Pablo Milanés estará el sábado en el Teatro Municipal Juan Rodríguez Romero

0
762
Pablo Milanés

Su espectáculo «Días de Luz» se pone en escena con un formato íntimo y reflexivo

El cantautor Pablo Milanés desembarca en el Teatro Municipal Juan Rodríguez Romero de Dos Hermanas, el sábado 6 de noviembre, con su nueva gira «Días de Luz».

Se trata de una puesta en escena con un formato íntimo y reflexivo con la que quiere abrir un nuevo horizonte, tan necesario en estos tiempos, a partir de una reflexión más intimista y a la vez esperanzadora. 

A sus 78 años, el trovador cubano se sube a los escenarios con las mismas emociones que la música le ha proporcionado en más de seis décadas como cantautor. Las entradas para ver al cantautor cubano  están agotadas.

Pablo Milanés, uno de los principales exponentes de la canción de autor en español, ha sabido abordar una amplia diversidad de géneros de la música cubana y americana, en la totalidad de su obra: desde la tradición a la modernidad, del «filin» a la nueva canción, pasando por el jazz, la rumba, el son o el bolero, gracias a su amplia versatilidad interpretativa.

La «Gira de Luz» es una puesta en escena con un formato íntimo, acompañado en el escenario por Miguel Núñez, al piano, y la chelista Caridad R. Varona, aunque no menos sorprendente y emocional, en la que presentará las nuevas composiciones como: «Esperando el milagro», «Día de luz», «Islas, cuerpos y algo más» o «Vestida de mar».

Pero tampoco faltarán los temas clásicos como: «El breve espacio en que no está», «Yolanda», «Ya ves» o «Para vivir», que siguen definiendo la naturaleza y singularidad de su alma de trovador.

Tras recibir dos Grammy Latinos en 2006, y un Grammy a la Excelencia Musical en 2015, Pablo ha continuado componiendo y grabando en solitario y realizando múltiples colaboraciones con músicos, fundamentalmente jóvenes. 

Recientemente, el sello Universal Music Spain publicó su catálogo musical, compuesto por más de 400 canciones, en todas las plataformas de música, como un legado que quedará para las futuras generaciones. 

En la actualidad, Milanés prepara nuevos proyectos, compone nuevos temas que tiene previsto grabar solo a guitarra, y también trabaja en la producción de un álbum con temas de su repertorio en salsa.

Más de seis décadas de exitosa trayectoria de Pablo Milanés

Pablo Milanés nació en Bayamo, en Cuba, el 24 de febrero de 1943, donde se inició musicalmente, cantando de muy niño en la radio. 

Con seis años se traslada a la ciudad de La Habana, donde continuó su formación musical, tanto académica, como en las calles, aprendiendo de los trovadores. 

A comienzos de los sesenta, Pablo empieza a crear su música a partir de múltiples influencias: la norteamericana, como el jazz, la canción brasileña, pero fundamentalmente del «filin» y la música tradicional cubana. 

Pablo integró varias agrupaciones vocales como el «Cuarteto del Rey», agrupación de negro spirituals, o «Los Bucaneros», interpretando sus primeras canciones, en los clubes habaneros. 

En 1965, con el tema «Mis veintidós años», se introduce en un nuevo lenguaje musical, que acentúa su condición de compositor y crea temas que versan sobre el amor o el compromiso político y social.  

Integró el Grupo de Experimentación Sonora (GES), a comienzos de los años 70, junto a importantes trovadores y músicos, bajo la tutela de los maestros Federico Smith y Leo Brower. 

Grabó su primer disco «Versos Sencillos», en 1974, en el que musicalizó poemas del poeta José Martí. A inicios de los 80, publicó los álbumes «Yo me quedo», «El Guerrero» o «Comienzo y final de una verde mañana», además del trabajo «Querido Pablo», en 1985, un disco grabado en colaboración con destacados músicos y amigos, como Víctor Manuel, Chico Buarque, Mercedes Sosa o Luis Eduardo Aute. 

En la década de los 90, además de seguir publicando varios discos como «Identidad» (1990), «Canto de la abuela» (1991), «Orígenes» (1995) o «Despertar» (1997), pone en marcha una Fundación, sin fines de lucro, para el desarrollo de la cultura cubana, proyecto que ayudó a visibilizar la obra de muchos artistas cubanos. 

La década termina con un gran trabajo colectivo, «Pablo Querido», un homenaje de artistas latinoamericanos a la obra de Pablo Milanés y en el que participaron, entre otros, Joaquín Sabina, Fito Páez, Caetano Veloso, Milton Nascimento, Los Van Van y el grupo Maná.  

En el año 2006 obtuvo un Grammy al Mejor Cantautor, por el disco «Como un campo de maíz» y en el año 2015 recibe el Grammy a la Excelencia Musical. 

En los últimos años, Pablo Milanés ha seguido colaborando con músicos destacados, como Chucho Valdés, Pancho Céspedes, Andy Montañéz o José María Vitier. 

En 2016, junto con Miguel Núñez, pianista de su agrupación, presentó un trabajo a piano y voz, «Flores del futuro», y en 2017 participó en el disco homenaje que realizó su hija Haydée Milanés, con temas clásicos de la obra del cantautor.

Su último disco, «Mi Habana» (2019), está compuesto con las canciones de la grabación del concierto que ofreció, en septiembre de 2018, en el Teatro Karl Marx, dónde el cantautor cubano quiso abrazar de nuevo a su público y homenajear a la ciudad de La Habana, que lo vio crecer, que lo inspiró y el lugar donde mejor se siente en el mundo. 

Pablo Milanés responde a nuestras preguntas:

¿Cuándo comienza su vinculación con la música y cuándo pasa a ser su profesión?

Desde muy pequeño estoy vinculado a la música; primero, como aficionado, participaba en los concursos radiales en Cuba, desde los 5 años, y luego en la televisión. Y, de forma profesional, desde los 16 años. Así que toda mi vida he estado vinculado a la música.

¿Cómo ha vivido la pandemia tanto personal como profesionalmente?

Pues creo que, como la mayoría, con mucho temor inicialmente y con la consternación de que todo estaba cambiando junto con este virus que asoló el planeta.

¿Qué ha sentido con la vuelta a los escenarios?

Ha sido como un renacer, puesto que no sabíamos cuándo se podría volver a tener cierta normalidad. Ahí me di cuenta, más que nunca, lo difícil que es mantenerme alejado de los escenarios.

¿Qué significa para usted la música? 

La música para mí es todo, es mi vida en todos los planos, puesto que incluso mi vida privada está directamente en contacto con la música. Es el eje de mi existencia. Pero la música, mi profesión, no sería nada sin el público, que siento intensamente, sobre todo en los conciertos en vivo.

Después de tantos años de profesión, ¿piensa jubilarse?

No, nunca he pensado en retirarme, pues como le digo es algo intrínseco a mi forma de vivir. Ojalá pueda seguir haciendo conciertos mucho tiempo.

¿Es difícil elegir las canciones para cada espectáculo entre su prolífico repertorio? 

Generalmente, confecciono los repertorios teniendo en cuenta el gusto del público que siempre recuerda mis temas más clásicos, pero también acepta otras composiciones más recientes o menos conocidas. Así hago un balance, con el que me siento cómodo y creo que puede gustar.

¿Con qué estilo musical se encuentra más cómodo? 

Realmente, he tocado muchos géneros a lo largo de mi vida artística, desde la pura canción hasta el jazz, las composiciones con aire clásico – barroco, sobre todo – pero también todos nuestros géneros populares cubanos, desde el son al changüí, pasando por la rumba, etc. Incluso hace poco he grabado un disco de standards de jazz americano y en inglés.

¿Cómo ha sido la evolución de Pablo Milanés a lo largo de su trayectoria profesional?

Creo que ha sido una evolución, en consecuencia con mi modo de pensar, de ver la vida y, sobre todo, con mucho respeto  a la música de calidad, de nuestros orígenes.

Después de tantos años de carrera musical, ¿le queda algo por hacer? 

Siempre hay cosas por hacer y sigo haciendo. No he dejado de componer y tengo, para muy pronto, el propósito de grabar un disco nuevo con canciones propias.

¿Qué ingredientes debe tener una buena canción para triunfar? 

Eso me lo han preguntado muchas veces y siempre digo que hay canciones que tienen algo así como un “fijador” y no sé la causa. Uno no compone premeditadamente una canción que vaya a ser un éxito por largo tiempo, es una magia que se produce en un momento dado y perdura.

Su vida ha estado entre Cuba y España, ¿qué valora de cada tierra?

Son dos lugares que adoro, pero desde luego Cuba es mi tierra, siempre he vivido allí y sigo viviendo, aunque por motivos familiares, ahora paso largas temporadas también en España.

Print Friendly, PDF & Email