Antaris realiza un estudio sobre mujeres y adicciones

0
710
Antaris

Antaris, Asociación Nazarena de Terapia de Apoyo Rehabilitación e Inserción Social, ha realizado un estudio sobre el acceso de las mujeres a los programas de adicciones.

En este sentido, durante el año 2017 se trató en Antaris a 103 mujeres, un 19% derivadas desde Atención Primaria. Del total, un 18% ya acudían a las consultas de Salud Mental.

“Las drogas más habituales en las mujeres tratadas en años anteriores eran alcohol y tranquilizantes, pero en el último año ha aumentado el número de las que acuden por consumo de cocaína y cannabis, y los más destacable: el aumento de tratamientos por adicciones comportamentales sin sustancia (compras fundamentalmente) y a fármacos opiáceos (Tramadol, Codeína, Oxicodona, Morfina, Metadona, etc.)”, explican desde Antaris.

Patologías mentales asociadas

Por otro lado, la entidad destaca que son frecuentes las patologías mentales asociadas: 34% Trastorno del Ánimo que precisan intervención, 8 % Trastorno Mental Grave (TMG) y casi un 10 % Trastorno de Personalidad.

Un 35 % de las mujeres atendidas solicitan la intervención de los Servicios Sociales al encontrarse en situaciones de auténtica exclusión, indica.

“Es importante concienciar a la familia y a la sociedad, que silenciando el problema éste se cronifica, empeorando el pronóstico y generando un sufrimiento baldío y evitable”, subrayan desde Antaris.

Sistema Andaluz de Salud

Desde el Centro de Tratamiento Ambulatorio y Centro de Día Antaris, llevan unos años intentando averiguar por qué las mujeres tienen más dificultad para acceder a los Programas de Adicciones en general y a sus centros en particular.

“Comprobamos que acuden en mayor medida al Sistema Andaluz de Salud, generalmente a los Servicios de Atención Primaria, muchas veces ocultando sus problemas bajo síntomas depresivos, de ansiedad u otras patologías (dolor óseo y muscular, cefaleas, trastornos digestivos, etc.). Como consecuencia de ello, en muchas ocasiones, el tratamiento que se les indica es exclusivamente la prescripción de psicofármacos o derivados opiáceos”, indican.

“Toda esta sintomatología esconde con frecuencia otros condicionantes relacionados con la calidad de vida o procesos vitales individuales como pueden ser: violencia, abusos sexuales en la infancia o agresiones sexuales en general, falta de autoestima, problemas de pareja, familiares, etc.”, añaden.

“Históricamente, tanto los recursos de atención y los tratamientos, han sido pensados para los hombres. Debido a esto y, con el objeto de facilitar el acceso de las mujeres a nuestros Servicios, hemos hecho un importante esfuerzo por adaptar nuestros programas y plantear una serie de medidas que lo faciliten. Gracias a esto, y a la inestimable colaboración de Atención Primaria y Salud Mental, el número de mujeres que acuden a nuestro Centro se ha ido incrementando año tras año”, informan.

“Desde Antaris queremos transmitir, que aquellas mujeres que necesiten atención por cualquier conducta adictiva, asegurarles la más absoluta privacidad y confidencialidad en nuestras actuaciones, y con la garantía de ponerse en manos de profesionales con más de treinta años de experiencia en el tratamiento de las adicciones y con especialidad en intervención con perspectiva de género”, especifican.

Print Friendly, PDF & Email