Asombro de los nazarenos al ver a las primeras mujeres policías en El Arenal

0
1282
mujeres policías
De espaldas, la agente local Barbero hace el gesto de “stop” a los vehículos que llegan a El Arenal procedente del paso a nivel de La Moneda.

 1979 

El Ayuntamiento, pionero en la provincia, quiere convertirlo en un símbolo de los nuevos tiempos de apertura

El claxon de los coches se escucha más que en otras ocasiones en El Arenal. Es una forma más de los nazarenos de expresar su sorpresa al ver, de un día para otro, que son mujeres y no hombres los que, con silbato en boca, desempeñan la labor de regular el siempre caótico tráfico en la Plaza del Arenal.

mujeres policías
María Dolores Barbero y Dolores Posada, en una fotografía publicada en “ABC”.

El motivo del alboroto (seguro que pasajero) tiene nombre de mujer. María Dolores Barbero Roldán (21 años, licenciada en Magisterio) y Dolores Posada Pérula (18 años, acaba de finalizar el Bachiller Superior) son las dos primeras mujeres policías de la historia de Dos Hermanas y de la provincia de Sevilla. Junto con otras 24 personas (veinte hombres y cuatro mujeres) se presentaron a la convocatoria del Ayuntamiento para cinco plazas de policía local “sin distinción de sexos”. Tras las pertinentes pruebas físicas y teóricas (entre ellas, cultura general y Código de Circulación) lograron la plaza (de momento, de manera interina) ellas dos, además de Antonio Romero, María Jesús Acebes y María José Rodríguez. Estas últimas esperan incorporarse en el próximo mes de diciembre.

Prisas en el estreno

El día de su estreno (9 de julio de 1979) ha estado precedido de algunas prisas. El nuevo alcalde, Manuel Benítez Rufo, y el delegado de Policía Local, Francisco Morales Zurita, tenían ganas de mostrar a la ciudadanía de Dos Hermanas signos de modernidad y apertura tras su llegada al consistorio el pasado mes de abril. Al ver que entre los nuevos agentes había dos mujeres, querían ponerlas en servicio cuanto antes. El principal problema, la inexistencia de uniformes femeninos en el Cuerpo, lo resolvió Zurita marchándose a El Corte Inglés con las dos agentes y Juan Sánchez, también policía y novio de una de ellas, María Dolores. Allí se probaron varios modelos hasta elegir el que se ve en las fotos: camisa beige claro, falda algo más oscura con apertura lateral, y gorra tipo quepis, similar a la de la moderna y prestigiosa policía francesa.

Instruidas durante varias semanas por un policía urbano de Sevilla, y a la espera de un inminente curso de socorrismo, ambas agentes ya dirigen el tráfico en Dos Hermanas.

Después de la expectación levantada estos días, sólo falta desear una cosa: que se incorporen más y que verlas se convierta en algo tan común que el sexo de un policía deje de ser objeto de curiosidad.

María Dolores Barbero: “Un hombre nos preguntó si pertenecíamos a alguna Banda de Música”

Los nazarenos, acostumbrados hasta ahora a ver solo hombres en el cuerpo policial, no han pedido evitar las caras de asombro al contemplar, en estos primeros días de julio de 1979, a dos mujeres dirigiendo el tráfico e incluso sancionando multas por mal aparcamiento.

mujeres policías
Tarjeta identificativa de la policía local María Dolores Barbero Roldán.

María Dolores Barbero y Dolores Posada, que se han convertido en la pareja de moda en Dos Hermanas, afirman que “hemos sido aceptadas muy bien, aunque obviamente existe una minoría que piensa que este no es un puesto para mujeres”. Ya han acumulado un buen número de anécdotas en sus primeros días de servicio, sobre todo comentarios de sorpresa. “¡Esto está ya más moderno que Chicago!” o “¡Hay que ver lo guapas que están este año las niñas de la Cruz Roja!” son algunas de las frases que han tenido que escuchar. Su uniforme, nunca visto antes en Dos Hermanas, ha motivado que alguien les haya preguntado si pertenecían a alguna banda de música. “Un hombre nos pregunró que por dónde hacíamos el servicio, porque sus hijas nos querían ver”.

Nadie se privará de verlas, puesto que el Ayuntamiento les ha puesto turno partido (de 9 a 1 por las mañanas y de 5 a 9 por las tardes) y en dos enclaves bien céntricos: La Plazoleta y El Arenal. El delegado de Policía, Francisco Morales Zurita, tiene pensado asignar a ambas el servicio de vigilancia en la portada de la próxima feria (en Los Montecillos) y, por qué no, la regulación del tráfico en El Arenal el próximo Valme.

Print Friendly, PDF & Email