La noche de San Juan, mágica para hacer rituales

0
711
noche de San Juan

Nuestra astróloga Isabel ofrece sus consejos para realizar la noche de San Juan

La noche de San Juan es la noche más corta del año. La noche de San Juan se celebra del 23 al 24 de junio.

Las raíces de la celebración de la noche de San Juan se remontan a muchos años atrás. En la época pagana, anterior al cristianismo, se encendían hogueras para fortalecer el sol, del que se pensaba que iba debilitándose con el paso de los días. Más tarde, con el cristianismo, la fecha transformó su celebración en un homenaje al bautizo de Jesucristo (además de obtener el nombre con la que ahora la conocemos).

Religión

En el evangelio de San Lucas se cuenta que su padre el sacerdote Zacarías, había perdido la voz por dudar que su mujer Isabel estuviera embarazada. Al momento de nacer Juan la recuperó de forma milagrosa. Tal como se lo había dicho el ángel Gabriel.

Zacarías rebosante de alegría dice que encendió hogueras para anunciar a sus parientes y amigos la noticia. Esta es una de las razones porque la noche de San Juan tiene un matiz religioso, al coincidir con el 21 de junio la entrada del verano, se une el carácter pagano. De esta forma las fiestas de San Juan tienen su vertiente más religiosa y otra más pagana.

Leyendas

Las leyendas de la noche de San Juan tienen en común el aspecto mágico y sobrenatural de esta fecha. Es como si se abrieran una puertas invisibles, algo similar al otro lado del espejo. Todo parece teñirse de un halo mágico. Las leyendas aprovechan la transmisión popular y este ambiente mágico para seguir propagándose.

Hacer hogueras tenía un significado de purificación. En Alicante los labradores que trabajaban duramente todo el día quemaban enseres, maderas y trastos para ahuyentar a Satanás a modo de purificación.

En Galicia, en Cataluña y en muchos otros lugares de España se encienden hogueras en estas fechas.

Rituales

Nuestra astróloga, Isabel, ofrece una serie de rituales para realizar la noche del 23 al 24 de junio.

Para pedir un deseo se necesita una vela celeste, una hoja de hiedra común y un papel. El 23 de junio a las 0.00 horas encienda la vela celeste, y coloque debajo de su almohada una hoja de hiedra común y un papel en el que haya escrito su deseo. Al día siguiente queme el papel, y entierre las cenizas y la hoja de hiedra en el jardín o en un macetero.

Para el dinero necesitará un recipiente con agua. El 23 de junio, a las 12 de la noche, exponga a la intemperie el recipiente con agua. Si se reflejan 7 estrellas, tendrá éxito; número par de estrellas: tendrá buenos resultados, pero con reserva; número impar de estrellas: no tendrá éxito.

Para la pareja necesitará una vela rosa, dos almendras, agua de azahar o perfume de ambos miembros de la pareja. El 23 de junio, a las 12 de la noche, en una almendra escriba su nombre y en el otro el de su pareja. Perfúmelas con agua de azahar o con una mezcla de la fragancia de ambos, y déjelas en su dormitorio una al lado de la otra.

Luego, encienda la vela rosa, pida por la armonía de la pareja y dé las gracias, rezando un Padre Nuestro. Al día siguiente cómase las almendras.

Para que se marche lo negativo debe escribir en un papel lo que quieres desechar y en otro, lo que quieres conseguir. La noche de San Juan quema el papel en el que has escrito lo que quieres erradicar de tu vida y esparce las cenizas al viento. El papel de los deseos debes guardarlo en una cajita durante todo el año y quemarlo al año siguiente.

Para purificarte debes llenar un recipiente de agua al que añadirás unos pétalos de rosas. Déjalo a la intemperie durante toda la noche de San Juan. Antes de que amanezca, lávate la cara con ese agua: te protegerá de influencias negativas y tu cutis aparecerá radiante.

Print Friendly, PDF & Email