«A mí nunca me podrían acusar de un delito de pornografía infantil…» ¿Estás seguro?

0
pornografía infantil

Cada vez escuchamos más noticias sobre delitos de pornografía infantil a través de internet y en las redes en general ¿Verdad?

Hasta el año 2019 las estadísticas del Ministerio del Interior sobre este tipo de delitos, marcaban una tendencia cada vez mayor sobre la comisión de los delitos informáticos. Y ello sin tener en cuenta la época de confinamiento por el Covid 19 del año 2020, de la que aún no hay estadísticas…

Sin ir más lejos, el propio Periódico el Nazareno publicaba el pasado 25 de noviembre la siguiente noticia: Cinco pederastas detenidos en Sevilla, Dos Hermanas y Herencia.

En esta noticia el diario informaba sobre la detención de algunas personas que poseían archivos de pornografía infantil, hasta unos 6000 archivos.

El consumo de contenido sexual en general en internet ha generado igualmente una explosión de asuntos judiciales relacionados con la pornografía infantil. Esto que parece tan lejano, cada día está más próximo a cualquiera de nosotros incluso de los más jóvenes.

Hay fuentes fiables que afirman que el consumo de material pornográfico en general a través de internet es elevadísimo, incluso en edades tempranas.

La propia organización internacional en defensa de los derechos de los menores, Save the Children, publicaba un informe en el que expresamente alertaba de que casi 7 de cada 10 adolescentes consumen pornografía, a la que acceden por primera vez a los 12 años.

Teniendo en cuenta estas circunstancias debes saber que hay personas que vienen a nuestro despacho tras haberse encontrado, una mañana cualquiera, con varios policías en la puerta de su casa que llegaban para registrarla y llevarse los ordenadores, teléfonos y discos duros.

Y esto, incluso sin ni siquiera saber que estaban cometiendo un delito…

Te pongo algún ejemplo… Hay sistemas o redes en internet que intercambian archivos entre los propios usuarios, como Torrent o como Emule, entre otros muchos.

No son pocos los clientes que se han visto en la necesidad de contratarnos únicamente porque entre muchas de las descargas que habían hecho de películas a través de algunos de estos sistemas se encontraban vídeos de pornografía infantil, aunque disfrazados con nombres de películas de géneros habituales.

Este es uno de los muchos ejemplos en el que nuestros clientes se han visto involucrados en temas de pornografía infantil pero hay otros y muy variados…

Muchos de ellos igualmente están relacionados con las Redes Sociales, incluso a través de WhatsApp.

Algunos de nuestros clientes son padres que, porque un día revisaron a sus hijos o hijas el teléfono, por casualidad se dieron cuenta de conversaciones de contenido sexual con otras personas que aparentaban tener su misma edad…

Esta situación, igualmente, cada vez es más común.

Si fuera tu caso, te animo a que te pongas en contacto con la policía y que presentes la correspondiente denuncia en las propias oficinas de la policía o a través del formulario de contacto de la web de la policía creado específicamente para ello (puedes acceder al mismo haciendo clic aquí).

Estas son algunas de las posibles situaciones en las que tú o alguno de tus familiares os podéis encontrar relacionadas con el delito de pornografía infantil.

¿Ahora sigues creyendo que esto nunca podría pasarte a ti?

 

Autor: Fran Peláez. Abogado y socio de PenalTech.

PenalTech es un despacho especializado en Derecho Penal, Delitos Informáticos y Asistencia a Detenidos 24 horas con sede en Sevilla y Málaga y con ámbito de actuación en todo el territorio nacional.

Print Friendly, PDF & Email
Artículo anteriorMural en el CC Antonio Gala sobre la Igualdad de Rafa López
Artículo siguienteJornada de puertas abiertas en Antaris de forma virtual