Sara Casas demuestra que hubo una negligencia médica con su hijo Emilio

0
Sara Casas

Ya se ha fijado el juicio para recuperar la tutela del menor

La madre coraje de Dos Hermanas, Sara Casas, ha conseguido demostrar mediante un informe pericial que hubo una negligencia médica con su hijo Emilio.

La supuesta intoxicación con antidepresivos que provocó que la Administración declarara al niño en desamparo y su ingreso en un centro de menores fue consecuencia, según explica Sara Casas con el informe en la mano, de la «incompatibilidad del tratamiento –que le dispensaron en el hospital- con la enfermedad que tiene el niño».

«Estamos supercontentos porque este laboratorio científico (Laboratorio Criminalista Forense), que lleva más de 20 años trabajando en el sector, con este informe demuestra lo que yo decía desde el principio», afirma Sara Casas.

«Se produjo una intoxicación por la medicación. Los tratamientos se cruzaron», indica.

«Existe prueba cruzada entre uno de los fármacos antiepilépticos que le dan al niño y la detección de antidepresivos tricíclicos como la amitriptilina», indican en el informe forense.

Por otro lado, Sara Casas explica que ya ha presentado los informes psiquiátricos que avalan que ella no padece ninguna «patología psiquiátrica» ya que habían apuntado un posible Síndrome de Munchausen -es una enfermedad mental y una forma de maltrato infantil. El cuidador del niño, con frecuencia la madre, inventa síntomas falsos o provoca síntomas reales para que parezca que el niño está enfermo-.

Además, el juzgado de instrucción nº 3 de Sevilla acordó el sobreseimiento provisional y el archivo de la causa por los hechos detectados en el centro hospitalario Virgen del Rocío

«Todos los motivos que argumentaban para el desamparo he demostrado que son inciertos», subraya.

Juicio para noviembre

Por otro lado, ya ha sido fijado el juicio sobre la oposición al desamparo presentada por Sara Casas. Será el día 23 de noviembre a las 11.15 horas en el Juzgado de Primera Instancia nº 30 (situado en la Avenida de la Buhaira).

En este periodo, Emilio ha sido ingresado con una crisis. Sara Casas denuncia que en el hospital no la han dejado verlo. En este sentido ha recibido el apoyo de la Asociación Custodia Compartida de Almería.

«El niño tendría que estar en casa, hemos demostrado con pruebas que no hay desamparo y ni siquiera me dejan verlo», se lamenta Sara Casas. «Dentro de su gravedad está estable», nos explica.

«Menores sigue en sus 13, habrá que esperar al juicio. Vamos a interponer una querella porque hemos demostrado todos los motivos pero Menores no nos devuelve al niño».

«Tengo miedo de que el niño no salga adelante está enchufado a 11 máquinas. Voy a seguir luchando y acudiré a donde haga falta», comenta, «hemos comprobado que ha sido un error de ellos».

Sara Casas se encuentra preparando y adaptando el dormitorio de Emilio porque tiene la esperanza de que pronto volverá a su casa.

Además, tiene que afrontar los diferentes gastos provocados por el encargo de los diferentes informes forenses, el letrado, etc.

Por ello hace un llamamiento a la solidaridad de sus vecinos y explica que las personas que deseen colaborar con ella pueden aportar su granito de arena en el número de cuenta de Caixabank: ES77 2100 8443 8501 0018 7387

Print Friendly, PDF & Email
Artículo anteriorMª Jesús Pérez y Marcos A. Moreno restauran el «Cristo Nuevo» de Vera-Cruz
Artículo siguienteLas hermanas Rocío y Lola, a la semifinal de «La voz kids»