El CAV Esquimo afronta su cuarta temporada en la élite

0
382
CAV Esquimo

El CAV Esquimo cuenta con un proyecto de continuidad donde destacan las jugadoras nacionales y el sello de Magú

El CAV Esquimo llega a su cuarta temporada en la élite del voleibol afrontándola con un proyecto de continuidad en el que destacan las jugadoras nacionales y el sello de Magú.

A falta de que la asamblea de la RFEVB certifique los equipos participantes en la próxima edición de la Superliga Iberdrola femenina, y tras el shock por la desaparición por el club hegemónico de la competición en los últimos años, CV Logroño, se habla de una de las ligas más igualada de los últimos años, compuesta por 12 equipos, incluyendo los ascendidos Vall D’Hebrón y Emevé así como el CV Sayre que se ha hecho con la plaza libre.

Un nuevo año donde el factor equipo debe ser la baza para el CAV Esquimo, como lo ha hecho en sus tres años anteriores, con equipos normalmente compensados, sin especial fortaleza física ni estrellas de relumbrón, pero con un sentido colectivo y mucho corazón en la pista que les ha conducido a disputar y dar algún que otro susto a los gallitos de la categoría.

Generosidad y compromiso: apelar al ADN Esquimo

Apelar al ADN Esquimo, recoge todos los valores con los que se ha ido trabajando este proyecto de élite femenino que alcanzó su cenit con la participación en la Superliga Iberdrola en 2017. Carácter, pasión, ilusión, humildad, trabajo, compromiso, esfuerzo, son muchas de las virtudes que envuelven una entidad que no renuncia a su filosofía de dar oportunidades a las más jóvenes y su proyecto de cantera La Academia, en el que tienen puestas muchas esperanzas.

Magú

El alma de este sueño hecho realidad sigue siendo Magú. Que pese a su palmarés, desde la humildad trabaja para modelar y cincelar cada una de las plantillas que junto a la dirección técnica del club confecciona.

Después de más de 20 años en los banquillos, afronta su cuarta campaña en Liga Femenina con el CAV Esquimo con ganas de seguir haciendo cosas distintas e incorporando detalles que sirvan a la filosofía de la entidad «nos quedamos con el camino, más que con la meta».

Como la necesidad hace virtud, la economía de guerra que se ha encontrado siempre en Esquimo no le ha permitido hacer fichajes de relumbrón, de esos que cotizan al alza en un mercado cada vez más complejo. De ahí, sus apuestas por jugadoras jóvenes, además de las de casa, «cada uno es libre de buscar la motivación donde quiera, a nosotros nos motiva este reto, el dar oportunidades, el trabajo diario, que el club sea capaz de aportar a la jugadora, de sumarle, es ahí donde nos sentimos cómodos».

Su manera de trabajar, su estilo en pista, el bloqueo y ataque por bandera, además de su personalidad arrolladora, han sido determinantes para convencer a ciertas jugadoras de aceptar el ofrecimiento realizado por el club.

Futuro

El CAV Esquimo también da oportunidades a futuras perlas del voleibol. Si en años anteriores en la época del masculino en la élite fueron Sergio Bruque, Javier Ramos, Javier Justiniano, Fernando Fernández, los que, entre otros, debutaron en Superliga ahora en femenino encontramos a jugadoras como Jimena Gayoso, Antia Vallecas, María Rodríguez junto a las locales Vicky Van Eck, Alba Ortiz, Juli De Acharán, María Zambrano todas ellas jóvenes jugadoras sevillanas que poco a poco se van incorporando al primer equipo.

Las nuevas incorporaciones en las que se están trabajando tienen un perfil parecido al que conforma la columna vertebral: jugadoras con proyección competitiva, que compatibilizan sus estudios con el deporte de alto nivel, y vienen a Sevilla en busca de protagonismo y su desarrollo deportivo.

Economía de guerra y viabilidad del proyecto

Si todos los años son complejos para el CAV Esquimo, en esta ocasión, el panorama económico es desolador, un conjunto que para poder sobrevivir, trabaja cada euro de patrocinio privado, especialmente difíciles de adquirir en la tesitura actual.

Pese a ser el único conjunto andaluz en la categoría, las cosas no han sido fáciles en ningún momento y menos en el actual, es por ello que desde el club se sigue llamando a las puertas de entidades públicas y privadas, son muchos los contactos realizados y muchas las dificultades que se van encontrando.

En este sentido, desde la directiva del club se quiere trasladar el agradecimiento a la buena predisposición para colaborar mostrada por parte del Ayuntamiento de Dos Hermanas en la búsqueda de un patrocinador que pueda hacerse con el «naming» de la entidad y aportar una suma que dé cierta tranquilidad y un colchón de seguridad a los directivos nazarenos, que en breve deben tomar importantes decisiones sobre la viabilidad del proyecto.

Mientras tanto, otro de los frentes abiertos en la búsqueda de recursos, se encuentra especialmente abierto con la Diputación de Sevilla, hoy día única diputación provincial andaluza que no colabora de forma directa con las entidades deportivas de la provincia.

Este hecho provoca una manifiesta desigualdad competitiva. En ese sentido sólo cabe la comparativa con conjuntos de élite malagueños, cordobeses y almerienses, estos últimos, por compartir modalidad deportiva, con el único conjunto de voleibol masculino en la máxima categoría, cuenta con importantes convenios con su diputación provincial. Es por ello que, desde el club, se ha contactado con el presidente de la Diputación exponiéndole la difícil y excepcional situación que se está viviendo y están en espera de alguna respuesta.

Print Friendly, PDF & Email