José Cerezal habla sobre el cartel de la Romería de Valme 2019

0
521
José Cerezal

José Cerezal presenta su obra el viernes, en el Ave María

José Cerezal acaba de finalizar el cartel de la Romería de Valme 2019. José Cerezal presentará esta obra el próximo viernes, 13 de septiembre, a las 21.30 horas, en la antigua Capilla del Ave María. José Cerezal es un reconocido pintor que, entre otras obras, tiene en su haber el cartel de la Semana Santa de Sevilla 2017, formó parte del anunciador del Corpus Christi de la capital hispalense y de importantes muestras como ‘Reflejos de Murillo’, nos habla sobre su cartel del Tercer Domingo de Octubre.

¿Qué sintió cuándo le propusieron ser cartelista de Valme?

Sentí una gran alegría, satisfacción y responsabilidad ante un proyecto de tal envergadura. En los últimos años siempre he querido pintar este cartel aunque nunca he vivido la Romería. Así que, cuando me llamaron, la llamada me causó esos sentimientos; además, es una de las Romerías más importantes del Sur de España.

¿Cuál ha sido su inspiración?

Para mi inspiraión, fue un momento importante mi visita a la Ermita, empaparme de la idiosincrasia de la Romería. Me asombré al ver cómo viven el Tercer Domingo de Octubre los devotos y nazarenos y la gente de Dos Hermanas; he podido admirar la labor y diseño de carretas y galeras,… Con lo que vi, y, por supuesto, a la protagonista, la Virgen de Valme y su hijo, me bastó para encarar el proyecto y tener el cartel en la mente. Me vine con mucho color, creo que es la Romería del color y el diseño.

¿Qué ha querido representar José Cerezal en esta obra?

No voy a desvelar nada pero como yo afronto mi obra es desde el color diré que tiene mucho, mucho color y tiene lo más importante en mis cuadros de esta magnitud y es que lo afronto desde el corazón, desde mi humilde sapiencia artística. Lo que siempre quiero es llegarme a emocionar y asombrar con lo que estoy pintando, durante el proceso y eso me anima para afrontar mejor un cuadro. He intentado o intento representar el alma de esta Romería, bajo mi punto de vista.

¿Le ha costado mucho plasmar su idea?

Es complicado romper el hielo en un lienzo blanco y más si se trata de un proyecto de esta envergadura. Me vine de Dos Hermanas tras el contacto con la hermandad, la Virgen y el Niño, con muchas ideas interesantes y con el color como protagonista y no me costó mucho pero sí varios días elegir idea. Al final me decanté por una composición y ya me quedé ahí más tranquilo porque se salva una parte importante del proceso de una obra: sentarse, meditar, pensar, qué quiere plasmar, que sea adecuado, que le guste a uno mismo,… También es importante la labor de investigación y asesoramiento; esa parte fue interesante.

Su estilo bebe del impresionismo y postimpresionismo, corrientes en las que el color es fundamental, aváncenos, ¿cuáles predominan en esta obra?

Soy Licenciado en Bellas Artes y cuando empiezo a pintar lo hago con un corte academicista, primeras manchas y poco a poco va aflorando mi estilo, mi sello. Al pintar y llegar a la parte de mi impronta, no me acuerdo de mis maestros, puntillistas Gauguin, Sorolla, Cezanne,… después al ver el resultado final o casi acabado me recuerda lo que yo plasmo, a esos ismos, puntillismo, fauvismo, artistas como Van Gogh,… Y este cartel tiene mucho de esos ismos: color sobre todas las cosas y un toque puntillista con pincelada característica mía, delimitada pero un pelín más grande de la que se usaba en el puntillismo.

Si tuviera que definirlo diría que es…

Interesante pregunta. Diría que es una obra para Dos Hermanas, para el pueblo, por varios elementos. Es un cartel distinto, algo innovador por mi estilo. Yo digo que en la diversidad está lo completo y, por ejemplo, el año pasado Fernando Vaquero hizo un pedazo de cartel o Nuria Barrera hizo otro por el aniversario de la Coronación pero el mío no tiene nada que ver ni con uno ni con otro. Así que viva la diversidad.

Print Friendly, PDF & Email