Salvador Calderón consigue una Unidad para la Hipertensión Pulmonar

0
997
Salvador Calderón

La perseverancia, trabajo y esfuerzo del nazareno Salvador Calderón, enfermo de Hipertensión Pulmonar, ha dado sus frutos. Esta misma semana se ha puesto en marcha en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla una Unidad de Hipertensión Pulmonar atendida por un equipo multidisciplinar.

El Dr. de Medicina Interna, Francisco García Hernández, la Dra. Jefe de Servicios de Neumología, Dra. Barrot; la Dra. Remedios Otero, también Neumóloga; la supervisora de Medicina Interna, Isabel Ruíz; el Dr. Jefe de Servicios de Medicina Interna, Manuel Ollero; y la Enfermera de la consulta para hipertensos pulmonares, Setecilla Oviedo, componen este equipo que atenderá a los pacientes de Hipertensión Pulmonar.

La Unidad se enmarca en la Unidad de la UCAMI (Servicio Integral de Medicina Interna). Cualquier andaluz puede solicitar una valoración a este equipo, según explica Salvador Calderón.

Este nazareno destaca la implicación de los profesionales que han luchado para poner en marcha esta unidad.

El diagnóstico de la hija de Salvador Calderón con la misma enfermedad le hizo luchar con uñas y dientes para conseguir la mejora de la calidad de vida de los pacientes de Hipertensión Pulmonar.

Hasta el momento había conseguido la apertura de una consulta de enfermería para atender a estos pacientes formándoles y dándoles indicaciones para afrontar sus tratamientos, además de realizar las pruebas necesarias.

Salvador Calderón ya se ha puesto su próximo reto aunque reconoce que no puede hacer mucho que ya debe ser el equipo profesional el que, según vaya funcionando la unidad, solicite la creación de un CESUR, un centro de referencia. “Sería el primer CESUR andaluz. Así nos equiparíamos con Barcelona y Madrid”, indica.

Hipertensión Pulmonar

La Hipertensión Arterial Pulmonar es una enfermedad incapacitante, mortal y actualmente sin cura. Las arterias que llevan sangre del corazón a los pulmones, las arterias pulmonares, se vuelven más angostas, dificultando el flujo sanguíneo a través de los vasos. La presión sanguínea se eleva a niveles mucho más altos de los niveles normales algo que pone mucha tensión en el ventrículo derecho del corazón, lo que causa que aumente de tamaño, se va debilitando gradualmente y pierde su habilidad para bombear suficiente sangre hacia los pulmones, algo que puede llevar a desarrollar un fallo cardíaco derecho. Esta enfermedad afecta tanto a niños, jóvenes como a adultos.

Los síntomas de esta enfermedad es la falta de aliento durante el esfuerzo físico, como subir escaleras. La fatiga, el mareo y desmayos también pueden ser síntomas. El edema en los tobillos, abdomen o piernas, piel y labios de color azul y dolor en el pecho pueden ocurrir cuando el esfuerzo del corazón aumenta.

En su lucha, Salvador ha contado con el apoyo de la Fundación contra la Hipertensión Pulmonar, de la que es vicepresidente, y de la Federación Española de Enfermedades Raras (Feder).

Print Friendly, PDF & Email