José Mesa Andújar, artesano de la palma por afición

0
606
José Mesa Andújar

José Mesa Andújar realiza todo tipo de objetos desde que se jubiló

Profesionalmente, José Mesa Andújar ha desarrollado su vida laboral en el mundo de la construcción; sin embargo, fue al jubilarse cuando comenzó a interesarse por la artesanía de la palma.

«Conocí a un hombre que se dedicaba a hacer bolsos con palmas y le dije que si me podía guiar porque al terminar mi vida laboral iba a tener más tiempo libre», nos cuenta José Mesa Andújar. Y así lo hizo, lo orientaron en cómo iniciarse en este sector de la artesanía y comenzó a probar.

Iba al campo – y continúa yendo- a coger las palmas, los cogollos concretamente, para lo que hay que tener especial cuidado, y después empezó a elaborar, manualmente, cestas y bolsos.

Han pasado diez años desde que se inició en esta afición que, como él mismo nos dice, hace que esté entretenido ahora que tiene tanto tiempo libre.

Casado, con tres hijas y cuatro nietos, a todos los tiene surtido con todo tipo de complementos, además de a otros familiares y amigos: cestas para la playa, bolsos pequeños y grandes, capazos, macacos, salvamanteles, soplillos, alfombras para la puerta de casa y también hace otro tipo de objetos como escobas para los patios y exteriores, forra garrafas y botellas, bastones,…

En cada pieza, en función del tamaño, pasa varias horas al día trabajando en ella aunque ya goza de una destreza manual que es digna de admirar.

Mercadillos artesanales

José Mesa Andújar también participa en mercadillos de carácter benéfico y otros artesanales, tanto en el que se instala en nuestra ciudad, en la calle San Sebastián, la mañana de los viernes, como en otros de distintas localidades como Tomares, Coria del Río, Utrera, Gines, Alcalá de Guadaíra,…

Además, su carácter afable, lo hacen relacionarse bien con otros artesanos y es conocido en los distintos pueblos que recorre.

José Mesa Andújar es paciente a la hora de elaborar todos estos originales y artesanales productos que, pese a ser su afición, se lo toma muy en serio.

Ninguna de sus hijas ha heredado este arte con las manos ni lo siguen; sin embargo, él piensa seguir trabajando la palma y haciendo sus propias creaciones mientras pueda.

Print Friendly, PDF & Email