Manu Sánchez habla para el periódico El Nazareno

0
316
Manu Sánchez

Manu Sánchez responde a nuestras preguntas:

Vuelves a tu ciudad ahora con otro espectáculo…

Como bien dices, regreso después de unos años de haber conquistado el Auditorio Municipal con ‘El Rey solo’ y ahora queríamos “cerrar” esta etapa de ‘El último Santo’, aquí, en mi ciudad, entre mis paisanos. Tengo muchas ganas. Era una buena forma de “despedir” a este último santo que tantas alegrías me ha dado. La obra se seguirá representando pero en menor medida ya que pronto estrenaremos una nueva, ‘El buen dictador’.

Cuéntanos cómo es ‘El último Santo’.

Represento a Satán, al demonio. Este personaje se permite unas barbaridades que ni a mí mismo me permitiría. En la obra se distingue entre el arriba y abajo, los buenos y los malos,… pero es el público el que decide quiénes son unos y quiénes son otros.

¿Alguien se puede sentir ofendido por el tema religioso?

No, no se pone en duda ningún pilar de la religión. Se respeta al público, que es lo suficientemente inteligente como para saber del tema que se está tratando. Satán es un disfrutón, le gusta la gula, la lujuria, la pereza, la avaricia,… Se habla de los pecados capitales y en muchas ocasiones nos vemos reconocidos. Sin embargo, por otro lado, Satán es muy “capillita”, le encanta la Semana Santa… Con la obra no se ofende a nadie. Vamos, que te digo que sigo saliendo de pertiguero en la Oración en el Huerto y que ya estoy preparando el Valme…

¿Se parece en algo a ‘El Rey solo’?

Coincide la fórmula, que es una obra teatral con un solo personaje. Ahora la propuesta escenográfica es más ambiciosa, también el vestuario, el maquillaje,… Y te digo que Satán se come a Manu, algo que me resulta muy agradable porque se ve que es un personaje, que no soy yo.

Estás de gira con estos espectáculos y ahora alejado de la pequeña pantalla…

Bueno, hago apariciones esporádicas. Lo que ocurre es que si no sales en televisión parece que no haces nada pero no hemos parado en los directos. Y es algo que me encanta. La televisión también, por supuesto, pero tiene otras características. Estar delante del público es otra cosa, enseño lo mejor de mí.

Teatro, televisión, guionista ahora columnista en la SER, con gran éxito.

La verdad que no. Me propusieron hace tres años esta receta en la SER de darle la vuelta a la actualidad con humor. Y en vez de ser la opinión y que el humor sea el aderezo era el humor y el aderezo, la opinión. La fórmula era arriesgada pero es una de las secciones más escuchadas y tiene muchos seguidores en redes sociales,… A mí me gusta estar ahí, en el fango, en la batalla, me encantan estos berenjenales. Unos estarán de acuerdo conmigo, otros no pero ese es el juego de la democracia.

Y en breve, un libro, ¡no paras!

Sí, se trata de ir creciendo, evolucionando profesionalmente. Sería muy triste que siguiera haciendo lo mismo que empecé hace 16 años en Arraigo y el Sur. La idea del libro surgió de una de las columnas y estará listo en el mes de noviembre. Se titula ‘Surnormal profundo’. No es una recopilación de las columnas, algunas aparecen pero es un libro.

Nos has comentado que ya estaba obra en marcha, ‘El buen dictador’, ¿cuándo se estrena?

Verá la luz a finales de octubre, en el Gran Teatro de Huelva y ya tenemos programación hasta febrero. Con esta cierro la trilogía en la que se ha hablado de monarquía, religión y ahora, política. Es con la misma fórmula que las anteriores aunque con esta sí que apreciamos que, con todo lo que estamos viviendo en la actualidad política la realidad supera a la ficción…

Actor, humorista, guionista, columnista, comentarista,… si tuvieras que definir tu profesión ¿qué dirías que eres?

De pequeño le decía a mi madre que quería ser o payaso o presidente del Gobierno: ¡menos mal que elegí la más respetuosa para el público! Digo que soy un payaso juntaletras pero pienso que todos somos muchas cosas. Me gusta contar historias, comunicar y escribir y a veces, cristaliza en radio, o en programa de televisión o en el teatro. Depende de la circunstancia y el momento, me encanta escribir y ponerme delante del público. Yo me como la cabeza con lo que hago y que la gente se coma la cabeza con lo que soy (risas).

Hablar con Manu de nuevo, es un placer. Siempre tiene un sí para nosotros y está dispuesto a atendernos. Queda claro y más que demostrado que no olvida sus raíces, que lleva a gala ser nazareno y que le importa su pueblo.

Este viernes, a las 22.00 horas, en el Auditorio Municipal Los del Río, podremos verlo con ‘El último Santo’

Print Friendly, PDF & Email