El Cartero Real de Cautivo, en la antesala de la Cabalgata de Reyes

0
875
El Cartero Real de Cautivo

El Cartero Real de Cautivo saldrá el día 4 de enero a las 20.30 horas

Un año más, el Cartero Real de Cautivo saldrá, como viene siendo tradicional, el día 4 de enero. Cuando haya caído la tarde, a las 20.30 horas, el Cartero Real de Cautivo partirá, en coche de caballos, desde la casa hermandad de la Corporación, que se encuentra en la calle Híspalis. El recorrido que hará será el siguiente: Avda. Reyes Católicos, Burgos, Felipe II, Avda. Los Pirralos, Ruiseñor, Iberia, Híspalis y entrada en la casa hermandad alrededor de las 22.30 horas.

El Cartero Real de Cautivo será encarnado por el hermano de la Corporación de la tarde del Domingo de Ramos Manuel Jesús Carballido Pascual. Irá acompañado de un nutrido grupo de beduinos y de los sones de la Banda de Nuestro Padre Jesús de las Tres Caídas de la localidad.

2003, el primer año

Esta actividad lleva celebrándose en esta hermandad desde hace 16 años – comenzó en 2003-. Recorren las calles de la feligresía de la parroquia de Nuestra Señora del Rocío, que es la sede canónica de esta Corporación.

La hermana mayor de la hermandad, María del Rocío Granado Avilés, referente a la salida del Cartero Real afirma que «los Reyes Magos de Oriente representan a todos los pueblos de la tierra, a cada uno de nosotros, que se hicieron presentes para adorar a Jesús. El Cartero Real es la figura actual que nos enlaza con ellos y en la que depositamos nuestra confianza para transmitir nuestras ilusiones y deseos a los Reyes Magos. Cuando un niño se encuentra frente a ellos, la inocencia, la ilusión, la felicidad se desborda en su corazón. Sus caras, sus ojos, lo dicen todo sin hablar».

«Junto a los niños y en presencia del cartero Real y sus Majestades nuestro niño interior se contagia y se presenta ante ellos. Volvemos a encontrar la felicidad, inocencia e ilusión que muchas veces habíamos perdido. Realmente nos acercamos a la verdadera felicidad. Ya lo dijo Jesús: ‘Si no os hacéis como niños no entraréis en el reino de los cielos’ (Mateo 18:3)», añade.

Print Friendly, PDF & Email