Las fiestas veraniegas de nuestra ciudad en este año 2022

0
590
fiestas

Dos Hermanas celebra con esplendor la festividad de nuestra patrona Santa Ana

A  pesar de la marcha a la playa, a la sierra u otros lugares de veraneo Dos Hermanas conserva sus fiestas religiosas del verano.

La primera es la de Nuestra Señora del Carmen, celebradísima y que tiene un gran arraigo. Parece ser que existió una cofradía del Escapulario de Nuestra Señora del Carmen de la que ya he hablado pero, lo cierto, es que la Virgen, a la que se da culto en la capilla de Santa María Magdalena, es una de las grandes devociones de la ciudad, quizá la imagen mariana más venerada después de la Virgen de Valme. Es una devoción comunal que llega a muchos habitantes del pueblo. Por  supuesto, merece una hermandad que le dé culto.

Y me gustaría hablar de la imagen de la Virgen que según venerable tradición es la antigua de la Iglesia de Santa Catalina de Sevilla, según se dice tanto en Santa Catalina como en nuestra  Parroquia de Santa María Magdalena.

La Virgen, como es sabido, es llevada en unas pequeñas andas. No se fraguó la idea que se tenía de llevarla en un paso y a costal. Mi opinión personal es que así iría mucho más elegante aunque, eso si, las mujeres ya no llevarían las andas. 

Tengo que añadir, con enorme pena, que las joyas de la Virgen han desaparecido a igual que la corona del Niño, obra como la de la Virgen de Manuel de los Ríos. Su camarera y gran devota Ana Rivas Jurado ha tenido que sufrir con estos robos.

En fin, este año, como en todos, la procesión ha sido concurridísima. Sólo me queda felicitar al párroco don Manuel Sánchez de Heredia por implantar en su curato la procesión de esta consoladora devoción y advocación.

Y me gustaría citar que muestra de la devoción carmelitana de la ciudad se encuentra en ella un monasterio, llamado de San José, de Carmelitas Descalzas fundación de la condesa de Santa Teresa Concepción Romero Ruiz de Arcos. Por su parte los Carmelitas de la Antigua Observancia, los Calzados poseían la Huerta de San Alberto en la calle de este  nombre. También existía una huerta llamada de Monte Carmelo.

Y le llega el turno a Santa María Magdalena, obra del gran Luis Álvarez Duarte,  hecha en el curato del recordado don Valeriano Carrero Carmona. Y tiene además su importancia por ser la titular de la Parroquia Mayor. Su fiesta la celebran los parroquianos el 22 de julio.             

Y habría ahora que hablar de nuestra patrona, la excelsa Santa Ana. Seguramente, en siglos pasados, la devoción de Santa Ana era pareja a la de la Virgen de Valme. Incluso se pretendió en el XIX -como he dicho en un artículo- que la Virgen fuera nombrada patrona lo que provocó la aireada respuesta de la Cofradía de la Santa.  

Hay que tener en cuenta que la festividad de la Santa era esplendorosa, con fiestas laicas y religiosas. Como es sabido, el día de Santa Ana salía la Santa y San Joaquín pero la víspera. El día de Santiago salía el Corpus Christi con el Santísimo, San Fernando, la Pastora, titular de la hermandad Sacramental, la Virgen del Rosario y otras imágenes que se decidía sacarlas.  

Las fiestas patronales de Santiago y Santa Ana, tenían un gran esplendor. En mi infancia aunque el Valme era el día más grande del pueblo, el Santiago tenía su esplendor y era una fiesta grande como también lo era la Semana Santa.

Después, se  fundó la fantástica Feria de mayo y, aunque la fiesta de la Santa se quedó con sus cultos, su función y procesión hubo algunos años que tuvieron menos auge.

Pero lo cierto es que,  pronto, hubo un revival de la devoción a la Santa y de sus fiestas.

Hoy la procesión es concurridísima y es un magna muestra de la piedad de los nazarenos que ruegan a su patrona, igual que lo hacen a las otras advocaciones del pueblo sean cristíferas, marianas de gloria y de penitencia o de santos.

Y quiero recordar la opinión de un gran historiador de la Religiosidad Popular sevillana como fue Juan Martínez Alcalde, que quería mucho a Dos Hermanas, y que decía que qué gran suerte tenía Dos Hermanas con tener dos grandes, artísticas y devocionales, imágenes góticas como nuestra protectora y nuestra patrona.

Más voy a referirme ahora a otra devoción de la ciudad, que logra incluso que haya nazarenos que vengan a verla desde sus lugares de veraneo. En efecto, la patrona de la ciudad de Sevilla y de su archidiócesis la Virgen de los Reyes y la Asunción de Vera-Cruz atraen mucho público a Dos Hermanas y muchos van andando a ver a la Virgen de los Reyes.

Como es sabido, la fiesta de María Asunta a los Cielos aparece en las reglas antiguas de Vera-Cruz, ordenadas en 1544 y aprobadas en 1554. Se dice en ellas que mucha gente iba a Sevilla. Pero, lo cierto, es que llegamos al siglo XX con una imagen romántica posiblemente de escuela valenciana que parece ser que fue una Purísima a la que le separaron las manos. Quien quiera saber más del tema puede consultar mi libro 

‘Apuntes histórico-artísticos sobre cuatro templos nazarenos y evolución de las devociones’ y artículos míos, de don Francisco de los Reyes Rodríguez López y Francisco Javier Mena Hervás.

Hay que añadir que la Virgen tuvo en sus tiempos una efímera cofradía  de albañiles y una Asociación de la Subida a los cielos femenina y compuesta por las hermanas. También se celebra una velada, que nuestros mayores llamaban el Santiago Chico.

Y es un gran día es el de la procesión, precedida de triduo y función, siendo ésta el mismo día de la fiesta. La procesión lleva un nutrido cortejo y la Virgen va sobre una nube de ángeles en un dorado paso. En la calle Galós, en casa de Francisco Javier Mena Hervás, se la espera con un altar montado. Diré que es una especie de calle Martín Rey en pequeño. Tiene aspectos de esta calle cantillanera tan famosa por tener momentos claves  en las procesiones de la Asunción Gloriosa  y la Divina Pastora. 

Y no quiero dejarme atrás la fiesta de la Virgen de Consolación de Utrera, gran devoción comunal de Utrera y supracomunal-como el Rocío- de un amplio ‘hinterland’.  Y el día de la fiesta de la Virgen o los previos muchos nazarenos acuden a Consolación. Antes de que Carlos III suprimiera la romería Dos Hermanas asistía como hermandad. Ya sabemos que el fin de la romería acabó con las muchas filiales. Hasta cierto punto la romería que tomó el lugar de Consolación de Utrera fue la del Rocío de Almonte. 

Ahora mismo sólo existe la hermandad de Utrera. Dos Hermanas que es uno de los pueblos por su población y por su devoción en sí que más amor profesa a la Virgen merece tener una cofradía. Lo extraño es que en tanto tiempo no se haya intentado crear en ningún pueblo una hermandad. Dos Hermanas podría ser la primera.

Y tengo que ir acabando, Sólo quiero apuntar que salen ostentosos cortejos en las procesiones o que se cuelgan los balcones, costumbre muy arraigada en Dos Hermanas aunque es propia de la mayoría de los lugares. Pero, en fin, hay que ver Dos Hermanas con colgaduras en fiestas como la Semana Santa, el Valme, el Corpus Christi o Santa Ana

Y acabo. A todas las fiestas religiosas, algunas con componente laico como Santa Ana, deben añadirse las veladas puramente civiles. Ambas modalidades configuran un corolario de fiestas que contribuyen a animar la canícula nazarena con un eje central en la figura de Santa  Ana.

Print Friendly, PDF & Email