Víctor Terrero cuenta cómo Wolf Bisney resucita en la Torre Pelli

0
Víctor Terrero

Víctor Terrero es «Salmorejo Power» y presenta su libro «Una vida a todo color» que combina perfectamente la ciencia-ficción con el tapeo en Triana

Víctor Terrero nació en Sevilla capital y se crió en la barriada de Las Candelarias. Con 16 años su familia se vino a vivir a Dos Hermanas, concretamente a Montequinto.

Estudió Pedagogía en la Universidad de Sevilla. «Conservo preciosos recuerdos de mis años universitarios. Después, siendo ya padre, estudié Educación Social, pero esta vez a distancia. Esta segunda carrera universitaria la obtuve estudiando, sobre todo, por las noches, entre apuntes, pañales, libros, biberones, peluches, baberos y cuentos infantiles», explica.

Trabaja, desde hace varios años, como pedagogo en el área de Igualdad del Ayuntamiento de Sevilla. «Me siento una persona privilegiada trabajando donde trabajo. Como hombre pro-igualitario que me considero, me siento totalmente afortunado por ser parte activa de un organismo que impulsa y trabaja por hacer de nuestra sociedad un lugar un poco más justo, con más respeto, con más libertad y donde las mujeres y los hombres tengamos, de verdad, las mismas oportunidades, sin posiciones ventajosas para nadie. Cincuenta por ciento. Ni más ni menos», asegura.

Entre sus aficiones se encuentra el humor. «Admiro a las personas que son capaces de arrancar una sonrisa a los demás. Esta clase de personas son un espejo en donde me quiero mirar siempre. Hace unos años me formé en Risoterapia, con mi maestro de la Risa, Alonso Pulido, vecino también de aquí, de Dos Hermanas», indica. 

Le encanta el cine, leer, la fotografía y salir a la naturaleza con la familia y amigos. 

«Hasta hace unos poquitos años, cuando mis tobillos estaban sanos, me podía pasar horas y horas jugando a baloncesto y al tenis. Ahora, por circunstancias sobrevenidas, ya no puedo practicar los deportes que me gustan. Pero no quiero desgastar mis energías en lo que no puedo hacer. La vida es muy grande y, como dice un personaje mú andalú de mi novela (página 77)… «a mí usté no me va a vé esquiando en Sierra Nevada ni corriendo la maratón esa de Nueva Yó. Pero ni falta que me hace. La vida es tan bonita que, ademá de corré y saltá, hay un millón de cosas maravillosas que se pueden hasé, por uno mismo y por los demás, cada día que abrimos los ojos por la mañana…», indica.

Víctor Terrero presenta su novela este jueves día 1 de diciembre, a las 18.30 horas, en el Centro Cultural La Almona. 

¿En qué momento comienza su afición por escribir?

Desde pequeño me ha gustado inventar y crear historias. Me encanta dejar volar mi imaginación. Mis orígenes en la literatura amateur pasaron por algunos cuentos infantiles y varios relatos de terror. Pero hasta 2013 no me planteé escribir una novela amplia, de largo recorrido.

¿Cuándo decide escribir un libro y por qué?

El origen de esta novela se encuentra a comienzos de 2013. En ese momento se producen unas circunstancias en mi entorno que me conducen a una crisis existencial muy profunda. El miedo y la tristeza se apoderan de mi mente. ¡Cuánta verdad hay en que somos lo que pensamos! Aquella fue una etapa muy dura de mi vida. Con un niño y dos niñas pequeñas en mi vida, sentía que me estaba apagando. El miedo sepultó mis energías, mi luz, mi alegría, mi entusiasmo por la vida. Pero pedí ayuda. Y lo hice pronto. Y empecé a reconstruirme por dentro. Empecé a escuchar y a leer a Paulo Coelho, a Jorge Bucay, a Guillermo Castillo, a Robin Sharma, a Miguel Ruiz, … Yo sabía que detrás de todo ese miedo que se adueñó de mi pensamiento seguía estando mi verdadero yo. Y en ese momento, en el que me sentí que volvía a renacer, se fue fraguando en mi cabeza la historia que narro en mi novela. ¿Qué pasaría si el dibujante más grande de todos los tiempos, tras medio siglo crionizado (congelado) despertara en otra ciudad? ¿Por qué no en Sevilla, con nuestra guasa, nuestras costumbres y nuestra manera de vivir…? Y ahí empezó todo. 

¿Cómo ha sido el proceso?

Todos los procesos nos aportan enseñanzas. Y de los procesos más complicados, más aprendizaje y más fortaleza podemos obtener. Mi novela es una muestra de que, de momentos de miedo y oscuridad, pueden brotar historias de luz, de color y de amor. Mi novela es una oda a la bondad de los seres humanos. Es un canto al entusiasmo. No concibo la vida sin entusiasmo. Algunos dicen que «vivir es peligroso», pero en mi caso, la rutina y la monotonía son letales para mí. 

Durante más de siete años fui creando la novela. Con muchas interrupciones. Noche a noche. Después de acostar a mis hijas y a mi hijo. Siempre poniendo en primer lugar estar presente en la crianza, en los cuidados y en la educación de mis tres hijos. Me documenté mucho. Sobre la historia de Sevilla, sobre las claves de los grandes maestros de la psicología y de la filosofía zen, sobre la biografía de Walt Disney, … Después llegó la pandemia. El dichoso confinamiento. En mi caso, quise sacarle provecho al hecho de pasar tanto tiempo en casa. «Si tienes limones, haz limonada» dicen, ¿verdad? Pues eso es lo que hice. Dadas las circunstancias, me propuse rematar la novela y poder, al fin, concluirla.

Además, ha decidido autopublicarlo…

Así es. Al haber tardado tantos años en terminar mi novela, no quise esperar mucho tiempo a que me lo publicaran. Consulté a un par de editoriales de Sevilla, pero me decidí por la autoedición. Gracias a mi profesor de Universidad, Agustín Morón, tuve la suerte de cruzarme en el camino con Miguel Rubio, una gran persona que ha diseñado e impreso con mimo y cariño la manera en que yo quería que resultara, finalmente, mi novela. 

El resultado es una novela, de unas 400 páginas, realizada en una calidad excelente, en una imprenta de aquí, de Dos Hermanas. Además, pude contar con la participación de un extraordinario ilustrador sevillano, Tobías Morillo (Tigre de Limón), como artífice de la espectacular ilustración de la portada y contraportada, con un ratón Miki, aterrizando serenamente en el majestuoso puente de Triana, junto a la Giralda y a la Torre Pelli, impulsado por la gélida brisa que emana de los labios de la neoyorquina Estatua de la Libertad, cuyo nombre verdadero es «La Libertad iluminando al Mundo» y cuyo interior fue diseñado por el mismísimo Gustave Eiffel. 

¿Qué se va a encontrar el lector en «Una vida a todo color»?

La idea principal que se aborda en mi novela se centra en las segundas oportunidades que nos ofrece, cada día, la Vida. Se reflexiona acerca del comenzar de nuevo. Del volver a empezar. 

Para ello me apoyo en la «descongelación» de Wolf Bisney quien, tras estar más de 50 años congelado, despierta a la vida de nuevo aquí en Sevilla. Concretamente, en la Torre Pelli. Esta crionización de un personaje tan conocido mundialmente como W. Bisney, simboliza que a veces, la vida parece que ha terminado, con una enfermedad, un accidente, una crisis personal, una depresión, …, pero la vida vuelve a abrirnos, una y otra vez, otra ventana para poder corregir nuestro rumbo y ofrecer a los demás nuestra mejor versión.

Esta novela es un libro alegre, optimista, de crecimiento personal, además de tener tintes históricos y hablarnos de la idiosincrasia sevillana. 

Además, recoge múltiples claves y enseñanzas para llevar una vida más plena y está plagada de un sinfín de detalles y singularidades sobre algunos de los rincones, edificios, calles, monumentos y leyendas más particulares de nuestra querida Sevilla. 

He realizado una extensa y laboriosa labor de investigación y documentación histórica. Pero, por encima de todo eso, es un libro esperanzador. Y eso, en los tiempos que corren, es algo a tener en cuenta, ¿no te parece? 

¿Cuál es su principal argumento?

Posiblemente haya pocas personas en nuestro planeta que no hayan oído hablar de Wolf Bisney. Todo el mundo sabe que el último deseo de este gran dibujante norteamericano, antes de fallecer en 1966, era ser congelado hasta que la ciencia pudiera «resucitarle» y curarle de la enfermedad que acabó con su vida.

Lo que casi nadie sabe, y este es el gran secreto que esconde mi novela, es que el creador de la Factoría de Animación Bisney, tras pasar 52 años crionizado a 196 grados centígrados bajo cero, ha regresado a la vida en el barrio con más duende de Sevilla, Triana.

Mi novela recoge las Cartas Inéditas, hasta el momento, que le escribió el genial dibujante desde un rinconcito de Sevilla, a su nieta, poco después de inaugurarse, en 2018, el primer rascacielos de Andalucía: la Torre Pelli.

Pero este argumento es tan sólo un pretexto para poder compartir con quien quiera leer mi novela muchos e importantes mensajes que nos ayudan a caminar por la vida con más serenidad y, algo fundamental, estando en todo momento agradecido o agradecida por todo lo que tenemos en la vida.

¿Tiene alguna moraleja, enseñanza o consejo?

Durante casi ocho años he realizado un auténtico trabajo de documentación y he seleccionado las que, para mí, son posiblemente las claves y las enseñanzas esenciales para poder disfrutar de todo lo que nos ofrece esta maravillosa vida. 

Para ello, estoy absolutamente convencido de que lo importante es esforzarnos por tener nuestra mente sana y fuerte. A la vez que cuidamos, todos los días, nuestro diálogo. Tanto el diálogo interior con nosotros mismos como el diálogo con las demás personas con las que convivimos. 

Este libro viene a recordarnos que la clave de la Felicidad está oculta en la misma palabra: «Feliz-Si-Das». Todas las personas tenemos el superpoder de sacar la mejor versión de nosotros mismos y dar esa mejor versión a los demás. Pero parece que se nos olvida que poseemos esta capacidad. Creo que algo tan simple como eso, ofrecer nuestra mejor versión, haría que la convivencia y las relaciones personales fuesen de una mejor calidad.

 ¿Está basado en hechos reales o es totalmente ficticio?

La envoltura de esta novela es ciencia-ficción, pero hay mucha verdad y mucha realidad dentro de sus páginas. Ahora que lo pienso… no sé si estaré desvelando algún secreto del Pentágono al revelar la hipotética «descongelación» del dibujante más famoso de todos los tiempos… (risas ). 

Como me gusta decir, mi libro es una novela espiritual, histórico-costumbrista, que combina perfectamente la ciencia-ficción con el tapeo en Triana. 

Pero muchas de las reflexiones que el protagonista plasma a lo largo de sus páginas son reflexiones mías y personales. Reflexiones acerca de muchas cuestiones de nuestro paso por este planeta: sobre el racismo, sobre la enfermedad, sobre la amistad, sobre las drogas, sobre la prostitución, sobre la muerte, sobre nuestros sueños y nuestros temores y, por encima de todo, sobre qué tipo de Vida estamos viviendo y qué estamos haciendo para que nuestro paso por este mundo deje una huella positiva.

¿Por qué decide ambientarlo en Sevilla?

Sevilla es mi tierra. Dicen que la gente escribe suele hacerlo sobre lo que conoce. Por eso, he querido fusionar mi imaginación, mi fantasía, con lugares, con rincones, con costumbres y con la gente de Sevilla. El humor es un elemento transversal a lo largo de toda la novela. Como dice Guillermo Castillo, autor del prólogo de esta novela, «el humor lo empapa todo como una fina lluvia que te va calando a medida que te adentras en la lectura hasta impregnar tu ser de alegría y gratitud». 

Además, ¿qué mejor lugar que este bendito valle del Guadalquivir para descongelar a alguien que lleve 50 años congelado? (risas).

¿Nos puede avanzar alguna de las anécdotas que vivirá Wolf Bisney?

Hmmm… No me gustaría hacer demasiado spoiler, pero sí puedo anticipar que el protagonista de esta novela, Wolf Bisney, se topa frontalmente con la esencia del cachondeo y la guasa que tenemos por aquí, por estas tierras sevillanas. 

Nuestro protagonista se encuentra, en uno de los primeros capítulos, un garbanzo negro en su primer plato de puchero. También un día le barren los pies. Su primer encuentro con la Semana Santa sevillana, y su singular descubrimiento desmesurado de las torrijas, no pasa inadvertido, ni mucho menos. 

Otro día una clarividente le lee las manos con mucho arte en las puertas de la Catedral de Sevilla. Conoce al menudo, embalsamado y poco agraciado Rey San Fernando (patrón de nuestra ciudad). En otra ocasión le echan las cartas para conocer su futuro… 

En fin, animo a la gente a que consiga un ejemplar de esta divertida, aunque profunda novela, para descubrir por uno mismo las aventuras y desventuras que experimenta este americano tan excepcional, creador del parque de atracciones más popular del mundo, en un lugar tan singular como es Triana.

¿Ha necesitado algún permiso especial para usar el nombre de Walt Disney?

Cuando comencé a ahondar en la biografía de Walt Disney, esa precisamente era una cuestión que tenía que resolver de alguna manera. No quería tener ningún problema legal ni ningún conflicto con los derechos de autor de una marca tan colosal como Disney. Este obstáculo quedó resuelto de un modo muy sencillo: cambiando una A por una O (Wolf) y una D por una B (Bisney). Wolf Bisney. ¡Problema solucionado! Cualquier parecido con la realidad es fruto de la pura coincidencia…

¿Tiene en proyecto escribir otro libro?

Si soy sincero, en este momento no. Prefiero invertir ahora mi tiempo en promocionar y dar a conocer esta novela, en la que he invertido tanto tiempo. 

Esto de escribir no tiene nada que ver con metas en la vida. Esto de escribir es más una necesidad que siento. En mi caso, escribir me ayuda a ordenar mis pensamientos. Escribir me permite reflexionar de manera estructurada sobre lo que me emociona en la vida. Sobre lo que preocupa. O sobre lo que me divierte. O, en este caso, sobre el legado que quiero dejar a las demás personas. Sobre todo, a mi familia. Pero… sí. Algún proyecto ya está rondando por mi cabeza. No puedo evitarlo… 

¿Qué estilo literario le gusta más? 

En concreto, diría que no tengo un género favorito. Lo que sí tengo claro es que los libros que me conquistan son aquellos que contienen en su interior historias que me emocionen. Que me lleguen al corazón. Que hablen de historias de verdad. Que me inviten a reflexionar sobre qué rumbo quiero darle a mi vida. Al respecto, hace muy poco he leído «La Isla de Alice», de Daniel Sánchez Arévalo. Muy recomendable.

 ¿Tiene algún autor o autora de referencia?

Posiblemente, dentro del proceso de autoconocimiento que emprendí hace ya más de diez años, el cual es continuo y permanente, para mí son autores referentes Jorge Bucay y Paulo Coelho. Nuestros pensamientos son la base de nuestras futuras acciones. Y son en gran parte responsables del estado de serenidad que nuestro cuerpo y nuestra alma precisan. Lo digo por propia experiencia.

Una de las principales motivaciones de escribir y dar a conocer «Una Vida a Todo Color» es compartir con las demás personas una selección de aquellos mensajes, enseñanzas y claves de estos pensadores y filósofos. 

En otro terreno, hace muchos años leí «Las aventuras de Town Sawyer»; me divertí mucho. Me encantó el irreverente y magistral «Sin noticias de Gurb», de Eduardo Mendoza.

Pero si hay un libro que recomendaría a todo el mundo es, sin duda alguna, «Matar a un Ruiseñor», de Harper Lee. Se escribió en los años 60, pero sigue vigente muchas de las cuestiones que se abordan en esta excepcional novela.

¿De dónde viene su apodo de «Salmorejo Power»?

Desde muy jovencito todos mis relatos los escribía con el pseudónimo «Roquefort». Pero hace más de veinte años tuve un encuentro paranormal con el delicioso salmorejo y, a partir de ese día, decidí cambiar mi pseudónimo. 

Hace más de veinte años pasé con mi pareja un fin de semana en la bella Córdoba, cuna y origen del salmorejo, como todo el mundo sabe. Durante ese fin de semana me propuse localizar en qué bar de Córdoba hacían el mejor salmorejo de todos. De este modo, fui de taberna en taberna degustando cuencos de este delicioso puré frío de tomate. En tantas bodegas y bares probé este manjar de dioses que, obviamente, acabé sufriendo una sobredosis de salmorejo. A partir de entonces, adquirí una especie de superpoderes. Desde aquel fin de semana no me he puesto enfermo nunca; ni una bronquitis, ni otitis, ni paperas, ni gripe, ni colesterol,… ni un simple padrastro. Todo se debe a lo que la comunidad científica ha venido a denominar como el «Salmorejo Power».

¿Cómo y dónde se puede adquirir su novela en Dos Hermanas?

El próximo jueves, 1 de diciembre, a las 18.30 horas, tendré la oportunidad de poder presentar mi novela en el Centro Cultural La Almona (calle La Mina, 3). Allí expondré cómo surgió esta idea y cuál fue el proceso hasta que, finalmente, ha visto la luz.

Las personas que no puedan asistir ese día también pueden encontrar mi novela, aquí en Dos Hermanas, en la Librería Valme, junto a nuestro Ayuntamiento.   

Además de la Librería Valme, tengo la suerte de que, aunque no tengo el respaldo de ninguna editorial ni distribuidora de libros, he encontrado el apoyo de varias librerías de Sevilla. 

De este modo, mi novela se puede adquirir en estas librerías: Palas (en Los Remedios), Caótica (en La Encarnación), Tagore (en Alcosa), Prensa Javi (en Triana), Negro sobre Blanco (en Bellavista), e incluso en la librería Tartessos, en Rota (Cádiz).

Estoy enormemente agradecido a las libreras y libreros que me han ofrecido la oportunidad de colocar mi novela en sus estanterías.

Víctor Terrero, «Salmorejo Power», finaliza su entrevista deseando a todos «¡Feliz Vida! ».

Print Friendly, PDF & Email
Artículo anteriorAlberto García Reyes, pregonero del 50º aniversario de Valme
Artículo siguienteEl soterramiento del ferrocarril, en los Presupuestos del Estado