El ex sevillista Sedeño se hace cargo del fútbol nazareno durante la guerra

0
1650
Sedeño

1938

Como una bendición del cielo ha caído entre los jóvenes nazarenos la llegada a Dos Hermanas de José Rodríguez Sedeño, gran figura del Sevilla F.C de los años veinte que, por motivos familiares, está a punto de venirse a vivir a nuestro pueblo. Aquí reside la familia de su esposa, Francisca Sánchez Montes, con la que ha contraído matrimonio hace poco, y que echa mucho de menos a sus padres. Esta misma semana se mudan a una casa alquilada en calle Melliza, frente a la oficina de Correos.

Los amigos nazarenos de Sedeño (Varela, Chamorro, Blanquito, el “negro” Arquellada…) no han querido desaprovechar la presencia en nuestro pueblo de uno de los mejores zagueros que ha dado el fútbol nacional, y le propusieron, ya a principios de año, que mantuviera entretenidos, mediante el fútbol, a los jóvenes de Dos Hermanas que, por su corta edad, no han sido reclutados para ir al frente. Y así, Sedeño, hombre culto y generoso, conocedor de las sensaciones positivas que genera el deporte, ha comenzado a entrenar a un equipo de cadetes. El pasado mes de marzo, hicieron un gran partido ante el S.E.U. de Sevilla imponiéndose por 1-0, gol de Blanquito.

También ganaron la final de un torneo local en el que participaron los equipos de Sanidad, Voluntarios y Atlético Titán. Los cadetes se impusieron en la final a estos últimos por 4-0, con una destacada actuación del portero Tapia, los defensas Ignacio, Santana y Miguel Sánchez, el mediocentro Ponce y los delanteros Arias, Blanco, Pedro y Carreño. Se llevaron como trofeo el banderín que había en juego y lo celebraron a lo grande, en estos tristes meses de guerra en los que apenas hay espacio para la diversión entre nuestros jóvenes.
El propio Pepe Sedeño se ha entusiasmado con el encargo. Aunque trabaja en Sevilla (es funcionario de Obras Públicas), viene dos veces en semana para entrenarles. A pesar de que, como nos confiesa, su edad “ya no es la más apropiada para estos trotes” (tiene 36 años), a veces se alinea con ellos en los `match´ amistosos para enseñarles sobre el terreno.

“Llevamos adelantados los trabajos”, nos cuenta, “para la formación de un equipo del S.E.U. (Sindicato Español Universitario) en Dos Hermanas. Ya hemos encontrado camisetas, hemos comprado un balón magnífico nuevo y tres cámaras nuevas, y el sargento de voluntarios nos ha regalado dos pares de botas”.Además, las negociaciones están avanzadas para concertar partidos los domingos en otros pueblos de la provincia. “Se van a fichar jugadores que merezcan la pena de otros equipos del pueblo, para ser competitivos, siempre a condición de que pertenezcan a Falange Española”.

Deseamos mucha suerte a Sedeño, que ha levantado muchas simpatías en Dos Hermanas por esta altruista labor por la juventud.

Sedeño
Equipo cadete de Falange entrenado por Sedeño, antes de un partido. Al fondo, la Huerta de San Luis, propiedad de la familia Ybarra.
Sedeño
Semifinales de la Copa de España (1921) en Madrid. Sedeño gana un balón aéreo a un atacante del Athletic de Bilbao ante la mirada del mítico Pichichi (con vendaje en la cabeza). Ganó el Sevilla 4-2.

Integrante del mítico Sevilla de 1922

Nacido en Sevilla el 18 de febrero de 1902, Sedeño estudió en la Escuela de Artes y Oficios y Bellas Artes, donde logró el título de delineante.  Sin abandonar los estudios, con 16 años empezó a entrenar en el Sevilla, donde fue subiendo peldaños hasta debutar en 1919 con el primer equipo, con el que disputó 96 partidos hasta 1933 . Considerado uno de los mejores defensas del fútbol español, en su palmarés atesora 13 Copas de Andalucía. Formó parte de aquel temible Sevilla cuya delantera, integrada por Escobar, Spencer, Kinké, León y Brand, fue bautizada como “la línea del miedo”. En la foto, Sedeño es el primero de blanco por la derecha.

Sedeño

Print Friendly, PDF & Email