Amparo Rubiales alerta del uso de internet en la violencia de género

0
178
Amparo Rubiales

Amparo Rubiales es la presidenta del Consejo Social de la UPO

Amparo Rubiales, presidenta del Consejo Social de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) afirma que las redes sociales han facilitado nuevas formas de violencia sobre la mujer y aboga por una reforma del Código Penal que aborde estos nuevos delitos

La violencia que se ejerce sobre las mujeres por el hecho de serlo es producto de una sociedad patriarcal «donde el poder era masculino y las mujeres estaban sometidas al poder de los hombres», según Amparo Rubiales. Para ella, una herramienta tan importante para la vida actual como son las nuevas tecnologías se utilizan «para acosar a las mujeres», surgiendo nuevos delitos específicos que atentan contra la vida física y sexual a través de las redes sociales, lo que se denomina ciberdelincuencia de género. Para combatir este fenómeno, apuesta por que las mujeres estén presentes en el conocimiento y uso de las nuevas tecnologías y de la inteligencia artificial, «porque tenemos miedo de pasar del patriarcado tradicional a un patriarcado tecnológico».

Amparo Rubiales ha hecho estas declaraciones con motivo de la inauguración de la segunda edición del curso ‘Ciberdelincuencia de género. De las viola-grabaciones a los delitos de odio en redes sociales e Internet’, que dirige Jorge Coronado, técnico en seguridad de los datos y experto en ciberdelincuencia de género, formador y perito judicial, así como cofundador de Quantika 14 S.L.

A juicio de la presidenta del Consejo Social de la Universidad Pablo de Olavide, las redes sociales han «generalizado y facilitado» nuevas formas de violencia de género, por lo que recomienda «saber usarlas, alertar de los peligros y dar respuestas a las situaciones indeseadas que puedan producir». En este sentido, considera que ha de existir un derecho penal «más específico que vea en profundidad los nuevos delitos que la informática y las nuevas tecnologías están produciendo». Así, considera que las nuevas tecnologías han amplificado y fomentado conceptos de la sociedad patriarcal como que «el cuerpo de las mujeres es propiedad de otros».

Los medios de comunicación

Sobre el papel de los medios de comunicación, cree que «deberían de ser menos morbosos». No obstante, piensa que en este tipo de delitos debería existir “cierta contención” por parte de los medios a la hora de transmitir la información en el sentido de no dedicar un tiempo desproporcionado a determinados asuntos sino «tratar el tema en su justa medida». En este sentido, sobre el caso de la empleada de IVECO de la que se difundió un vídeo de contenido sexual entre sus compañeros y que terminó quitándose la vida por no poder soportar la presión, asegura que «nadie tiene derecho a difundir un vídeo privado para que lo vean los demás», y recuerda que ya existía «el secreto de la correspondencia como un principio básico de la vida en sociedad y de respeto a los derechos de las personas».

Por último, en cuanto a la reciente sentencia del Tribunal Supremo sobre el caso de la conocida como manada de San Fermín, Amparo Rubiales apuesta por una reforma del código penal para que no haya dudas entre abusos y agresión a la hora de tipificar un delito sexual, «pero tiene que estar claro en la mente de los jueces, por eso es muy importante que el derecho tenga perspectiva de género a la hora de aplicar las leyes, y en estos nuevos delitos tiene que haber una regulación propia y específica que afronte los problemas serios», concluye.

Print Friendly, PDF & Email