para la extracción del aceite necesario en la producción del jabón.

Print Friendly, PDF & Email
Artículo anteriorXXX Aniversario de la Universidad Popular
Artículo siguienteEl Andalucía Rally se celebrará en Dos Hermanas del 18 al 23 de octubre