El Barrio Saco se pone líder tras golear al Lissén por 4-1

0
422
Barrio Saco

 1953 

Se pone emocionante el campeonato local de liga. El C.D.Barrio Saco (en la foto) ha protagonizado la goleada de la jornada y se ha encaramado al liderato. En el Campo del Colegio de Huérfanos Ferroviarios (paraje de Los Montecillos) venció por 4-1 al C.D. Lissén, adelantando en la tabla a este y al C.D. Martel, ambos con un punto menos. Completan la clasificación Los Amarillos C.F., TB-1, Armando C.F., Acción Católica C.F. y Textiles C.F.. En la foto, posan de pie Castillo, Donato, Dandy, Chico Lipende, Uresa y Rodríguez Mesa; y agachados: Sotito, Faíco, Paco Guerrero (“el de la Cantina”), Antoñete y Juan Leon.

 1964 

Las Escuelas del Ave María, muy cerca de su cierre definitivo

Esta foto, que gentilmente nos remite la familia del niño Francisco Pérez Muñoz, podría ser la última en la que veamos rodeados de alumnos los pupitres de las aulas de las Escuelas del Ave María. Parece que los problemas económicos han tocado fondo y que este de 1964 (justo 50 años después de su fundación) puede ser el último curso que se mantengan abiertas. Aunque siguen recibiendo la aportación de la familia Ybarra, esta no alcanza para costear todos los gastos. La crisis, además, coincide con la apertura de otros colegios en Dos Hermanas (en marzo de 1963 comenzaron las clases en el del Amparo) y con los problemas de salud de su emblemático director, Gerardo Cano, que llegó a las escuelas en 1923 y tiene ya 73 años. Hace seis años, en 1958, D. Gerardo lanzó la voz de alarma con un folleto titulado “Mensaje del Ave María al pueblo de Dos Hermanas” solicitando ayudas económicas. En la foto se observa, al fondo, encima de los percheros, uno de los mapas utilizados en las clases de Geografía e Historia.

 1962 

La Amargura se refugió en la parroquia por la lluvia y regresó el sábado

En el Cerro Blanco aman a su  infinitamente y su presencia les conforta y les anima. A pesar de la tarde desapacible, a las 6 en punto salió de su capilla ella, sosteniendo en sus manos el cuerpo inanimado de su hijo y acompañada por una multitud.

Comenzó a llover por Real Utrera. Cubierto el paso con un plástico, la cofradía aceleró hasta refugiarse en la parroquia de Santa María Magdalena. Empapados y con lágrimas en los ojos, los nazarenos y hermanos tuvieron que regresar a casa.

Impertérrita ante el temporal se mostró también la joven nazarena Eduarda Carrasco Vargas (en la foto), que salió representando la Caridad, una de las Virtudes Teologales. José Caro Arias le sugirió que saliera en la procesión, le pidió permiso a su padre y este se lo dio. Vestida por las camareras de la hermandad y con el último retoque de Arias, esta ha sido su primera experiencia en una procesión. Con túnica roja y capa granate (estas dos prendas pertenecientes al ajuar de la hermandad), fajín y diadema dorados y pendientes rojos, Eduarda recibió discretos piropos del público (¡Qué morena más guapa…!) pero ella, tal como fue aleccionada y a pesar de la lluvia, no cambió su postura en todo el recorrido: cabeza alta, mirada en el suelo.

Al día siguiente, Sábado Santo, los del Cerro volvieron a por su Virgen y se la llevaron en devota procesión de vuelta a su barrio.

Print Friendly, PDF & Email