Íñigo Afán de Ribera Ybarra, un noble avecindado en Dos Hermanas (I)

0
3626
Íñigo Afán de Ribera Ybarra

Ha sido concejal de nuestro Excelentísimo Ayuntamiento y destacado empresario

Hoy vamos a hablar de Íñigo Afán de Ribera Ybarra, un personaje que ha ocupado un relevante cargo en la vida pública de Dos Hermanas, perteneciente a dos destacadas familias de la nobleza española, avecindada en nuestra ciudad. A pesar de la desgracia que aflige nuestra tierra y nuestros campos, hemos decidido centrarnos en una importante persona de nuestra vida local a la espera de hacerlo con otros como el torero Nazaré o nuestro primillo Manu Sánchez.

Nace nuestro personaje en la bella ciudad de Granada, hijo de Luis Gerardo Afán de Ribera Nestares y Cristina Ybarra Ybarra. Su padre ostentaba los títulos de marqués de Diezma, bello pueblo granadino, y marqués de Monterrico. Era hijo de Juan Pedro Afán de Ribera Rodríguez y de María de Gracia Nestares Pedrinaci. En cuanto a su madre era hija de José María Ybarra Gómez-Rull y María del Carmen Ybarra Menchacatorre. Los abuelos de Íñigo eran primos hermanos, como hijos el primero de Luis Ybarra González y la segunda de José María Ybarra González, segundo conde de Ybarra. Por último, hay que añadir que ambos eran hijos del primer conde de Ybarra, José María Ybarra Gutiérrez de Caviedes y de Dolores González Álvarez. Ya es sabido que el primer conde fue el inventor, con el catalán Narciso Bonaplata, de la sevillana Feria de Abril que este año, lamentablemente, no ha podido celebrarse.

Íñigo tiene varios hermanos: María, casada con José María Fernández de Peñaranda Valdenebro, de vieja familia de la nobleza de Fuentes de Andalucía; Cristina, viuda de Mauro Sibilia; Josefina, casada con César Leyva Sobrado, de familia de Lora del Río; Pedro, marqués de la Hinojosa, casado con Mercedes Portillo Serrano; Miguel, casado con Fabiola García Liñán y Fernando, casado con María Francisca de Palma Gastón, de vieja familia de la nobleza de Écija.

Él, por su parte está casado con María de los Ángeles Olaso Pablo-Romero, de vieja familia por su segundo apellido recibidos como hidalgos en Bollullos de la Mitación. Tiene tres hijos: Íñigo, Felipe e Isabel.

Ya hemos dicho que nació en Granada, al igual que su hermano Pedro. Pero vivió poco tiempo en la ciudad de la Alhambra viniéndose pronto para Dos Hermanas donde residió hasta el año 1985 y el resto vivió en Sevilla, donde habitó en la calle Madre de Dios número 6, cabe en Convento de Madre de Dios de la Piedad de Madres Dominicas, justamente al lado de la casa del doctor Zarapico.

Pero, antes de seguir con su vida, me gustaría decir algunas palabras sobre su primer apellido, Afán de Ribera. Es sabido que Fadrique Enríquez de Ribera, primer marqués de Tarifa, instituye en 1521 el viacrucis desde la capilla de las Flagelaciones desde su palacio conocido como la Casa de Pilatos hasta una cruz de madera que se relaciona con la hermandad de Nuestra Señora de los Ángeles de los Negritos. Como sabemos, en Dos Hermanas también existía un viacrucis, algunas de cuyas cruces se encontraban en el almacén de las Cruces de los Ybarra. Además, también hay que añadir que Dos Hermanas había sido vendida por Felipe IV a Fernando Afán de Ribera y Enríquez, III Duque de Alcalá de los Gazules, el 16 de junio de 1631 pero, por impago, tuvo que devolverla. Curiosamente, las vueltas que da la historia, es oriundo de Alcalá de los Gazules nuestro hoy Alcalde don Francisco Toscano Sánchez. En resumen, el apellido Afán de Ribera, tiene una gran importancia en nuestra historia local. Todo parece que se une. Nada es casualidad y todo está sometido a la Providencia Divina.

Pero, volvamos a la vida de Íñigo. Hizo la Primera Comunión, como yo, en el Sagrario de Santa María Magdalena a los pies del Santísimo, del Padre Eterno y de la Virgen de Valme. Se casó, tomó estado – como dirían los clásicos tanto si matrimoniaba como si entraba en religión- en la Dehesa de Doña María, finca propiedad de su tía, mi querida amiga, a la que tanto recuerdo, Concha Ybarra Ybarra. Presidía una imagen de San José. Arregló el altar el tío de la novia, Ignacio de Pablo-Romero y Cámara. Su hermana María también se casó en el patio mientras que Cristina se casó en Santa María Magdalena.

Pero es adelantar acontecimientos. También, nos interesa la vida estudiantil de Íñigo. Primeramente de pequeño le enseñó don Francisco Pino. Luego estudió, como el autor de estas líneas, en el Colegio San Antonio María Claret, de Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María, vulgo Claretianos. Allí hizo ingreso, 1º, 2º y 3º. Muchos son los recuerdos de nuestro querido colegio. Rememora, por ejemplo, los bocadillos de caballa que se vendían cerca del colegio y al famoso Padre Miguélez y a su equipo de hockey el Patín Claret que tanta gloria trajo al centro y al deporte sevillano. Hoy, por cierto, nuestro colegio está de luto por la muerte de nuestro compañero Joaquín Alegre Herrera, persona bondadosa y buena donde las haya al que quiero dedicar este artículo. Desde aquí doy el pésame a su familia. María en su Inmaculado Corazón lo tenga en su seno, junto a tantos compañeros desaparecidos como Miguel Ángel Jiménez Rodríguez, esposo que fue de Raquel Revuelta Armengou, también hace poco pasado a mejor vida. A ambos los echamos mucho de menos.

Mas, siguiendo con nuestra historia, hay que decir que después se fue al Colegio Alfonso X el Sabio donde estudió 4º,5º,6º y C.O.U. Se fue porque se había ido su hermano Fernando.

Luego, Íñigo empezó su etapa universitaria. Empezó Empresariales y lo dejó en tercero. A continuación, hizo un curso de Alta Dirección en el Instituto San Telmo y obtuvo la Diplomatura en Alta Dirección de Empresas. Le impartieron clases profesores de Sevilla y otros del extranjero.

Dado los intereses agrícolas de su familia, propietaria de numerosas fincas empezó a trabajar en el campo. Primeramente comenzó en el Cestero, en el término de Coria del Río en la margen izquierda del Guadalquivir. Se trataba de una dehesa que se transformó en una finca arrocera. Linda con el Guadaíra y con Caño Navarro y con una finca de algodón de los Guardiola Domínguez, los famosos ganaderos, hijos de Salvador Guardiola Fantoni y María Luisa Domínguez y Pérez de Vargas, ya difuntos.

Pero, es hora de centrarnos en otro campo como es su vida política que ha desarrollado en Dos Hermanas. En 1983 entró en el Ayuntamiento como concejal por Alianza Popular siendo alcalde el actual don Francisco Toscano Sánchez, que vuelve a aparecer en estas líneas, y que sucedió al comunista don Manuel Benítez Rufo, que, por cierto, tuvo el respeto de la Derecha Local.

Íñigo, fue teniente de alcalde en el primer mandato. En esa época los miembros de la comisión permanente se elegían por número de votos. Luego cambia la ley y eran elegidos directamente por el alcalde. Él sigue, ya no es teniente de alcalde pero sí es miembro de la comisión de gobierno. No es teniente de alcalde pues éstos están en dedicación exclusiva. Eran 13 concejales del P.S.O.E., 8 del P.C.E. y 4 del P.P.: él, que es el portavoz, José Joaquín Puig-Barneto, José Antonio Claro Arahal y Manuel Tirado López.

En 1987 entró otra vez en el Ayuntamiento pero estuvo un año y pico y luego se incorporó a Hijos de Ybarra y dimitió. Los concejales que lo acompañaron fueron Juan Antonio Claro Arahal, Manuel Tirado López y Manuel Ramos Mora.

Pero pasado este paréntesis de la política, vuelve su vida laboral en la empresa familiar Hijos de Ybarra. Primero entró en un puesto que yo considero muy importante como es Jefe de Ventas. En él estuvo año y medio. Después fue jefe de productos. Después fue jefe de cuentas nacionales. Negociaba con las cadenas como El Corte Inglés, Pryca, Continente, Alcampo, Ifa, etc. a nivel nacional. Estuvo varios años. Después fue director nacional de ventas y luego, director regional de Andalucía.

Pero tengo que parar. La semana próxima seguiré con la vida laboral de Íñigo Afán de Ribera Ybarra y hablaremos de personajes tan importantes para la historia de Dos Hermanas como su tía Concha Ybarra Ybarra, gran benefactora de este pueblo, que goza ya de la gloria eterna. Ojalá toda Dos Hermanas sea invitada como ella al banquete de bodas del Cordero.

Print Friendly, PDF & Email