Antonio Morales Alcocer, toda una vida dedicada al Carnaval

0
683
Antonio Morales Alcocer

Antonio Morales Alcocer ha escrito el libro «Anécdotas de mi pueblo con humor» con motivo del XXX aniversario del Centro Cultural Carnavalesco Ibarburu

Antonio Morales Alcocer es natural de Dos Hermanas. Ha vivido siempre en el municipio, aunque ha salido de la localidad varias veces para trabajar por la geografía española.

Se crió en el barrio de «La Cañá», calle Lope de Vega.

«Salí del barrio cuando me casé, que me fui a vivir a la calle Extremadura, frente de Los Montecillos, y es donde vivo actualmente, aunque estoy muy vinculado al barrio de Ibarburu, porque casi todos mis amigos viven allí», explica.                     

Su padre era Juan «El Copao» y su madre Pepa «La Planchilla». Se casó en el año 1970, tiene dos hijos «una hembra y un varón,  cuatro nietos (tres varones y una hembra) y una bisnieta», asegura.     

Antonio Morales Alocer es yesero de profesión, aunque ha trabajado también en almacenes de aceitunas y en Cerámicas Bellavista. Actualmente está jubilado, desde que cumplió los 63 años, y tiene 77 años.

Pertenece al CCC Ibarburu, y al coro Campanilleros desde su fundación. También ha sido miembro de la junta directiva de la Asociación Pensionistas y Jubilados 1º de Mayo durante varios años, y director de su revista.

Entre sus aficiones está escribir. Escribir de todo incluso poesía, tal y como nos cuenta. 

Le gusta el cante, y toda la música en general, y «como no, el fútbol».

Antonio Morales Alcocer atiende a nuestras preguntas: 

¿Desde cuándo está vinculado al CCC Ibarburu?

Estoy vinculado al CCC Ibarburu desde que se fundó ya que fui uno de sus miembros fundadores, y su presidente durante más de 15 años.

¿Cómo recuerda esos inicios?

Los recuerdo con mucha alegría y nostalgia, fueron unos años muy bonitos.

¿Cómo ha sido su evolución?

Su evolución ha sido muy espléndida: Nosotros empezamos sin nada, pero conseguimos nuestro objetivos, que era nada menos que apartar a la juventud cercana a nosotros de la lacra de la droga.

Cuentan con nueva sede…

La nueva sede es una maravilla, las salas de ensayos están muy bien acondicionadas, el problema es que no tenemos un salón grande para grandes eventos, pero lo estamos solventado muy bien.

¿Cómo ha vivido personalmente el Carnaval?

Yo personalmente lo llevo muy bien, y lo vivo plenamente.

¿Cómo va a vivir la edición del Carnaval de DH de este año?

Espero vivirlo bien y disfrutar como siempre, pero tengo que reconocer que la fecha me resulta algo rara.

¿Qué ha supuesto estar dos años sin Carnaval?

Ha supuesto un suplicio, pero si las circunstancias se han presentado así, hemos tenido que aguantar, la salud por encima de todo.

¿Qué opina del Carnaval nazareno?

Mi opinión del carnaval de mi pueblo es que es todavía un carnaval joven pero que si nosotros nos lo proponemos podemos hacer un gran carnaval. En el CCC Ibarburu se está poniendo los medios con agrupaciones jóvenes que, si continúan trabajando como lo están haciendo hasta ahora, darán su fruto y tendremos un gran carnaval.

Ha escrito el libro «Anécdotas de mi pueblo con humor», ¿qué se va a encontrar el lector? 

Los lectores se van a encontrar una lectura sencilla, escrito por una persona sencilla, que cuenta cosas que les puede pasar a cualquiera, con una poquita dosis de humor.

Las fotos que lo ilustran son fotos que yo tenía del Carnaval, de  chirigotas y mías particulares, de nosotros los amigos que nos juntamos. Prólogo se puede decir que no lleva aunque lleva una semblanza de mi persona, pero sí tengo que decir que, Valme Caballero, ha sido quien me ha corregido algunas palabras, que sonaban un poco feas ya que yo lo escribía muy crudo.

¿Qué anécdota destacaría?

De las anécdotas, una de las que más me gusta, es la de los cazadores y las morcillas, ya que reflejan, ese sentimiento fallido que tenemos los nazarenos, de creer que todo lo de fuera es mejor que lo nuestro, y las que se refieren a mi amigo Juan Parrado Luque, que era un verdadero artista.

¿El Carnaval y el humor van unidos?

El Carnaval no puede ser sin humor, pero hay veces que un pasodoble puede ser triste, y emocionarte abriéndote el corazón, que también tiene su arte, y entonces podemos decir, que el humor es una cosa muy seria.

El CCC Ibarburu ha cumplido 30 años, ¿ha estado los 30 años formando parte de él?

Siempre he estado con el CCC Ibarburu, colaborando en todo lo que he podido, y siempre he tenido gente a mi vera que me han ayudado. Un hombre solo no puede hacer cosas si no tiene ayuda.

¿Qué significa para usted el CCC Ibarburu?

Significa mucho para mí, y también significa, que cuando hay personas que se llevan bien, luchando codo con codo, las mejores metas se pueden conseguir.

¿Qué personas vinculadas al Carnaval de DH destacaría?

Destacaría a mucha gente, que hoy, no sé por qué, no están en el Carnaval, como Carrasco, Manuel el Bigote, Manolo Coto, y algunos más, pero sobre todo destacaría a mi gran amigo Juan Parrado Luque, que por desgracia ya no está entre nosotros, pero que dejó una gran huella en mi persona.

También forma parte del Coro de Campanilleros de Ibarburu, ¿que nos puede contar de él?

Del Coro de Campanilleros te diría que fueron nuestros principios, que del coro salió todo lo demás, y que hemos tenido épocas gloriosas. Pero ahora estamos pasando por una crisis ya que la gente joven no quiere coro prefieren las chirigotas, pero ahí estamos aguantando el tipo para que no se pierda.

¿Cómo ha vivido la evolución de Dos Hermanas como ciudad?

La evolución de Dos Hermanas la he vivido con gran admiración  y contento, viendo que su progresión, hasta hora, no tiene techo, y que se ha convertido en una gran ciudad con todas las de la ley.

Antonio Morales Alcocer presentará su libro «Anécdotas de mi pueblo con humor» en el CC La Almona, este miércoles a las 18.00 horas.

Print Friendly, PDF & Email