Los cultos de Vera-Cruz de Dos Hermanas según sus Reglas

0
1527
Vera-Cruz

Es una de las hermandades de la archidiócesis que celebra más cultos a sus titulares

Hoy, nos centraremos mucho en el tiempo cuaresmal en el que estamos y nos dedicaremos a hablar de los numerosos cultos de Vera-Cruz muy en particular de los de este santo tiempo.

Hay que tener en cuenta, en primer lugar, que Vera-Cruz es una de las hermandades que más cultos tiene de toda la archidiócesis de Sevilla. Quizá sea la que más pues muchos son sus titulares. El capítulo tercero de sus reglas se titula ‘De los cultos y de la Formación’ y en su regla 17º -siguiendo el orden desde los principios de los estatutos- nos dice: ‘Siendo fin primordial de esta hermandad el dar culto público a Dios nuestro Señor y a su Santísima Madre y a los Santos de la forma más excelsa posible, es necesario que ayudemos a los hermanos a que descubran en la Oración y en los Sacramentos las formas más excelentes de celebrar el culto a Dios. Así en la medida en la que fomentemos el conocimiento de la fe vivida en convivencia cristiana, descubriremos la necesidad de celebrar las relaciones con Dios en la liturgia comunitaria de la Iglesia de la que somos parte y a la queremos amar y servir con todo nuestro ser’. Se trata de todo una defensa de la vida sacramental centrada sobre todo en la Eucaristía donde conviven los cristianos.

En la regla 18º se nos dice ‘Los actos de cultos corporativos que esta Hermandad celebrará durante el año son…’ Y empieza diciendo sobre los dedicados al Santísimo Sacramento. ‘1. En honor y gloria del Santísimo Sacramento. Se asistirá corporativamente en la solemnidad del Corpus Christi a la Santa Misa y Procesión que se organice en la Parroquia Mayor y más antigua de esta ciudad, la de Santa María Magdalena. En la infraoctava de dicha solemnidad se celebrará Triduo y Función de la forma más solemne posible. La Hermandad atenderá el sostenimiento de la lámpara que siempre ha de arder ante el Sagrario de nuestra Capilla, así como del aseo y exorno del altar del Santísimo’. La hermandad cumple con creces este mandato de sus reglas pues asiste a la procesión del día del Corpus que en Dos Hermanas sale de Santa María Magdalena, organiza triduo y función al Santísimo en la octava, el cual antes tenía lugar en la capilla y hoy en la Parroquia del Ave María y San Luis, donde se desplaza corporativamente. Además organiza procesión que antes era bajo palio, después en una custodia prestada, luego en el manifestador de la Parroquia del Ave María y San Luis sobre el paso de la Asunción y hoy de nuevo bajo palio. Mentiríamos, y no lo vamos a consentir en un artículo histórico, si diríamos que la hermandad no quiere sacar otra vez al Señor en paso. Por otra parte, la corporación cuida de la lámpara de su capilla y del exorno y cuidado del altar del Señor, estando nombrada una camarera al efecto. Muestra del cuidado que la hermandad tiene de Jesús Sacramentado, es que se le levantó amplia capilla donde recibe culto junto con la Asunción en el mandato del hermano mayor Juan Manuel Gómez Millán, restaurada siendo hermano mayor Jesús Durán Martín.

Pero la regla sigue diciéndonos ‘2.En honor del Santo Cristo de la Vera-Cruz. En Cuaresma y en la fecha que determine la Junta de Gobierno, preferentemente en la segunda semana, se celebrará Solemne Quinario con carácter de ejercicios espirituales en honor de nuestro amantísimo Titular, que culminará el Domingo con Función Principal de Instituto, en la que al Ofertorio se hará por todos los hermanos de ambos sexos pública Protestación de Fe Católica. En la festividad de la Exaltación de la Santa Cruz, primitiva fiesta principal de esta Hermandad se celebrará Triduo y Función en honor del Árbol Sacro Santo desde donde nos vino la salvación y se nos dio por Madre a María Santísima’. Sobran muchos comentarios. Sólo decir que se deja potestad a la junta de poner la fecha cuaresmal del quinario aunque se recomienda la segunda semana y decir que, durante un tiempo, se celebró triduo en vez de quinario. En cuanto a los cultos de la Cruz, son relativamente recientes en la hermandad aunque fuera la Exaltación de la Cruz la primitiva fiesta mayor de la corporación.

Sigue la regla diciendo: ‘3. En honor de María Santísima. Se celebrará Solemne Triduo en su honor coincidiendo con el último Sábado de Mayo, día en que se hará Solemne Función según piadosa tradición cristiana de culto a Nuestra Señora, y en la que se hará el Acto de Consagración a la Santísima Virgen que esta Hermandad hiciera por primera vez en 1943. Durante este día estará expuesta en Devoto Besamano la Imagen de María Santísima del Mayor Dolor. Recogiendo el sentir de nuestras primitivas reglas que nos instan a la celebración de Nuestra Señora, la Virgen de Agosto, esta hermandad consagrará en honor del Misterio de la Asunción a los Cielos, Triduo y Función que culminará con la procesión de tan venerada imagen por las calles de la feligresía el día 15 de agosto’. Varios puntos nos llaman la atención. En primer lugar, la instauración de unos cultos nuevos en honor de la titular dolorosa que, curiosamente se ponen en mayo cuando quizá hubiera sido más apropiado ponerlos en septiembre coincidiendo con la fiesta de los Dolores el día 15 de ese mes y, por tanto, con la advocación de la imagen. En segundo lugar, que se lee una consagración de 1943. En tercer lugar, que se habla de los cultos a la Asunción que enlazan con la obligación de nuestros primitivos hermanos de celebrar esta fiesta, obligación que aparece en nuestras primitivas reglas de 1544.

Y sigue la regla diciendo ‘En honor de San Sebastián Mártir. ‘En su festividad litúrgica se celebrará Función en honor del Santo Mártir, bajo cuya advocación se encuentra nuestra Capilla desde 1567’. Es la última fiesta en honor de un titular. Hay que recordar que según venerable tradición –no documentada hasta ahora según sepamos- San Sebastián es el patrón de Dos Hermanas. Recordamos, por otro lado, perfectamente que se celebró durante algunos años triduo y función en honor del santo pero en las reglas que analizamos queda reducido a función.

El punto 5 habla de otros cultos a saber: el besapiés y Vía-Crucis del Cristo de la Vera-Cruz del Viernes de Dolores con el recibimiento de nuevos hermanos y hermanas –se reciben, como sabemos, los que cumplen catorce años-, la misa del mes de noviembre por los difuntos, la misa del tercer viernes de cada mes ‘…para pedir por las necesidades de la Iglesia y de la Hermandad, dándosele a esta celebración el carácter de convivencia mensual’. También se nos dice y ello es muy importante que ‘Sólo el Cabildo General de esta Hermandad podrá autorizar la salida procesional de las Imágenes de sus Titulares en ocasión distinta a la Estación Penitencial y cuando concurra algún motivo justificado y extraordinario. La autorización del Cabildo General se someterá en su caso a la Licencia del Vicario General de la Diócesis’. Ello deja la puerta abierta a la salida extraordinaria de las imágenes de la cofradía como por ejemplo en lo que se avecina, los 475 años de la hermandad, siempre claro está que lo autorice el Cabildo General y el Vicario Generral.

Por último ‘La Hermandad podrá celebrar, previa consulta y aprobación de la Autoridad Eclesiástica y pertinente, el Sagrado Sacrificio de la Misa en aquellas otras ocasiones (Misas de Requiem, Misas de Espíritu Santo, etc.) que aun no estando recogidas en estas Reglas, se consideren oportunas por la Junta de Gobierno’. Ahora mismo la cofradía dice una misa por cada uno de sus hermanos difuntos y cuida de la capellanía del templo, vacante precisamente en el momento que se escribe este trabajo por la reciente muerte de su titular don Juan Antonio Hernández Pérez, párroco que fue de Nuestra Señora del Rocío de nuestra ciudad. En la capellanía se atiende la misa dominical de la capilla.

Antes de acabar nos gustaría hacer una consideración. En primer lugar, hay que decir que, hasta tiempos relativamente recientes, sólo se celebraba el quinario cuaresmal y el triduo a la Asunción en agosto. Cuando entró en la junta de gobierno el hoy párroco de San Lorenzo de Sevilla, don Francisco de los Reyes Rodríguez López, de vieja familia de la hermandad –nieto del que fue hermano mayor Francisco Rodríguez Álvarez e hijo del destacado hermano José Rodríguez Gutiérrez y de la camarera de la Virgen del Mayor Dolor Gracia López González- se aumentaron los cultos hasta lo que tenemos hoy. Ciertamente, son muchos cultos pero así pensamos que servimos mejor a nuestros cinco titulares y contribuimos a su culto y a la formación de nuestros hermanos en su vida de la fe. Este el compromiso que han tenido todas las juntas hasta hoy y el que sigue teniendo la actual. En base a ello, hemos analizado, someramente, este capítulo de las reglas aprobadas el 26 de enero de 1993.

Print Friendly, PDF & Email