Vanesa de la Haza: «En la próxima película me gustaría rodar una escena en el Bar Amable»

0
2619
Vanesa de la Haza
Vanesa de la Haza es una cotizada directora de arte. El 31 de octubre cumplirá 43 años. No quiere ser madre, pero a la suya la adora. “Mi madre es una valiente, siempre confió en mí, se hipotecó para que yo fuera a Barcelona”. En la foto, la vemos sentada en un patio de la Hacienda San Felipe de Gerena, donde prepara un rodaje.

En 1995, la nazarena Vanesa de la Haza montó una tienda de tatuajes, pero su destino estaba en el mundo del cine

Se codea con Tom Cruise, Sylvester Stallone, Javier Gutiérrez, Christian Bale. La nazarena Vanesa de la Haza es poco conocida en Dos Hermanas, aunque su nombre se cotiza cada vez más alto en el mundo del celuloide. Ha trabajado ya en más de 30 series y películas: Veneno, La Peste, Isla Mínima, Rambo V, Adiós, Knight and day, The promise, Lo imposible,Yo soy la Juani, El verano que vivimos…  Me recibe en una finca de Gerena, donde en unas semanas se empezará a rodar la película Tin y Tina, protagonizada por Jaime Llorente (La casa de papel) y Milena Smit (la nueva chica Almodóvar) y que veremos en cines y plataformas en 2022.    

¿En qué consiste ser la directora de arte de una película?

Normalmente las películas se ambientan en otras épocas y lugares. El director de arte se encarga de todo lo que es la imagen de la película: los detalles de decoración, animales, los coches, el maquillaje, los efectos, los vehículos, el arte….Todo lo que haga al espectador sentirse dentro de la escena. Tras el director y el primero de dirección (encargado de las órdenes de rodaje) es el primero que se incorpora a una película.

En esta hacienda  veo un trajín de personas pintando, colocando muebles…¿qué están haciendo? 

Estas que ves son las 21 personas que forman mi equipo. A mí me hacen grande ellos. Sin su trabajo no serviría de nada mi labor de diseño. La película que se va a rodar aquí transcurre en los años 80, estamos adaptando el interior siguiendo las exigencias del guion.   

¿Incluso alicatando la cocina?

¡Claro! Alicatamos, pintamos, compramos muebles, ponemos espejos… Esta hacienda es alquilada, así que cuando acabe el rodaje tenemos que dejarlo todo como estaba. 

Has trabajado con grandes directores como Bigas Luna, Juan Antonio Bayona, Alberto Rodríguez o Paco Cabezas. ¿Cómo llegaste hasta aquí? ¿Estudiaste cine?

No. Llegué al cine de casualidad, cuando vivía en Barcelona. Yo estudié en el colegio San Hermenegildo y en el Instituto Vistazul, pero era un desastre. Me di cuenta de que soy una creativa, necesitaba hacer algo artístico. Con 17 años puse con un socio una tienda de ropa hippie y tatuajes en Santa María Magdalena, la primera tienda de tatuajes del pueblo. Se cerró al año y medio. Mi madre me pagó un curso de escaparatismo y entré de escaparatista en El Corte Inglés, pero me harté de vestir maniquíes. Y con 18 años me fui a Barcelona. Trabajaba de lunes a lunes: en Mango de dependienta, en Jack and Jones de escaparatista y en un bar de camarera. Así me llevé siete años.

Y el cine, ¿cómo apareció?

Un día en Mango grabaron un anuncio de publicidad y ese mundo me gustó mucho. Coincidí con Bigas Luna en una charla, y como era una “bocachancla”, dije algo y le gusté a él y a su mujer. El universo de Bigas me fascinó. Entré de atrezzista en “Yo soy la Juani” y Bigas también me dio un papel de puta que hacía la calle. 

¿También has sido actriz?

Pequeños papeles. En ese momento observaba, soy lista, intenté ser meritoria sin cobrar de los mejores atrrezzistas. Todo ha sido autodidacta, subiendo peldaños, haciendo un poco de todo. Primero atrezzista, después decoradora y tras 15 años de técnico comencé como directora de arte.

¿Por qué te fuiste a Tailandia? 

En la siguiente peli,  “Moscú Cero”, me di cuenta de que tenía que aprender inglés. En Inglaterra vi que no aprendía y me fui a Tailandia de vacaciones con una amiga. Me encanta el mar y el buceo. Estuve allí tres años, aunque seguía haciendo una o dos pelis al año. Después viví en Filipinas, y en las Islas Salomon . Estando allí me llamaron para “La Isla mínima” de atrezzista. Curiosamente, de “Lo imposible” me llamaron porque hablaba tailandés. Hice un papelito de forense.

¿Es un handicap ser mujer?

El mundo del cine es todavía muy machista, aunque cada vez menos es un handicap ser mujer. Soy la jefa de un departamento muy importante,

¿Has rodado alguna vez en Dos Hermanas?

Tenía la espinita de no haber grabado en mi pueblo. En mi productora, Áraland Films, puedo proponer localizaciones. En “Techo y comida”, protagonizada por Natalia de Molina, buscábamos piso, lo encontré y aquí filmamos. En “Asesinos inocentes”, mi primera pelí como directora de arte, grabamos en el cementerio y en la biblioteca. En “Adiós”, que se ha rodado en Las Tres Mil Viviendas, propuse la localización de “El pensador” de Entrenúcleos al atardecer pero por logística no se pudo. También propondría alguna escena en el Bar Amable.

Cumples ahora 43 años. ¿Cual es tu meta?

Mi meta es jubilarme. Compro el cuponazo. Soy una privilegiada porque tengo trabajo, me da para vivir, pero hay mucha gente que trabaja solo de forma esporádica y no le da para vivir.

¿De nuevo resides en Dos Hermanas?

He vuelto por mi madre, que necesita mi ayuda. Vivo en la casa que fue de Raimundo Amador; mi casa es mi refugio. Sigo muy arraigada a Dos Hermanas. De jovencita he ido al Caribans, a la 2001, al Llano, al Manuela. He sido camarera en los “comerciales”, lo que hoy es el Mercadona. Sigo viéndome con mis amigos de toda la vida, nos reuníamos en la plazoleta del Juzgado. Me siento querida aquí.

Te fuiste con 18 y vuelves en tu madurez. ¿Cómo ves Dos Hermanas?

En Dos Hermanas falta de todo. Están matando el centro, se lo están llevando al extrarradio y a los centros comerciales. Lo están deshumanizando, solo hay bazares y tiendas estúpidas. Aparcar es una mierda, vivir es carísimo. ¿Dónde van los niños a jugar? 

Vanesa es auténtica, una mujer segura,  hecha a sí misma, que dice lo que piensa, que vuelca su enorme creatividad en el cine. 

La reclaman. “¡Vanesa! ¿Dónde va este mueble?” La dejamos trabajando. 

Esta entrevista fue realizada en agosto. “Tin y Tina” ya se ha rodado y ahora nuestra paisana se encuentra enfrascada en la preparación de otra película: “Como Dios manda”, con Leo Harlem. ¡Suerte!

Print Friendly, PDF & Email