«Morena clara» se representa el sábado en el Teatro Municipal

0
162
Morena clara

«Morena clara» será interpretada por MM y Escaparte Teatro

«Morena clara» es el título de la obra que se representa el próximo sábado, 11 de octubre, a las 21.00 horas, en el Teatro Municipal Juan Rodríguez Romero. «Morena clara» viene de la mano de MM y Escaparte Teatro y se pondrá en escena a beneficio de la construcción de la nueva parroquia de San José, que se ubicará en la barriada de Las Infantas.

Ana Mellado y Antonio Ocaña son los protagonistas de «Morena clara», una obra teatral basada en la película estrenada en 1936 y protagonizada por Imperio Argentina y Miguel Ligero.

Las entradas, al precio de 10 euros, se pueden adquirir en la sede de la casa hermandad de la Agrupación Parroquial de Nuestro Padre Jesús de las Tres Caídas, de 19.00 a 21.00 horas; en el Bar Pepepito; o en la taquilla del Teatro Municipal el día de la función, 10.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 20.45 horas.

Argumento

En «Morena clara», los hermanos gitanos Trini y Regalito roban unos jamones en una venta y se los venden a su propietario. Tras la denuncia, son enjuiciados y el implacable fiscal Enrique Baena pide su condena haciendo un alegato marcadamente antigitano. No obstante, presionado por la defensa, asegura que estaría dispuesto a acogerles en su casa si no quisieran delinquir. Tras la absolución, Trini acude a casa del fiscal durante la fiesta de la Cruz de Mayo y cae en gracia a doña Teresa, la madre de Enrique, quien exige a este que cumpla su palabra y acoja a la joven.

Trini procederá a solucionar todos los problemas de la familia. Aprovechando que Pepe Rosales, un antiguo compañero de colegio del fiscal, deja cinco mil duros en su escritorio como intento de soborno, Trini simula haber obtenido el dinero mediante un conjuro y se lo entrega al apurado Rafael, el irresponsable hermano de Enrique, para que solucione sus problemas económicos. Después solventa mediante otra simulación de magia gitana un intento de extorsión de Juanita Céspedes, quien había acudido a la casa con su hija Encarnación, fruto de una antigua relación adúltera con don Elías, el padre de Enrique.

Tras resultar absuelto el traficante de drogas por el que intercedió Rosales, ambos van a la casa del fiscal para agradecerle su supuesta intervención. Enrique, ignorante del asunto del dinero, rechaza indignado la gratitud, lo que los delincuentes interpretan como una petición de más dinero, por lo que dejan en el escritorio otros cinco mil duros. Trini entrega el dinero a don Elías para que contribuya al mantenimiento de su hija ilegítima. Enrique, que está satisfecho por el arreglo del embarazoso problema de su padre, sale de copas con Regalito y, a la vuelta, declara a Trini su amor.

Ignorante Enrique de lo que Trini ha hecho con los diez mil duros, le exige su devolución. Puesto que ella afirma que no los tiene, el fiscal interpreta que la joven ha actuado desde un principio con ánimo de enriquecerse, le manifiesta su desprecio echándole en cara su condición de gitana, y ella abandona la casa entre lágrimas. Don Elías aclara a su hijo lo que ha hecho Trini con el dinero y Enrique le pide perdón y reafirma su compromiso de matrimonio.

Print Friendly, PDF & Email