Restauración del camarín de Valme de la parroquia de Santa María Magdalena

0
287
camarín de Valme

El camarín de Valme ha sido una de las partes en las que se ha intervenido

Capilla Sacramental de la parroquia de Santa María Magdalena y entre los que se encuentra la restauración del camarín de Valme.

Los restauradores nazarenos Marcos A. Moreno Acosta y Álvaro Robles Bermudo han explicado que en el camarín de Valme, la hornacina donde recibe culto la Protectora de la localidad, tenía daños en el marco de la puerta, debido fundamentalmente a su uso, y presentaba pérdidas y levantamiento de la pintura.

Recuperación del fondo

También, tenían una hipótesis – por fotografías antiguas- de encontrar bajo el tapizado de terciopelo burdeos la decoración original del retablo y tras encontrar este y otro más se comprobó que seguía existiendo. El fondo original del camarín de Valme está constituido por unas tablas pintadas al temple con motivos vegetales y ornamentales, cuyo estado de conservación era deficiente. Tras una limpieza superficial general de todo el retablo en su conjunto se profundizó en la recuperación del aspecto original de dicha hornacina principal, sobre la que se ha llevado a cabo un tratamiento preventivo debido a la aparición de ataques anteriores de insectos xilófagos; así como la consolidación y limpieza en seco de las tablas, culminándose el proceso con la reintegración cromática de las lagunas bajo la técnica del «rigatino» -rayado en italiano-, consistente en aplicar rayas muy finas verticales y paralelas de colores puros que, a cierta distancia, no se distinguen, pero que de cerca permite diferenciar claramente la decoración original de la restauración practicada.

Otra fase importante de la intervención ha consistido en el tratamiento de la embocadura exterior del camarín de Valme. En esta parte hubo que fijar el oro en distintas zonas y se ha sustituido el tirador anterior por uno realizado por el Taller de Orfebrería Juan Lozano.

Hornacina del Pendón

Con motivo de las tareas de conservación realizadas en la Capilla Sacramental también se ha intervenido el marco tallado y dorado de la hornacina donde se custodiaba hasta 2007 el Pendón del rey Axataf de Sevilla que, según la tradición, fue entregado por San Fernando como exvoto a la Virgen de Valme tras la Reconquista de la ciudad de Sevilla en 1248.

Además, se ha renovado el sistema lumínico de toda la Capilla, con tecnología LED de última generación, garantizando no sólo un considerable ahorro energético –la potencia total que se empleará a partir de ahora supondrá un 30% de la necesaria con tecnología convencional– sino una mejor preservación de los elementos patrimoniales de este recinto.

Print Friendly, PDF & Email