Crónica de la Cuaresma y la Semana Santa de Dos Hermanas (II)

0
Semana Santa nazarena

Las agrupaciones de vísperas llenaron los primeros días de la Semana Santa nazarena

Y  vuelvo a hablar hoy sobre la Cuaresma y Semana Santa de Dos Hermanas. Y me voy al Viernes de Dolores. Primeramente hay que decir que de la Parroquia de Nuestra Señora de los Ángeles y San José de Calasanz salió en viacrucis el Cristo de la Esperanza, obra de Juan Antonio González Ventura, y que es Titular de la Asociación del Santísimo Cristo de la Esperanza y Nuestra Señora de los Ángeles.

Antes de la Parroquia de Nuestra Señora de Valme y Beato Marcelo Spínola salía el Cristo de la  Entrega, obra de Francisco Berlanga de Ávila.  También en el piadoso ejercicio del viacrucis. Ya hace varios años que no tiene lugar.

No dejó este día en celebrarse el viacrucis público con el Cristo de Vera-Cruz por el barrio de San Sebastián y la subida al paso. Acudió mucho público como corresponde a los cultos de esta hermandad y, de nuevo, este acto fue uno de los más importantes y destacados de la Cuaresma nazarena.

Y este Viernes de Dolores volvieron las procesiones. Aunque reside en la Parroquia de Nuestra Señora del Amparo y San Fernando salió de la casa de hermandad en la calle Real la Agrupación Parroquial del Santísimo Cristo de la Misericordia, Nuestra Señora de las Angustias y San Antonio de Padua. La imagen del Cristo -un crucificado- y la Dolorosa son obra de Manuel Téllez Berraquero. El Cristo es una imagen muy devota donde se muestra a Jesús sufriendo todo su dolor. El Cristo lleva un sudario rojo sangre muy peculiar y que ayuda a caracterizarlo. El Señor, en esta su primera salida, estrenó nuevo paso. En cuanto a la Virgen, estrenó palio con bambalinas de terciopelo negro y manto de salida color burdeos. 

Con esta salida se consolida ya la Agrupación de la Misericordia que tiene su origen en una asociación que tenía por Titulares el Crucificado y la Virgen. 

El paso de la Virgen se adornó con calas. Acompañó la Banda  de Cornetas y Tambores de Presentación al Pueblo y la Banda de Música Ciudad de Dos Hermanas.

Destacó la seriedad del desfile y el numeroso público que acudió a verla. Ya lo digo destaca mucho el patetismo  tanto de la Virgen como del Cristo.

El siguiente día, el Sábado de Pasión, salió la  Agrupación Parroquial de Nuestro Padre Jesús de las Tres Caídas, María Santísima de la Paz y Bendito Patriarca San José que salió ya de su parroquia, la de San José, no, como años anteriores, que lo había hecho desde la Parroquia de Nuestra Señora de la Oliva.

El Cristo de las Tres Caídas y la Virgen de la Paz son obras del imaginero palmerino Francisco Joaquín Moreno Daza. La Virgen fue restaurada en 2013 por Lourdes Hernández Peña.

Ya he dicho que me suele gustar mucho el paso por Las Infantas, por esa ciudad-jardín una de las varias que existen en Dos Hermanas. Este recorrido enriquece mucho esta procesión que esperemos que pronto pueda verse el Miércoles Santo.

Acompañaron la Banda de Cornetas y Tambores de la Vera-Cruz de Utrera y la Banda de Nuestro Padre Jesús de las Tres Caídas.

Entre los estrenos se  encontraba la Cruz de Guía y los faroles. El Señor estrenaba cíngulo y juego de pasadores y la Virgen nueva saya, manto y un broche. Además las tulipas de los guardabrisas se enriquecen con coronas de orfebrería.

Pero otra hermandad sale el Sábado de Pasión, la Agrupación Parroquial de Nuestro Padre Jesús de la Humildad en Getsemaní, Nuestra Señora del Pilar en su Mayor Dolor y Gloria y Santiago Apóstol. Las imágenes son de José María Leal. El Cristo fue bendecido el 21 de noviembre de 1921.

La hermandad llena el hueco que existía de una cofradía penitencial en Montequinto aunque existe también la Asociación del Cristo de la Esperanza.

Las bandas que llevaba fueron la Agrupación Musical Nuestra Señora de la Estrella y la Banda de Música Santa Ana.

Y llegamos al Domingo de Ramos y a la primera hermandad, con este título, que hace estación: la Real Hermandad y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús en la Sagrada Entrada en Jerusalén y Nuestra Señora de la Estrella. 

Este año ha sido novedad que ha salido de la Parroquia de Santa María Magdalena y se ha recogido en el mismo templo y no, como durante muchos años, que se ha recogido en la casa de hermandad en la calle Melliza. En la parroquia salió por la puerta Principal y se recogió por la puerta del Sol. 

Me gustaría anotar del recorrido que la entrada fue efectista e impresionante con fondo de la hacienda de Montefrío donde se recortaban los pasos.

Acompañaron la Agrupación Musical Nuestra Señora de la Estrella y la Banda Municipal de Coria del Río.

Estrenó el asta del banderín de Santiago  y las varas que acompañan el tramo que abre el Senatus. 

La Hermandad en la calle destaca por su puesta en escena con sus palmas, sus túnicas blanca, sus túnicas rojas y blancas. Pone una nota alegre en la Semana Santa de Dos Hermanas.

Pero sale otra cofradía el Domingo de Ramos: la Real y Trinitaria Hermandad del Santísimo Sacramento, Nuestro Padre Jesús Cautivo y María Santísima de la Esperanza. Reside en la Parroquia de Nuestra Señora del Rocío.

A mí, sobre  todo, me llama la atención que atrae mucho a los fieles. El Domingo de Ramos se llenan las calles de la ciudad con las dos hermandades del día. Yo este año he visto la entrada del Cautivo -hacía mucho que no la veía- y ha sido una manifestación de fe de muchos quilates. Fueron estupendas las saetas que se cantaron a cada una de las imágenes. Además, no cabía un alfiler y todos los barrios de la feligresía de Nuestra Señora del Rocío se volcaron con su cofradía.

Acompañaron la Agrupación Musical Nuestro Padre Jesús de la Fe en su Sagrada Cena -Córdoba-  y la  Banda de Música de las Nieves de Olivares.

Y advino el  Lunes Santo día en que salió la Hermandad de la Santa Cruz de Nuestro Señor Jesucristo y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús en su Presentación al Pueblo y Nuestra Señora del Amor y Sacrificio y San José. Y digo salió porque puso los pasos en la calle aunque, por el agua que cayó, tuvo que volver rápidamente. El agua, tan necesaria por otra parte, estropeó el Lunes Santo nazareno. Nos quedamos sin el típico paso por el puente, un momento de los claves en la Semana Santa Nazarena

Acompañó al Señor su banda de cornetas  y tambores Presentación al  Pueblo y a la Virgen la Banda de Música de Gerena.

Este año era una novedad la reestructuración  del paso de misterio, debido al imaginero Fernando Aguado. La novedad principal es una escalinata en la trasera del paso sobre la que se sitúa una silla curul. En la parte baja se encontraba Poncio Pilatos. Cambiaban de posición Claudia Prócula y el esclavo.

Se han restaurado las bambalinas  y Gloria del  palio y los guiones de Grupo Joven y Hermanas de Santa Ana (Juan Lozano),

Pero vamos al día siguiente, el Martes Santo la lluvia frustró la salida de la Real e Ilustre Hermandad y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús de la Pasión y Nuestra Madre y Señora del Amparo. La popular cofradía de Las Portadas con muy recto criterio, no se asomó a la calle. Este año el paso del Señor incorporó nuevos guardabrisas. Son de madera de Francis Verdugo con remate de orfebrería de Juan Lozano. Llevaba   las bandas  de Cornetas y Tambores de San  Juan Evangelista y la Banda de Música de Santa Ana. 

Ya digo que llama mucho la atención, como en Las Infantas, el recorrido por la ciudad-jardín de Las Portadas, que lo hace muy vistoso. También destaca su paso por el mirador por la hacienda del Lanero y el mirador de la casa de don Manuel Andrés Traver. El fondo de la cofradía por este monumento es muy impactante. Pero no pudo ser.

Y así dejo esta crónica de la Semana Santa que pretendo acabar  la próxima semana. 

Print Friendly, PDF & Email
Artículo anteriorPeriódico El Nazareno nº 1.294 de 28 de abril de 2022
Artículo siguienteToni Calancha: “El Loco de la Colina me quiso entrevistar, pero no vendo mi vida”