Indaba, un juego narrativo de madera 100% nazareno

0
1143
Indaba

Los creadores de Indaba iniciarán el día 9 de mayo una campaña de crowdfunding

Tres jóvenes apasionados por los juegos, las nuevas tecnologías y amantes de crear han inventado Indaba, un juego narrativo de madera 100% nazareno.

José Outón, José Luis Fontenla y Alejandro Molina son los creadores de Indaba e iniciarán el próximo domingo día 9 de mayo una campaña de crowdfunding a nivel nacional para tratar de sacar el juego al mercado.

Indaba es un juego fabricado totalmente en madera, «un modelo totalmente disruptivo si lo comparamos con el resto de propuestas que hay en el mercado. Además lo importante de la mecánica del juego es que permite trabajar a muchos niveles diferentes aspectos en el desarrollo de los niños (aunque lo puede jugar todo el mundo). Otro de los aspectos que destacamos es que se fabrica íntegramente en Dos Hermanas, y los proveedores de materiales también son locales».

¿Quiénes son los creadores de Indaba?

Somos tres jóvenes apasionados por los juegos, las nuevas tecnologías y sobre todo amantes de crear cualquier tipo de cosa, usando como medio nuestra imaginación, conocimientos y tecnologías de fabricación como la impresión 3D o el corte láser.

Nuestro objetivo inmediato es iniciar nuestra propia empresa (La Factoría Lab) en Dos Hermanas para ofrecer nuestros productos o, mejor dicho, nuestros inventos e ideas a empresas locales y al mundo, además de cumplir con nuestro compromiso de consumir también de proveedores de la ciudad.

IndabaLos componentes del equipo somos José Outón (Ingeniero industrial), José Luis Fontenla (Diseño 3D y desarrollo de videojuegos), Alejandro Molina (Diseño gráfico).

Nos conocimos durante los primeros meses de pandemia, fabricando en nuestras impresoras 3D pantallas de protección que eran donadas a través del Ayuntamiento de Dos Hermanas a diversas entidades y empresas. Tras varios encuentros descubrimos que estábamos destinados a crear cosas juntos y llevarlas a la realidad, a partir de ahí todo comenzó a rodar solo.

¿Cómo y por qué surge la idea?

Indaba parte de una actividad experimental, llevada a cabo durante un año, en la que nos inventábamos el inicio de una aventura donde nuestros hijos eran los protagonistas, y a partir de cierto momento les dábamos la posibilidad de tomar decisiones mediante preguntas o retos, en base a sus respuestas, la aventura iba tomando forma y obteníamos como resultado aventuras absolutamente originales (dependiendo del día podían llegar a convertirse en historias rocambolescas y muy divertidas).

Quisimos darle un formato físico para que nuestros hijos tuviesen ese recuerdo, y el resultado nos pareció tan espectacular que quisimos dar un paso más y tratar de lanzarlo al mundo a través de una campaña de mecenazgo (crowdfunding).

¿Cuál es la principal baza de este juego?

Aunque el juego haya sido adaptado a todas las edades y número de jugadores, está enfocado especialmente al público más joven (a partir de 3 años). Tras un exhaustivo análisis del mismo y con la ayuda de profesionales de la educación y psicólogos hemos llegado a la conclusión de que se trata de una actividad con numerosos beneficios para los más pequeños: mejora capacidades cognitivas y creativas; refuerzo del lenguaje y la comunicación; fortalecimiento de las habilidades sociales; fomento de la capacidad de análisis y resolución de problemas; refuerza el pensamiento espacial; desarrolla el trabajo en equipo; fortalece la relación entre participantes y desarrolla la capacidad de escucha y fomenta la atención.

Así Indaba se convierte además de en un juego, en una herramienta educativa muy potente basada en la metodología ABJ (Aprendizaje Basado en Juegos), que puede ser usada también en centros educativos, academias, etc. Además, al estar adaptada a todas las edades, ese uso se puede extrapolar a otros ámbitos como centros de formación, trabajo social, personas mayores, etc.

Otro de los puntos fuertes es su construcción, totalmente fabricado en madera procedente de bosques sostenibles, consideramos que es muy disruptivo en este sentido, ya que no es lo habitual en este tipo de productos.

Se trata de un generador de aventuras temáticas mediante el uso de dados. No es un juego de mesa al uso, es más bien un medio para llevar a cabo la actividad. Tras elegir una temática y lanzar los dados obtenemos un resultado con el que tendremos que inventarnos una aventura donde seremos los protagonistas, y por supuesto tratar de finalizarla.

Con una estética tribal africana y una leyenda (ficticia) que justifica la mecánica y finalidad del juego, recuerda en cierto modo a Jumanji.

¿A quien va destinado este juego?

El público que más rendimiento le sacará al juego son los niños, ya que desde un principio fue diseñado para edades de entre 3 y 8 años. Durante el desarrollo nos dimos cuenta de que realmente lo podía jugar cualquiera y trabajamos en diferentes modos de juego adaptados prácticamente a todas las edades y número de jugadores.

En su fabricación intervienen empresas locales…

Absolutamente todo sale de aquí, ya que nuestros proveedores de material están en Dos Hermanas. La fabricación propiamente dicha también se llevará a cabo en lo que esperamos sean nuestras futuras instalaciones, una pequeña nave del Ayuntamiento a la que nos hemos presentado a concurso. Así que todo queda en casa.

¿Cuál es vuestro objetivo?

Nuestro objetivo es crear productos referentes y que marquen la diferencia, como es el caso de Indaba. Con nuestro proyecto, además de crear nuestros propios empleos también perseguimos crecer y generar más empleos y riqueza para la ciudad.

Ya tenemos pruebas piloto de productos como accesorios para modelismo y coleccionismo o escenografías para figuras de colección con los que hemos conseguido un nivel de satisfacción de los clientes probadores muy alto. Con este trabajo inicial ya desarrollado sólo nos falta despegar.

Ponéis en marcha una campaña para su financiación, ¿cómo animaríais a los nazarenos a colaborar?

Pues le diríamos a nuestros paisanos nazarenos que tienen la oportunidad de ser partícipes en el lanzamiento de algo muy especial como es Indaba y que nace en Dos Hermanas. Con sus aportaciones recibirán como recompensa nuestro juego con algunas sorpresas más, que no podemos desvelar aún, que a posteriori no serán incluidas en el mismo en el caso de conseguir nuestro objetivo e Indaba llegue a las tiendas. Al fin y al cabo, es una inversión asequible con un retorno inmediato y con la satisfacción de haber contribuido en un proyecto local.

La campaña se llevará a cabo en la plataforma de crowdfunding Verkami a partir del 9 de mayo y durante 40 días.

¿Es el primer proyecto que desarrolláis?

Juego de mesa propiamente dicho sí, es nuestra primera incursión en este mundo. Como desarrolladores de “cosas chulas”, no obstante, estamos terminando de perfilar nuestro proyecto de empresa para iniciar la actividad en breve, teniendo ya desarrollado un catálogo de más de 200 productos de diseño propio enfocados al mundo del coleccionismo y del modelismo. Además, estamos desarrollando también juegos para móviles y otras plataformas.

¿Cual es vuestro sueño?

Nuestro sueño es crear cosas que calen hondo, perduren en el tiempo y sobre todo que sean útiles para la sociedad. Ver a un niño montarse su propio universo de aventuras mediante Indaba, o a un abuelo adaptando sus propias vivencias a una historia, no tiene precio.

Print Friendly, PDF & Email