«Olivus» ya está abierto al público en el parque Dehesa de Doña María

0
685
Olivus

«Olivus» es un gran parque infantil inclusivo que podrá ser utilizado por niños de todas las edades y todas las capacidades

Ya está abierto al público el gran parque infantil inclusivo denominado «Olivus».

El martes, coincidiendo con el Día Internacional de las Personas con Diversidad Funcional, abrió sus puertas el gran parque infantil inclusivo que se ha instalado en el parque Dehesa de Doña María.

El Alcalde, Francisco Toscano, acompañado por varios concejales de su equipo de Gobierno estuvo presente en la presentación del juego en la que participaron entidades como ANFI o Anidi.

El gran parque infantil inclusivo ha sido bautizado como «Olivus» ya que es un «homenaje al olivar que había antiguamente en esta zona», explicaba un representante de la empresa que ha instalado el parque.

Características

Se trata de un gran parque infantil inclusivo con una estructura única que alberga diferentes elementos sobre una superficie de caucho continua de 250 metros cuadrados.

«Olivus» es un gran juego singular inclusivo y sensorial con una única estructura perimetral que alberga en su interior diferentes juegos para las distintas edades, usos y características.

Estéticamente, en su conjunto, se asemeja a la copa de un olivo, con una tematización acorde con el entorno -ya que se levanta en un antiguo olivar-. De hecho se juega con los colores de las aceitunas: verde y morado.

Cuenta con una protección para la radicación solar mediante telas tensadas que tienen permeabilidad al agua.

La estructura dispone de paneles verticales, juegos de cuerdas, hamacas colgantes, trepas, laberintos, conjuntos de plataformas, cestas nido, tres toboganes -el más alto de cinco metros de altura-, etc. Así como una serie de accesorios sensoriales inclusivos que cubren todas las necesidades para las diferentes capacidades.

El objetivo es que los niños y niñas le puedan sacar partido a todas sus capacidades. Que exploren y experimenten en el recorrido que propone este gran elemento en el que se combinan: cuerdas, plataformas, toboganes, esferas colgantes, trepas, hamacas, etc.

El nuevo elemento ha quedado instalado en la zona infantil del parque, integrado entre las dos áreas ya existentes.

Para todos los niños y niñas

Es un juego inclusivo en el que pueden jugar niños de todas las edades y con todas las capacidades. «Hay algunos elementos que para subir hay que tener cierta habilidad y hay otros elementos que están a nivel de suelo a los que puede acceder cualquiera y hay muchas posibilidades para desarrollar el equilibrio, la coordinación, el sentido del ritmo, las texturas, el trabajo muscular, articular,… En la experiencia que tenemos nosotros de hace bastantes años, nuestro contacto con diversas diversidades y fisioterapeutas y estudios que hemos hecho, nos han ido enseñando qué cosas eran útiles para desarrollar todas estas habilidades que interesa fomentar en todo el colectivo de niños, entendido de la manera más amplia», indicaba.

«El concepto de inclusión lo que quiere es hacer interesante el juego para todos los niños. Si hay niños que requieren mucho desafío pues también pueden venir aquí. Hay una membrana que requiere bastante habilidad para subir. Pero hay muchos elementos de cuerda. La cuerda es interesante porque al tener movimiento y flexibilidad ayuda mucho al desarrollo del niño. Son cuerdas que están puestas de manera que el niño siempre tiene una a la que agarrarse. Si hay niños que tienen dificultad de equilibrio es una ayuda. Niños que van con muletas pueden dejarlas fuera porque aquí siempre van a tener una cuerda a la que poderse agarrar y pueden ir paseando alrededor de todo el recinto», contaban desde la empresa.

«El juego cuenta con diferentes tipos de plataforma: unas son retículas de cuerda, otras son circulares como nidos, otras son pequeños cuadrados flexibles, que tienen el movimiento que los hace interesante pero al mismo tiempo es un movimiento controlado, no es como un columpio cualquiera», indicaba.

El gran juego infantil inclusivo cuenta también con una constelación de esferas, de color verde y morado, a semejanza de las aceitunas, donde el niño puede desplazarse en una especie de laberinto.

En el perímetro hay varios paneles con elementos de tipo cognitivo: ábacos, juegos de coordinación de mano-ojo, etc.

«Se están trabajando muchas cosas a la vez. Es la conjunción del trabajo psicológico, con el cognitivo y el físico. Además, es un juego que está al aire libre y están jugando con otros niños. Tiene un factor social muy importante», explicaban.

«Hemos aprovechado toda esta estructura para ponerle textiles arriba ya que, en Dos Hermanas, durante la mitad del año, se agradece mucho una sombra», indicaban.

El juego se levanta sobre una superficie circular con un diámetro de 14 metros.

Con la instalación de «Olivus», el 70% de las áreas infantiles de Dos Hermanas –actualmente son 120 las áreas repartidas por toda la ciudad- cuentan con elementos de inclusión, según explican desde la Concejalía de Medioambiente. De hecho, las últimas 10 zonas infantiles instaladas en la ciudad son inclusivas.

Print Friendly, PDF & Email