Apuntes sobre la Archicofradía del Rosario de la Orden de Santo Domingo

0
257
Archicofradía del Rosario de la Orden de Santo Domingo

Es una de las dos corporaciones que da culto en Dos Hermanas a la Virgen del Rosario

Celebramos ayer miércoles 7 de octubre la fiesta de Nuestra Señora del Rosario. Es por ello que hemos querido traer a estas páginas una de las dos instituciones que dan culto a María bajo esta consoladora advocación: la Archicofradía del Rosario de la Orden de Santo Domingo. La otra es la Antigua Hermandad de María Santísima del Rosario y Cofradía de Nazarenos de la Sagrada Oración de Nuestro Señor Jesucristo en el Huerto y Nuestra Madre y Señora de los Dolores. Ambas, están establecidas canónicamente en la Parroquia de Santa María Magdalena, Mayor y Más Antigua de esta ciudad.

Pero quiero empezar el estudio de la archicofradía rosariana estudiando el primer acta que se conserva de ella que dice así:

Parroquia Santa María Magdalena
Dos Hermanas 2 Enero 1983
Actas de la Cofradía del Rosario
Inauguración oficial de la Cofradía 2 Enero 1983
El día 2 de Enero 1983 previos los permisos del Padre promotor del Rosario en Andalucía Padre Porfirio Pérez Pontejo O.P. Quedó instituida e inaugurada la cofradía del Rosario en Dos Hermanas, con sede en la Parroquia Santa María Magdalena con el beneplácito del Párroco Don Valeriano Carrero Carmona. Nombrado director para regir dicha cofradía.
A las 6’30 de la tarde se comenzó con la exposición del Santísimo Sacramento, rezo de la estación mayor y breve omilía (sic) sobre el Rosario, la oración, el amor a la Santísima Virgen, el fin de la cofradía, sus gracias, las indulgencias; y cómo se debe extender esta devoción entre las personas y en las familias, que estubo (sic) a cargo del Párroco de la Parroquia Nuestro Padre Jesús de la Pasión Don José Luis Pabón. De esta Parroquia de la Barriada de las portadas también se unieron a este acto varias personas y familias.
A continuación fue la imposición del Rosario e ingreso en la cofradía de las personas que al final del acta se citan.
Seguidamente se rezó el Santo Rosario y se dio la bendición.
Para que conste lo firmo
Valeriano Carrero
José Luis Pabón
Sor María Paz Rodríguez

Y son varios los puntos que nos llaman la atención de esta interesante acta. En primer lugar, es que con ella se inicia o, como dice, su antigua presidenta Francisca Hernández Solano, se reinicia la Cofradía del Rosario. Y lo es con una fecha que ya se nos antoja lejana: el 2 de enero de 1983. En ese día, previos los permisos de Fray Porfirio Pérez Pontejo, dominico y promotor del Rosario quedo instituida la cofradía en nuestra ciudad. Fue Fray Porfirio un ejemplar religioso al que tuve la suerte de tratar y que destacaba sobre todo por su sencillez. Residió muchos años, en el convento de su orden de San Pablo y Santo Domingo de la ciudad de Écija, que hoy no alberga comunidad de la Orden de Predicadores y que pasó luego a la congregación de Operarios del Reino de Cristo.

También destaca, que se asentó en la Parroquia de Santa María Magdalena con el beneplácito del párroco el tan llorado don Valeriano Carrero Carmona, gran sacerdote que no sólo se ocupó de la cura de almas sino que también cuidó -y mucho- el ornato del templo. Fue nombrado director de la cofradía.

En cuanto a los cultos que tuvieron lugar para inaugurar este período, consistieron en una exposición del Santísimo, el rezo de la estación mayor -o sea cinco padrenuestros, cinco avemarías y glorias- y luego una breve homilía sobre el rezo del Rosario -tan recomendado, como es sabido, por innumerables papas-, la oración, el amor a la Santísima Virgen, el fin de la cofradía, sus gracias, las indulgencias -que lógicamente se lucraban con el rezo de esta oración- y cómo se debía extender esta devoción entre las personas y familias. Esta homilía la pronunció Fray José Luis Pabón Solís, dominico, que estuvo temporalmente fuera de la Orden de Predicadores, a la que volvió, siendo en este tiempo párroco de Nuestro Padre Jesús de la Pasión de la barriada nazarena de Las Portadas. Otro dato interesante es que de esta última parroquia asistieron a este acto varias personas y familias. Del padre Pabón, diré que, aparte de fundar la cofradía de Pasión, fue persona que se vinculó mucho a las tradiciones religiosas de nuestro pueblo y a otras corporaciones, singularmente a la hermandad del Rocío. Luego, se impuso el rosario e ingresaron en la cofradía a una larga lista de cofrades. Por último, se rezó el Santo Rosario y se dio la bendición.

Firmaron este acta don Valeriano Carrero Carmona, don José Luis Pabón Solís y Sor María Paz Rodríguez. De esta última contaré, que fue una entre las muchas religiosas Dominicas del Santísimo Sacramento de la congregación del Beaterio de Jerez de la Frontera -fundada por la Madre María Antonia de Jesús Tirado-, que ha sido sacristana de Santa María Magdalena. Es mujer que se distinguió por su eficacia y que reunió alrededor de ella un selecto grupo de monacillos -tarea en la cual le ayudé- que han llegado a ocupar puestos de mucha importancia en la Iglesia Nazarena, por lo cual le están perpetuamente agradecidos. Ella fue otra gran impulsora de esta archicofradía de su orden.

Pero, aunque este acta es de 1983, ya en 1980, en un viaje al santuario portugués de Nuestra Señora del Rosario de Fátima estaba en el ánimo de Sor Paz reanimar la cofradía lo cual consultó con Francisca Hernández Solano, que estuvo desde sus principios, aunque no quiso aparecer en la reunión fundacional.

En el año 1983 se instituyó oficialmente en Fátima. Los estatutos fueron aprobados en 1989 por Fray Fernando Aporta García, erudito y santo religioso dominico al que también traté. La aprobación dice así: “He leído con detenimiento los estatutos de la Cofradía de Ntra. Sra. del Rosario, erigida en la iglesia parroquial de Santa María Magdalena y encontrándolos conformes con el derecho vigente y el libro de las Constituciones y Ordenanzas de la O.P. los firmo y sello con el de la Provincia de Andalucía, O.P. en el convento de Sto. Tomás de Aquino a 13 de febrero de 1989 Fr. Fernando Aporta García V. Provincial. Reg. pag. 293. Lib. Reg. Prov. de Andalucía. O.P.”

La primera presidenta fue la desaparecida Adela Hortelano Viedma, mujer que fue del juez de esta ciudad don José Jurado Saldaña, en tiempos de don Valeriano Carrero Carmona. La segunda Francisca Hernández Solano -casada con Juan Pons Soler- ya siendo párroco don Juan Manuel García-Junco Caballero, buen sacerdote y gran predicador que fue también canónigo de la Santa Iglesia Catedral de Santa María de la Sede. La tesorera era Dolores Salguero Sánchez, mujer del mayordomo de Vera-Cruz, Juan Salguero Gómez y la secretaria Rosa Ferrer de Couto de los Ríos. Luego fue tesorera Pilar Pons Hernández, hija de Francisca Hernández Solano.

Luego fue presidenta Dolores Hervás Valdés y, por último lo es la actual Carmen Sosa Domínguez. El tesorero actual es Luis Blanco Rodríguez -esposo de Dolores Hervás Valdés- y la secretaria María José Ferrer de Couto de los Ríos. Como puede verse los cargos se suceden en unas pocas familias que son los sostenes de la cofradía, por otra parte muy viva.

La corporación celebra peregrinaciones al santuario francés de Nuestra Señora de Lourdes, al pirenaico de Nuestra Señora de Torreciudad, del Opus Dei, y al de Nuestra Señora del Rosario de Fátima, regentado por los Dominicos al que van desde 1983. En 1983 cumplieron las bodas de plata de la renovación y de su peregrinación al famoso santuario luso. La cofradía, tiene el orgullo de ser la primera en su género en toda Andalucía y ha florecido bajo el provincialato, entre otros, de Fray Herminio de Paz Castaño estando muy vinculada a ella todos los padres dominicos que hemos citado más Fray Antonio García del Moral Garrido y Fray Antonio Larios Ramos.

Por otro lado, ha dado culto a tres imágenes: una primitiva de la Virgen del Rosario de Fátima, donación de la familia Torres, otra de la misma imagen con los pastorcillos comprada en el curato de don Juan Manuel García-Junco Caballero y una tercera de la Virgen entregando el Rosario a Santo Domingo, obra de Salvador Madroñal Valle que es a la que ahora rinden culto.

Y acabo así con este ligero recorrido por la historia de esta corporación, que puede parecer moderna pero que tiene toda la antigüedad de una cofradía de orden, como es ésta de la Orden de Predicadores y que cuida con esmero del culto a María bajo la consoladora advocación del Rosario, oración que es fuente de gracias innumerables.

Fuentes Documentales

-Archivo de la Cofradía del Rosario de la Orden de Santo Domingo: Sección Gobierno. Libro de Actas: 2-I-1983/30-XI-2011-

-Idem: Estatutos de la Cofradía del Rosario de la Orden de Santo Domingo. 1989.

Print Friendly, PDF & Email