Hugo Santos Gil, hermano mayor de Valme, habla de la no Romería

0
515
Hugo Santos Gil

Hugo Santos Gil pide prudencia para el Tercer Domingo de Octubre

La pandemia de COVID-19 ha provocado que este año no se celebre la Romería de Valme aunque la hermandad, que tiene al frente a Hugo Santos Gil como hermano mayor sí que ha organizado un amplio calendario de actos y cultos alrededor de la Virgen.

El Tercer Domingo de Octubre es una de las fechas más señaladas en el calendario nazareno y este noveno mes del año, el de Dos Hermanas por excelencia.

Siguiendo todas las medidas de seguridad dictadas por las autoridades sanitarias, Hugo Santos Gil y toda su Junta de Gobierno, han puesto en marcha una serie de novedosas actividades que están siendo muy bien recibidas por los nazarenos.

Hugo Santos Gil responde a nuestras preguntas.

¿Cómo está viviendo este año sin Romería?

Con una sensación de extrañeza y también de desasosiego. Esta situación es nueva para todos y nos obliga a adaptarnos a las circunstancias. Hay mucha incertidumbre ante la evolución de la crisis sanitaria causada por la pandemia de COVID-19 y esto nos hace tener muchas dudas sobre lo que puede ser o no oportuno a la hora de organizar los actos y cultos en honor de la Virgen. Al propio tiempo, como hemos venido repitiendo con el lema acuñado para este año tan singular, queremos vivir la Romería en nuestro corazón, es decir, un Valme interior centrado exclusivamente en la oración y con la mirada puesta en nuestra Celestial Protectora: Ella es nuestro más firme y seguro escudo frente a la adversidad.

¿De qué forma está acogiendo el pueblo los actos organizados?

Creo que el programa de actos que la hermandad ha preparado para este año está siendo bien acogido por los hermanos y devotos en general. También se han entendido las decisiones que ha habido que ir adoptando para garantizar el cumplimiento de las medidas preventivas, como, por ejemplo, la imposibilidad de celebrar el traslado, que es uno de los actos más esperados y multitudinarios. La participación de los fieles en los cultos está en la línea de años anteriores, aunque con las limitaciones de aforo que hay que cumplir. Sí ha habido una reducción en el número de actos, ya que, por razones obvias, no se han podido realizar las visitas de los centros escolares, ofrendas, acto de la juventud, etc. Se han mantenido la Función Principal y el Quinario. El sábado, como siempre, habrá posibilidad de estar cerca de la Virgen, aunque no haya besos, pero sí tendremos un acto de veneración continua durante todo el día. Y para la hermandad es un reto la misa del domingo en el exterior de la Parroquia de Santa María Magdalena – que retransmitirá en directo Canal Sur TV-, pues no conocemos precedentes. Aunque no haya Romería, la verdad es que, en cuanto a organización y preparativos, nos encontramos ante un escenario inédito, no exento de complejidad.

Altar novedoso, exorno de calles con flores de papel rizado, doble Quinario para que puedan asistir más fieles,… ha sido una reinvención en todos los sentidos pero ¿está mereciendo la pena?

En estos tiempos hay que tener buenas dosis de creatividad, y sin duda está mereciendo la pena. Quiero agradecer a todas las personas que se han esforzado por llevar el espíritu de la Romería de Valme a las calles y plazas de Dos Hermanas, engalanándolas con elementos tan nuestros como son las flores de papel rizado. Por otra parte, la asistencia al Quinario matutino está siendo bastante elevada, así como el seguimiento de los cultos a través de las retransmisiones en «streaming». Todo esto demuestra la vigencia y vitalidad de la devoción a Nuestra Madre de Valme. También quiero destacar las diversas acciones de difusión que estamos realizando desde comienzos de octubre, con programas especiales de entrevistas que están teniendo muy buena acogida y, en la noche del próximo sábado, un concierto muy especial que ofrecerán en diferido la Banda de Música Santa Ana y el Coro de la Hermandad, con la colaboración de Lola y Rocío Avilés Ortega. En definitiva, dadas las circunstancias, hemos querido potenciar las emisiones y contenidos a través de redes sociales e Internet, pues consideramos que es un instrumento fundamental en estos tiempos, que nos ayuda ciertamente a cumplir el fin primordial de la Hermandad: mantener, incrementar y divulgar el culto, amor y veneración a la Santísima Virgen de Valme.

Segundo año como hermano mayor sin que haya Romería y por dos casos extraordinarios. Se siente…

Yo personalmente me siento con la conciencia tranquila, porque creo que se ha hecho lo que había que hacer, con sentido de prudencia y responsabilidad, tanto en 2015 cuando hubo que suspenderla por la climatología adversa como ahora a causa de la pandemia. Por supuesto, lo deseable hubiera sido poder celebrar nuestra tradicional Romería, que es la fecha que más esperamos y deseamos los nazarenos. Pero las circunstancias mandan y aquí estamos para gestionar la hermandad en la coyuntura que nos ha tocado vivir. Por mi parte, siempre lo pongo todo en manos del Señor y la Virgen, y estoy seguro de que con su valimiento saldremos de ésta y podremos seguir adelante.

Ante la llegada del Tercer Domingo de Octubre, ¿qué diría a los nazarenos?

Que vuelvan sus ojos a la Virgen y no dejen de repetir la súplica del Santo Rey: «Váleme Señora» como nos enseñaron nuestros mayores. Que, dentro de las limitaciones que tenemos actualmente, y siempre respetando las medidas dispuestas por las autoridades, acudan a honrar a Nuestra Madre durante estos días, pues a buen seguro que este año es más necesario que nunca sentirla cerca. Que sean prudentes y responsables, evitando celebraciones familiares o de amigos que no cumplan con las normas y recomendaciones de las autoridades sanitarias. Y que todos recemos por el fin de la pandemia, la pronta recuperación de los enfermos y el eterno descanso de los muchos fallecidos a causa del coronavirus.

Print Friendly, PDF & Email