Trinidad Gómez Pérez, una pintora de Alcalá que vive en nuestro pueblo

0
1485
Trinidad Gómez Pérez

La artista es actualmente la presidenta del Colectivo Artístico Ventana Plástica de Dos Hermanas

Hoy voy de nuevo al mundo de las Bellas Artes, concretamente a la Pintura, y me centraré en la que es una de las mayores cultivadoras de ella en Dos Hermanas, en Trinidad Gómez Pérez. Nace nuestra biografiada en Alcalá de Guadaíra el 19 de abril de 1948; hija de los también alcalareños Antonio Gómez Araujo y Ana Pérez Muñoz.

El padre era panadero y la madre trabajó de joven en un almacén de aceitunas y luego en la panadería.

El 1 de agosto de 1967 compró su padre en Dos Hermanas la típica y antigua panadería de Pilongo, en la calle Lope de Vega.

Trini nos cuenta con mucha emoción que ella está muy contenta porque Dos Hermanas los acogió con mucho cariño. Evidentemente les fue muy bien. Toda la familia estaba muy contenta. Su tía, en agradecimiento, grabó la fecha en que empezó la panadería. Y es que, tía Joaquina Gómez Araujo, se había venido con su padre.

Trini tiene tres hermanos, dos mujeres, Ana María y Julia, y un varón, Manuel Antonio. La primera casó con el militar Rafael Vázquez y la segunda casó con Gregorio Barrera, que trabajaba en Airbus.

Pero nos interesa la vida escolar de nuestra biografiada. En la bella ciudad de los panaderos estudió en el colegio de San José de Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl. A los 13 – ¡Ay, aquellos tiempos!- sale del colegio para trabajar y cuidar al hermano pequeño.

Ante este panorama sólo nos cabe decir que ha sido una autodidacta por completo, una amante por todos los lados del Arte de la Pintura, que ha aprendido con el amor y el esfuerzo a pintar, convirtiéndose en una de las mejores cultivadoras de este arte en Dos Hermanas.

Siguiendo con nuestra biografiada, el 8 julio de 1973 se casó con el amor de su vida, José Jiménez Juan, de la gente de los Charros, que era gerente de varias empresas.

Mas antes de centrarnos en la vida como pintora de nuestra artista vamos a centrarnos en sus aficiones. Ante todo y sobre todo, como es lógico, le gusta la pintura. También es una gran aficionada a la fotografía. Igualmente le gusta mucho la lectura, la costura y el viajar.

Ante estos gustos hay que concluir que le gusta mucho la vida social. En el aspecto religioso de su personalidad hay que añadir que es una persona muy religiosa. Concretamente ha puesto muchas velas por sus hijos y para que el Altísimo la ayude en algo tan simple y tan pedestre como es este pobre artículo.

Trini es hermana de Vera-Cruz y del Gran Poder y le tiene gran devoción a ese gran tótem de Almonte, extendido hoy universalmente que es Santa María del Rocío. Y tengo que decir que, la simple observación de la persona denota ese apego a la fe y a la religión que muestran las personas que tienen las tres virtudes teologales y, por supuesto, las cardinales: justicia, templanza y prudencia.

Igualmente me gustaría nombrar a otros miembros de su familia que se vinieron a Dos Hermanas.

Por una parte, su tía, Concepción Gómez Araujo casada con Ricardo Ramos Portillo; y su hija, Concha Ramos Gómez y, por otra, una tía soltera: Joaquina Gómez Araujo. Puede verse que era nueva savia en el mundo de la panadería y la pastelería nazarena.

Mas voy al mundo de la pintura, diré que siempre le han gustado mucho las artes plásticas.

Daba la casualidad que el padre de su cuñado Rafael, el marido de Ana María, era pintor, y se extasiaba viendo los cuadros. Él le hizo un listado de lo que tenía que comprar y le dio muchos consejos. Pintaba pero trabajando en la panadería se quitaba el tiempo del sueño.

Poco a poco pintaba sus cuadritos, a veces con mucho esfuerzo, porque el pan había que venderlo. El pan se hace por la noche con personal pero, el de mediodía, hecho por la familia, lo venden por la tarde junto con los dulces. Entre los pasteles eran famosas las carmelitas y las cuñas -tan recordadas en Dos Hermanas y que hacía un confitero de Alcalá de Guadaira-.

Pero siguiendo la trayectoria pictórica de Trini, tras la boda, vinieron los hijos y sumó a su actividad pictórica la de matrona, en el sentido romano de ama de casa.

Se apuntó para despejarse en la Universidad Popular. Allí oyó hablar del Colectivo Artístico Ventana Plástica. Se incorporaría a este en el año 2004. Fue importante que su tía Joaquina la empujara a apuntarse.

Entre los miembros del colectivo están: José Antonio Camero, Antonio Torreño, José Ángel Martín, Curro Díaz -pintor, 20 años presidente- Manolo Romero, tesorero; María José Rodríguez, secretaria; y Manuela Monge Carrasco, archivo. Trini Gómez Pérez es ahora la presidenta. Ventana Plástica tiene el proyecto de hacer una exposición con temática del ‘Ayer y Hoy de Dos Hermanas’ con edificios, calles, folclore antiguo y actual. Se montará desde el 9 de diciembre de 2021 hasta después de Reyes.

El colectivo que preside tiene mucha ilusión en poder celebrar de nuevo la Muestra al Aire Libre la cual llena, junto con los diversos actos cofrades, de distinción el Domingo de Pasión nazareno.

Ventana Plástica tiene 23 socios numerarios, 5 socios de honor y 12 socios amigos.

En 2010, cuando se inauguró la ampliación de La Almona, vino Lali Bas Dalí, hija de una prima hermana de Dalí. Los socios pintaron cuadros de la temática del gran pintor español y catalán no copiándolos pero viéndose influenciado por su pintura. Los pintores nazarenos aprendieron mucho sobre la personalidad de este pintor.

En el 50 aniversario de la muerte de Juan Ramón Jiménez expusieron con el tema de Platero. Cada integrante hizo una obra en los distintos capítulos. Un componente de la fundación moguereña de Juan Ramón Jiménez vino a dar una conferencia y fue todo un éxito.

El colectivo ha organizado muestras, conferencias, colabora con los colegios, participa en concursos, ilustra publicaciones…

Centrándonos en Trini contaré que le gusta, sobre todo, la pintura figurativa que es la que cultiva, aunque le gusta ya más la contemporánea. En la pandemia ha restaurado muchos cuadros que no le gustaban y ha hecho otros muchos mejor. Ente sus autores preferidos están Murillo, Goya, Velázquez y Dalí.

Trini, que quedó viuda muy joven, tiene dos hijos: José Juan Jiménez Gómez, Ingeniero, Técnico en riesgos laborales, casado con Cristina Velasco González, Ingeniero que trabaja en Airbus, y tiene dos hijos Pepe y Valentina; y María Eugenia, Ingeniera, casada con José Luis López Domínguez, vigilante de seguridad, y que tienen dos hijos, Natalia y Mario.

Pues así acabo este breve retrato por la vida de esta nuestra pintora una de las glorias del Arte Nazareno Contemporáneo.

 

Print Friendly, PDF & Email