Macandro se recupera de la cornada sufrida en La Maestranza

0
5146
Macandro
Macandro (15 años), junto a su hermana, en la cama donde guarda reposo.

1997

“Que no se desanime nadie: llegaré a figura del toreo”, nos dice el diestro de Dos Hermanas

Antonio Rubio Macandro, el torero nazareno de 15 años que ha irrumpido con fuerza en el panorama taurino, se recupera de sus heridas en la Clínica Nuestra Señora de Fátima tras recibir una cornada en la décima corrida de feria, el pasado 23 de abril.

Quizás le pudo la responsabilidad. Solo un mes después de tomar la alternativa en Castellón, Macandro se presentaba por primera vez como matador de toros en La Maestranza, completando  un cartel impresionante, con Curro Romero y José Luis Galloso. “La plaza estaba llena”, nos comenta. “Para qué voy a negarlo, me impresionó. El hueso que tenía delante era bastante duro de roer”.  Aunque el gran protagonista de la corrida fue Curro Romero, el chaval de Dos Hermanas se defendió bien. De los seis toros del Marqués de  Domecq, a él le cayó en suerte el más bravo. Fue su segundo, castaño y de 585 kilos, de nombre “Rosquillo”, al que sacó varios muletazos limpios. Pero tras la estocada, salió trompicado y herido: “Me enganchó y fui volteado. En ese momento no noté nada y no le di importancia -nos confiesa- ya que incluso me levanté rápido para terminar con el toro, pero poco después sentí un cosquilleo en la pierna y al tocarme noté que tenía sangre”.

Aún así, Macandro dio la vuelta al ruedo, visiblemente lastimado. La causa de ese “cosquilleo” eran los ocho centímetros que había penetrado en su pierna izquierda, por la cara interna de la rodilla, el asta del toro, con trayecto ascendente y descendente, destrozándole el vasto interno y recorrido hasta el cóndilo femoral. El doctor Ramón Vila, cirujano jefe que le atendió en La Maestranza, le ha dicho que en quince días, cuando le quiten el drenaje, podrá abandonar la clínica. Le espera Madrid y la feria de San Isidro. Mientras tanto, reposa en la cama nº 4 de Fátima, acompañado en estas horas dolorosas por su familia,  Almensilla (su peón de confianza) y otros amigos como el banderillero nazareno Pichardo. “Que no se desanime nadie: llegaré a figura del toreo”, nos dice, con una sonrisa, al despedirnos.

1925

La Reina fue a caballo a la Romería de Quintillo

La Reina Victoria Eugenia, a la que hace dos días vimos en el Sanatorio de El Tomillar, fue la gran atracción de la Romería de Quintillo que, sobre suelo nazareno, se celebró ayer, 3 de mayo de 1925. Vistiendo traje corto andaluz y tocada con sombrero ancho, la soberana llegó a caballo desde Sevilla a la ermita del cortijo de Quintillo, propiedad del ganadero José Anastasio Martín, donde fue recibida por la Mesa de la Hermandad, que le entregó la vara de Hermano Mayor (como se aprecia en la foto). Acompañada por los infantes D. Carlos, Dª Luisa y Dª Isabel Alfonsa, y por los duques de Alba y Santoña, Su Majestad recorrió los lugares donde acampaban las 32 carretas y los romeros, que la aclamaron y vitorearon en todo momento. Tras contemplar a la Virgen de los Reyes, regresó al Alcázar, acompañada por una lucida comitiva.

Efemérides

10/05/1967

Entregados los primeros 60 pisos de la barriada San Antonio

Ya han sido entregados, al precio total de 200.000 pesetas, los primeros 60 pisos (de tres o cuatro dormitorios) del Núcleo Residencial San Antonio, que Inmobiliaria Nazarena S.L. ha construido, con fachada de ladrillo visto, en la calle Marcelo Spínola, a solo 100 metros de El Arenal. Un amplio porcentaje de ellos han sido adquiridos por vecinos de Sevilla, que ven en Dos Hermanas un lugar idóneo para vivir.

En la segunda fase se construirán locales y otras 268 viviendas, lo que hará un total de 328. A una media de cinco por familia, serán 1.640 las personas que residan en estos luminosos y cómodos pisos, más habitantes que muchos pueblos de Sevilla. Los intresados pueden visitar el piso piloto.

19/05/1984

Premiadas cinco empresas nazarenas

La Institución Intermaster, con sede central en Londres, ha entregado hoy los Trofeos Masters de este año 1984, consistentes en una estatuilla original de Juan de Ávalos, a un total de 60 empresas que destacaron en el ámbito internacional en sus respectivos sectores. De ellas, cinco eran firmas ubicadas en Dos Hermanas: “Productos Químicos Sevillanos” (PQS), “Arrocería Sevillana”, “Saimaza”, “Hijos de Francisco Sánchez” y  “Prefabricados Ciral”. El acto, que ha tenido lugar en el Hotel Los Lebreros de Sevilla, fue presentado por José María Íñigo y Diana Sorel.

Print Friendly, PDF & Email