Manuel Pérez Muñoz, un destacado vecino de nuestra Dos Hermanas (y II)

0
Manuel Pérez
Fotografía: Daniel Vaquero Fornet.

Es un destacado cofrade y colaborador de la Cabalgata de Reyes Magos de la ciudad

Retorno hoy al análisis de este destacado hijo de Dos Hermanas que es Manuel Pérez Muñoz, cuya vida lo menos que podemos decir es que es enormemente entretenida para el lector inquieto y preocupado. Volviendo al mundo de la Cabalgata, diré que lleva dos décadas como colaborador altruista en el  ramo de la pintura y otros menesteres, habiendo sido elegido pregonero de los Reyes Magos del año 2017, dando su disertación el 26 de diciembre del 2016.

El pregón fue dedicado a todos sus compañeros y se basaba en que de niño nunca le traían los Reyes Magos lo que quería y a sus amigos, en cambio, sí. Le echó en cara a Sus Majestades de Oriente que no se habían portado bien con él. Pero se demostró que todo lo que no le traían se lo iban dando poco a poco. Al  final, le agradeció a los Reyes Magos que le daban todo lo que quería aunque no se lo dieran antes. Él siempre defiende a capa y espada a Sus Majestades. 

Cambiando de tercio, hay que decir que no sólo pronunció el pregón de Reyes sino que también cantó la romería del Rocío, tan vinculada a él, el 22 de abril del 2007. Lo presentó su hija Rocío Pérez Laguna y se lo dedicó a su suegra Valme Montero Jiménez, una ‘Cocorera’ y, como muchos de ellos, ferviente rociera y que había pasado a mejor día el 22 de abril de 1972.

En el pregón rociero habló sobre todo de la Virgen. Fue pintando la cara de la Reina de las Marismas. El rostrillo era una parada. Las manos eran la caridad que presenta al Niño que es el maltratado, el que vendemos. Al hablar de  la caridad aprovechó para hablar de Sor Presentación  Tovar y Tovar, ejemplar hija de la Caridad que sirvió en nuestro pueblo. En los ojos de la Virgen, puso todos los recuerdos que  tenía del Rocío. En los labios estaba sus tía Consuelo. Las doce estrellas eran los doce meses del año. La media luna era la unión entre las naciones. En  las dos estrellas habló de Juanito ‘El Barba’ y la familia de Arcadio Martín Sierra y Ana María Gómez Alonso ‘La Lagunera’.

Al final,  puso un cielo y empezó a nombrar todos los que se habían ido: mi tía Pepita Alonso Muñoz, Mazantini, Panduro, Paquito Torres Sánchez, Cristina Benítez, San Juan Pablo II.

También mentó todos los objetos que se habían perdido en la hermandad, lo que sí está bien que se recuerde porque algunos, como la pintura del Simpecado antiguo, sería conveniente  que se recuperara. 

Es de notar que ha sido uno de los pregones en que más gente ha ido a la comida que le sigue. Se celebró en el Gran Hipódromo.

Pasando al mundo de las hermandades, hay que decir que es hermano de la Borriquita, Rocío y Valme. Ha ocupado cargos en la junta del Rocío. Con el hermano mayor, prematuramente desaparecido, Alonso López García ocupó tres años los cargos de prioste primero, diputado del Grupo Joven y diputado de Cultos. Con Alonso se compró el  terreno y se puso la primera piedra de la casa de Dos Hermanas y además se arregló la carreta. Igualmente, se empezó en el mundo de la caridad a organizar la Operación Kilo.

Con otro hermano mayor, Jesús Miguel Torres Sánchez desempeñó durante tres años el cargo de prioste tercero. Desde que acabó de tener cargos en la junta forma parte de la Bolsa de Caridad y ha ayudado en todo lo que ha podido.

Pero no es sólo hermano del  Rocío sino de la misma manera lo es de Valme y la Borriquita. Ello hace que sus principales devociones sean la Virgen de Valme, la Virgen del Rocío, el Señor en su Entrada en Jerusalén y la Virgen de la Estrella. Como me pasa a mí, nada entre la Virgen del Rocío y la Virgen de Valme aunque ésta segunda tiene el valor añadido de ser de nuestro pueblo, de Dos Hermanas, nada menos que la Protectora de nuestra ciudad y Patrona de su Excelentísimo Ayuntamiento. Tengo que recordar además que la devoción al Rocío es supracomunal y se extiende por infinidad de pueblos. Precisamente, nuestra hermandad es muy fuerte tanto a nivel  de nuestro pueblo como en relación con otros pueblos. 

Manuel Pérez está casado con Consuelo Laguna Montero –una ‘Cocorera’- hija de un ‘Blanquito’ Francisco Laguna Blanco y de otra ‘Cocorera’ Valme Montero Jiménez. Consuelo trabajaba en Ybarra y después se dedicó a sus labores. Sus padres regentaban bares.

El matrimonio ha tenidos dos hijas: Rocío y Estrella. La primera  trabaja en el comedor del Colegio Ramón Carande y está casada con el destacado fotógrafo Daniel Vaquero Fornet, pregonero de Semana Santa del año 2022 y flamante fiscal de la hermandad del  Rocío en la junta de mi primo el hermano mayor José Antonio Alonso Cardona. La segunda hija, Estrella, trabaja en el Colegio de la Santísima  Trinidad de las Hermanas Trinitarias de Sevilla y el Colegio de la Sagrada Familia de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl de Dos Hermanas. Está casada con Luis Jesús Jiménez Pérez, de oficio informática y mayordomo segundo de Valme y de la Junta Gestora de Vera-Cruz. 

Pero me gustaría citar otros hechos. Su grupo acompañó al coro del Rocío en el pontifical de año en que Su Majestad la Reina Sofía y Sus Altezas las infantas Elena y Cristina acudieron a la romería de Pentecostés.

También ha trabajado varias veces en Cortilandia contribuyendo a la diversión y asueto de los niños.

De la misma forma, tiene compuestos varios grupos de sevillanas y una decena de canciones las cuales fueron interpretadas por algunos grupos y el coro de Nuestra Señora del Rocío.

A su vez, ha escrito algún que otro artículo para este periódico –El Nazareno-y el boletín o revista de la hermandad y el de la Bolsa de Caridad.

También ha hecho sus pinitos en el teatro, trabajando en la obra ‘A Belén pastores’ en el papel del Rey Negro Baltasar. La representó el grupo de Teatro La Estrella de la hermandad de la Borriquita, Corporación que tanto ha hecho por la cultura con mayúsculas en nuestra ciudad.   

En fin, puede verse que Manolo es una persona devota, polifacética, entregada tanto a su trabajo como a sus aficiones. Es un destacado nazareno pues ha participado en tantas facetas de nuestra vida social como las hermandades, la Cabalgata de Reyes, un grupo de canción moderna, los teatros –el grupo La Estrella- de la hermandad de la Borriquita, etc. Sabe aparte mucho de historia de Dos Hermanas, sobre todo la contemporánea que es la que él ha vivido.

Ahora bien, ha picoteado en muchos sitios pero no me cabe la menor duda que es sobre  todo una persona religiosa –como  toda su familia- que se desvive por las hermandades, devociones y tradiciones de Dos Hermanas. No me cabe duda que la Virgen de Valme lo empuja a seguir  trabajando por nuestro pueblo.                                                                                                      

Nota

La semana pasada por obra de los martinitos de la redacción apareció que la madre de Manolo, Amparo Muñoz Olivares, murió el 23 de abril de 1962 cuando murió el 23 de abril de 1972. 

Print Friendly, PDF & Email
Artículo anteriorPeriódico El Nazareno nº 1.317 de 17 de noviembre de 2022
Artículo siguienteRueda: el nazareno que emigró a Cataluña y suspiraba por regresar a casa