Acesur, premio a la Responsabilidad Social Empresarial

0
374
Acesur

La sede central de Acesur está ubicada en el municipio nazareno

La empresa nazarena Acesur ha recibido un galardón, en el apartado de Gran Empresa, en los VII Premios de Responsabilidad Social Empresarial.

Los presidentes de la Diputación y de la Confederación de Empresarios de Sevilla (CES), Fernando Rodríguez Villalobos y Miguel Rus Palacios, respectivamente, han entregado los VII Premios de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) en el transcurso de un acto celebrado en la monumental iglesia de San Luis de los Franceses. Se trata de unos galardones, de carácter anual, convocados por la CES y la Diputación Provincial, a través de Prodetur, con la colaboración de Endesa, con objeto de reconocer públicamente las mejores iniciativas y buenas prácticas en Responsabilidad Social y Sostenibilidad de las empresas que desarrollan su actividad en Sevilla.

Las firmas Acesur, en el apartado Gran Empresa, y Grupo La Raza, en el de Pequeña Empresa, han sido las galardonadas en esta séptima edición, en la que el proyecto Red Integral Solidaria de la empresa Softcom, se ha alzado con el premio a la Mejor Iniciativa Empresarial. Los galardones incluyen, además, una Mención Honorífica a la Trayectoria, que ha recaído en el director general de la Fundación Adecco, Francisco Mesonero.

Valoración del jurado

Sobre Acesur, el jurado ha valorado la extraordinaria calidad de la documentación aportada, que ha permitido apreciar cómo Acesur integra en su gestión los aspectos sociales, ambientales y económicos de su política de RSE. Los aspecto sociales los gestiona a través de la Fundación Juan Ramón Guillén, desde la que promocionan el mundo del olivar entre la ciudadanía, y desarrollan numerosos proyectos para fomentar la formación, el empleo, y la inclusión de personas en riesgo de exclusión social.

De su contribución al medio ambiente, el jurado ha destacado la aplicación de los principios de economía circular a su modelo de negocio, poniendo en valor todos los productos y subproductos del olivar, eliminando el impacto medioambiental del orujo de aceituna. En el área económica de su política de RSE destaca su apuesta por la I+D+i, que desarrolla de manera autónoma o colaborando con organizaciones e instituciones nacionales e internacionales. Así mismo, se ha valorado la gestión de sus recursos humanos y sus políticas de formación, conciliación, igualdad y de promoción de la seguridad y salud, así como la existencia de un código ético.

Durante su intervención, el presidente de la Diputación aludió a la necesidad de «ser» frente a «parecer» en el mundo empresarial. «Hoy en día –dijo- no vale de nada parecerlo. Lejos de eso, ahora más que nunca, hay que serlo. Ser una marca con una corporación detrás que la respalde, llena de valores y principios. Porque los consumidores de hoy en día quieren comprar como piensan. Es decir, quieren ser consumidores coherentes, que en el acto de compra no solo le ofrezcan un producto, sino que detrás del mismo haya compromiso y respeto al entorno y a las personas».

En esta línea, se refirió a las «cualidades relevantes», que predisponen positivamente al «consumidor coherente» cuando las detecta de forma creíble en las empresas. «Que la empresa aplique con sus empleados la dignidad laboral y la igualdad de oportunidades. Que haya coherencia entre los dichos y los hechos, entre lo que la empresa dice que va a hacer y lo que hace, reconociendo además sus errores y reparándolos. Un tercer atributo que ya exige el consumidor es poner freno al ávido de lucro, creando productos y servicios con el mínimo precio posible, para garantizar la viabilidad económica de la empresa y la dignidad laboral. También se busca hoy que haya reciprocidad y equilibrio en el intercambio económico. Es decir, que la empresa pague impuestos y cree empleos en los países donde vende. Y una quinta cualidad para ser una empresa que vaya con los tiempos es que se juegue limpio con el medio ambiente».

«Y a eso, en los próximos años, -añadió- tendremos que sumar otras dos tendencias. A saber. Que una parte de la propiedad de la empresa se comparta con todos los empleados, mientras sigan siendo empleados; y que una parte de los beneficios anuales se comparta también con los mejores clientes, proponiendo dinámicas de participación en la generación del negocio, precisamente para cultivar la reciprocidad también en los resultados económicos».

En su intervención al finalizar el acto, el presidente de la CES abogó por el compromiso social de los empresarios y en trabajo que se viene realizando para impulsar la RSE en la gestión diaria de la empresa y «premios como los que se entregan hoy, dijo, reconocen la labor de aquellos que aportan valores como la trasparencia, la ética y el buen gobierno».

«Defiendo al empresario –añadió- al que no sólo le preocupa su cuenta de resultados, sino que tiene entre sus objetivos la mejora de las condiciones laborales a través de la conciliación laboral y familiar, la inserción de colectivos desfavorecidos, el compromiso con el medio ambiente y el ecosistema, etc. Sabemos que la sociedad de hoy va más allá y debemos convencernos de que aplicar políticas de RSE en las empresas, abre el camino a un mayor reconocimiento y valoración social. Hoy tenemos claros ejemplos de ese tipo de empresas comprometidas, y queremos dejar constancia de que esa apuesta por ser mejores, tiene su reconocimiento público».

Acesur

Acesur acumula una experiencia de más de siglo y medio en el sector de la producción, envasado y comercialización de aceite de oliva, desde 1840, así como una larga tradición en sector de los aceites vegetales.

Una experiencia que lo ha afianzado como el grupo nacional líder en el sector del aceite de oliva y girasol en España, con exportaciones a cerca de un centenar de países de todo el mundo.

La historia de Acesur es una historia de tradición, dedicación, innovación y amor al aceite. Una historia que nace bajo el nombre de Aceites y Jabones Luca de Tena, y que hoy cuenta con más de 600 profesionales en las ocho plantas industriales, identificados con un proyecto ambicioso y con marcas distribuidas y consolidadas en el mundo.

«Desde nuestros inicios, Acesur sigue manteniendo sus señas de identidad como empresa de base familiar pero con un alto grado de profesionalidad competitividad y dinamismo, gracias a un compromiso permanente con la calidad y con la búsqueda de la satisfacción de los consumidores. Este compromiso ha permitido a la compañía mantener ininterrumpidamente un crecimiento sostenido durante la última década, con unos niveles de exportación que superan el 40% de la producción total», indica la empresa en su página web.

Con oficinas centrales en el municipio sevillano de Dos Hermanas y con implantación en distintos puntos de la geografía española (Madrid, Toledo, Cuenca o Jaén), Acesur abarca todos los procesos y mercados que se integran dentro del sector aceitero: produce, refina, envasa, comercializa y exporta aceite de oliva y otros aceites vegetales, así como otros productos derivados de la oliva, tales como aceitunas, vinagres, salsas y aliños o mayonesas. Igualmente, gracias a su división energética renovable Enersur, está presente en los tres negocios de cogeneración, biomasa y biodiesel.

Print Friendly, PDF & Email