El Operativo Arcángel detecta un bar que abría de manera clandestina

0
1106
Operativo Arcángel

El Operativo Arcángel está destinado a asegurar el cumplimiento del confinamiento

La Policía Nacional ha detectado un bar en Dos Hermanas que abría de manera clandestina pese al Decreto del Estado de Alarma. Dentro del Operativo Arcángel, puesto en marcha por la Policía Nacional de Dos Hermanas para asegurar el cumplimiento de las medidas de confinamiento impuestas por el estado de alarma, los agentes pudieron comprobar como este establecimiento abría y servía bebidas a sus clientes.

Operativo Arcángel

Durante el desarrollo del Operativo Arcángel, destinado a asegurar el cumplimiento de las medidas de confinamiento decretadas en el estado de Alarma de la localidad nazarena, los agentes tuvieron conocimiento de que un local comercial se encontraba abierto de manera clandestina.

Hasta allí se desplazaron los policías, que pudieron comprobar como en la barra del establecimiento se habían servido bebidas, por lo que el propietario del mismo fue propuesto para sanción por el incumplimiento de lo dispuesto en el RD 463/20 sobre la declaración del estado de alarma, según informa la Policía Nacional en un comunicado en el que se hace mención al Operativo Arcángel.

Persecución

Por otro lado, la Policía Nacional ha detenido a un hombre tras una persecución en la que resultaron heridos dos agentes en Dos Hermanas.

Concretamente, este individuo fue detenido durante un operativo en el que también participaba la Policía Local. El detenido es un varón que ha sido acusado por los delitos de desobediencia, resistencia y atentado a los agentes de la autoridad, daños y contra la seguridad vial.

El operativo se llevó a cabo tras una llamada al 091, en la que se alertaba que había aparecido un vehículo con las puertas abiertas. Una vez los agentes llegaron al lugar y comprobaron los hechos, observaron como el motor aun estaba caliente, por lo que los agentes dieron varias batidas por la zona al objeto de encontrar al conductor del mismo y ocupantes si los hubiera.

Puso en peligro la vida de los agentes

Momentos después, un individuo se introdujo en el turismo y emprendió la marcha, dándole los agentes de inmediato el alto policial. Haciendo caso omiso a las indicaciones de los policías, se inició una persecución durante la cual el conductor fugado circuló a gran velocidad, con absoluto desprecio hacía la vida de los agentes, y realizando una conducción de forma totalmente temeraria, llegando a embestir en varias ocasiones a los vehículos policiales, resultando como consecuencia de ello heridos dos agentes, explica la Policía Nacional en un nota de prensa. Finalmente tras perder el control del coche, impactó contra una pared, huyendo a pie, momento en el que fue detenido.

Print Friendly, PDF & Email