Crónica de la Navidad nazarena de los años 2022-2023

0
Navidad

Destacó el hilarante pregón de nuestro cómico Manuel Sánchez Vázquez

Aunque con  una semana de retraso, escribo hoy la crónica navideña de una fiesta que se ha vivido con pasión en Dos Hermanas. No es nada nuevo. El carácter festero de los nazarenos se volcó en estas fiestas y puedo hablar de varios temas hasta completar un recorrido por estas celebraciones. En primer lugar, hay que decir que se trata  una fiesta religiosa con matices laicos. No sería como la feria que es una fiesta totalmente laica. En cuanto al Carnaval, sí es una laica pero supeditada históricamente y temporalmente a la Cuaresma.

Y quiero hablar en segundo lugar de los nacimientos, que hacen destacar a nuestro pueblo. Actualmente, sería un caso parecido al de Jerez de la Frontera, tierra de belenistas y belenes. Es una tarea ímproba hablar de los belenes nazarenos. Sólo citaré alguno como el sencillo y entrañable de la Hermandad del Santo Entierro, el bellísimo de Santa Ana, el de Vera-Cruz que destacaba por su hermosísimo paisaje y, por supuesto, el de Pancho. Fueron muchos más, de ellos muchos muy bonitos pero, ya digo, no puedo hablar de todos. 

En tercer lugar, voy a tratar sobre la festividad de los Reyes Magos. Como es protocolario se anunció con un pregón que pronunció el humorista  Manu Sánchez Vázquez. Lo presentó Rafael López Muñoz que supo trazar los rasgos del pregonero. Y puedo decir que como éste no ha habido ningún pregón. Se  trataba de un trabajo, de un humorista, de un cómico, que ha triunfado gracias a su humor. Y pronunció un pregón hilarante que hizo reír a carcajada a los presentes. A mí, desde luego, también me gustaron las numerosas alusiones temporales y espaciales pues anclan el pregón en la vida del espectador nazareno. Muy emotiva fue la referencia a nuestra singular protectora, la Virgen de Valme. Acertadísima fueron también las referencias a su familia –su hijo Manuel, su mujer Lorena y su madre- y muy especialmente a su cofradía de la Oración en el Huerto, su cofradía manchonera. El pregonero hizo gala de su pertenencia a tan popular hermandad y usó para sus cofrades el tan famoso y entrañable mote de manchonero. El pregón fue un rosario de temas nazarenos. Hasta la aceituna apareció en el pregón –lo que veo muy bien- mencionando a las gordales machacás, aliñás, partías y en salmuera. Muy bonita  igualmente la referencia final a su hijo y a su futura hija diciendo de su retoño: “Que sólo pido un regalo para un año entero: que venga  todo muy bien, y seguro que lo conceden porque hoy de Sus Majestades  fue su papá pregonero”. Y, lo más importante de esta originalísima disertación, como ya he escrito, son las numerosas notas humorísticas que se extienden por  todo el pregón, hablando por ejemplo de los niños que en la cabalgata tiran los caramelos a mala idea o de la monarquía a la  que criticó en tono humorístico. En fin, esto último no se lo perdono. 

Por otro lado, la Cabalgata fue un espectáculo impresionante. Las carrozas, como siempre, eran elegantes y lujosas. Notoria es la presencia de la carroza del Belén. No voy a escribir la lista de ellas  porque se puede ver en este periódico. Y un hecho curioso que he notado es que los niños de ellas llevaban este año más caramelos. Dos Hermanas se volcó en la que es su Cabalgata principal, de la que forman una corona las numerosas cabalgatas de los barrios.

En cuanto a los personajes de la Cabalgata, fueron encarnados por: la Estrella Rocío Zamora Sánchez de familia muy conocida en el pueblo –de la gente del Plantinar como nieta de Francisco Sánchez y Valme Madueño Alcocer-; el Cartero Real el cofrade veracrucista Mariano  Díaz Noguero –muy conocido en los ambientes cofradieros-: el  rey Melchor Francisco Oliva Blázquez –rector de la Universidad     Pablo de Olavide-; el rey Gaspar Gabriel Pérez Alcalá, rector de la Universidad Loyola y Baltasar el cantante Manuel Vázquez Lombo conocido por Manuel Lombo. Y creo que ha sido conveniente, y todo un detalle, nombrar Reyes Magos a los dos rectores pues refuerza los lazos entre la ciudad y sus dos universidades. Por otro, nombrando rey a Manuel Lombo se reconoce su triunfo en el mundo de la canción y su apego a Dos Hermanas. Fueron cinco nombramientos extremadamente acertados.

Luego, el día 5 de enero, se celebró la Cabalgata, después de la salida de numerosos carteros reales y grandes visires. Tampoco puedo entrar en honduras y además ya han sido nombrados todos –o al menos así creo- en el último artículo anterior a éste. Sólo nombraré los que vi: el heraldo real del Rocío, bellísimo espectáculo en el que el personaje iba en un coche de caballos, el Gran Visir de Vera-Cruz  también muy bonito y que acude a las naves de la Cabalgata y el mismo personaje del Cautivo que en una carroza se paseó por la feligresía de Nuestra Señora del Rocío.

En cuanto a los pregones, no he podido asistir –no tengo el don de la bilocación como algunos  santos- pero me veo en la obligación y lo hago con gusto de mencionarlos. El 11 de diciembre pronunció la Exaltación de la Navidad el cofrade de Pasión Eulogio Rodríguez Álvarez. Como es sabido, este pregón lo organiza el Consejo de Hermandades y Cofradías. El 17 de diciembre dijo el pregón de la Esperanza Antonio Manuel Cano Benítez, también un conocido cofrade. El 2 de enero pronunció la Exaltación de la Juventud del Gran Poder, Antonio Jesús Márquez Plaza, un conspicuo cofrade del Gran Poder.  

En cuanto a las funciones y cultos, he procurado asistir a la mayoría. Muy bonito era el altar de cultos de la Esperanza –con un espléndido plan de velas y con flores muy bellas- y también el besamanos –ahora reconvertido en veneración-. 

El 27 de diciembre la hermandad del Gran Poder celebró una solemne misa en honor de su titular, San Juan Evangelista.  El 6 de enero fue la función de la Epifanía también del Gran Poder. Fue una ceremonia bella y entrañable. Predicó don Manuel Sánchez de Heredia, párroco de Santa María Magdalena, con su leiv motiv –el amor- y envolviendo al fiel que lo oía. Cantaron Juana Díaz Anquela y Francisco Javier Mena Hervás y tocó el armonio Nicolás Barbero Rivas. En resumen, fue una ceremonia solemnísima. 

Más, desde luego, el gran acontecimiento cofradiero de estas Navidades es la bendición de la imagen del Dulce Nombre de Jesús, de la Agrupación Sacramental del Dulce Nombre de Jesús de la Parroquia de Nuestra Señora de la Oliva. Se trata de una bonita obra de gran tamaño obra del imaginero sevillano José Antonio Blanco Ramos. Lo bendijo el párroco del  templo donde está radicada la hermandad  don José Diego Roldán Fernández. El Santo Niño estrenaba potencias en plata obra de Orfebrería Juan Lozano. Cantó un coro que interpretó inspiradas canciones. Asistieron a tan piadoso acto el propio imaginero, representaciones de hermandades y agrupaciones y la Banda de Música Santa Ana.

Y así acabo. Me gustaría haber hablado de las zambombas o del certamen de coros del Colegio de La Compasión pero no tengo espacio. Sólo decir que en el campo musical Dos Hermanas, como siempre, también brilló en esta Navidad siempre en honor y gloria del Niño Jesús, el Divino Salvador                                                 

NOTA

En el artículo de la semana pasada, se deslizó un error que veo conveniente reparar. Además me han pedido que sistematice el sistema de hermandades. Desde ese punto de vista, Dos Hermanas cuenta con hermandades grupales verticales abiertas, es decir, formadas por individuos de distintas clases sociales y de entrada libre. También podemos incluir la las agrupaciones y la Asociación de los Ángeles. Serían estas confraternidades Borriquita, Cautivo, Presentación, Pasión, Oración en el Huerto, Vera-Cruz, la Cena, Gran Poder, Amargura, Santo Entierro, Prendimiento, Tres Caídas, Misericordia, Humildad, Sacramental y Sacramental del Dulce Nombre. También son grupales las hermandades de Valme y Santa Ana, aunque, sobre toda la primera, aunque también la segunda, dan culto a devociones comunales. Pero, quizá por la extensión del pueblo no se puede hablar de hermandades comunales. Por otra parte, existen dos cofradías supracomunales, de una devoción foránea, Santa María del Rocío que traspasa fronteras. Son la de Dos Hermanas y Montequinto y son verticales abiertas pues, como se ha dicho, agrupan personas de todas las clases sociales. Por tanto, estamos en un sistema formado por cofradías grupales, con dos supracomunales del Rocío y dos devociones comunales: Santa María de Valme y Santa Ana, a las que no obstante le dan culto dos hermandades grupales. 

Subsanado el error de atribuir el aspecto horizontal  a varias cofradías grupales, espero que este esquema oriente mejor al lector avisado. Igualmente, tengo que decir que la semana pasada se hablaba en casi todo momento de las cofradías supracomunales del Rocío pero una vez se deslizó que eran semicomunales. 

Print Friendly, PDF & Email
Artículo anteriorLas obras del nuevo colegio de Entrenúcleos comenzarán próximamente
Artículo siguiente“El precio del alquiler en Dos Hermanas está inflado, estamos en una burbuja”