Dos Hermanas o un bastión del Partido Socialista Obrero Español

0
319
Dos Hermanas

Nuestro Alcalde, Francisco Toscano Sánchez, logra un récord histórico en las últimas Elecciones municipales

El concejal socialista Agustín Morón Marchena ha usado la palabra bastión para definir lo que significa Dos Hermanas para el PSOE y nos ha dicho: “Seguimos siendo un bastión socialista. Dos Hermanas, junto con Vigo, Fuenlabrada y Santa Coloma de Gramanet, son las únicas localidades entre las Grandes Ciudades de más de 100.000 habitantes donde el PSOE supera el 50% de los votos. Hemos ganada en todos los distritos, colegios y mesas electorales. Por lo tanto, en todos los barrios. Toscano y el PSOE han sido los más votados y la opción mayoritaria para los vecinos y vecinas”, indica Agustín Morón. Además añade: “El distrito de Quinto ha estado prácticamente en el mismo porcentaje de voto para el PSOE que el resto de la ciudad”. Son palabras rotundas y contundentes -palabra por cierto esta última que usó este periódico para definir la victoria- de este curtido político socialista.
Y hace poco, en un congreso sobre la Democracia en España, organizado por la Asociación Sevillana de Cronistas e Investigadores Locales, para el cual también escribieron otros estudiosos hablando de Dos Hermanas, entre ellos nuestro cronista Pedro Sánchez Núñez, el que escribe presentó una comunicación sobre Dos Hermanas, refiriéndose a nuestra ciudad como un feudo del PSOE, palabra que solemos usar más sociólogos e historiadores que bastión. Vaya de antemano que el autor de estas líneas no la utiliza con ningún matiz despectivo. Nada más lejos. Con ella sólo queríamos decir que el PSOE llevaba ya nueve legislaturas gobernando en el Ayuntamiento nazareno habiendo conseguido ya la décima, lo que es todo un récord.

También hay que tener en cuenta que el PSOE obtuvo el 35’69% en las generales del 28 de abril y en las municipales el 50’44%. Sólo en un mes remontó casi 15 puntos.
A la vez, hay que decir que en las elecciones locales, el partido socialista había mejorado seis puntos y 3.300 votos con respecto a las Elecciones europeas celebradas el mismo día.
Y nos gustaría poder explicar el triunfo del PSOE. Evidentemente, se asienta sobre el beneplácito que una parte elevada de la población tiene hacia su gestión y que manifiesta en las urnas, aunque hay que decir que la abstención es muy elevada, de alrededor del 47%.

Dos Hermanas es una mediana ciudad de provincias que cuenta, a la vista está, absolutamente con todo tipo de servicios educativos, hospitalarios, grandes centros comerciales, comercio minorista, instalaciones deportivas, religiosas, se encuentra excelentemente comunicada con la capital de la provincia de la cual está muy cerca, etc. Además, como es sabido, es una ciudad que antes construye las infraestructuras y después las casas lo que redunda en la vida y el bienestar de los ciudadanos. El equipo socialista, ha sabido gestionar el gobierno de la ciudad en sus diversos mandatos lo que ha hecho que haya obtenido el incondicional apoyo de muchos ciudadanos. Independientemente de esto hay puntos que se puede pensar que están mal resueltos. Particularmente, hay decisiones que no nos parecen acertadas.

Sin embargo hay datos que nos llaman mucho la atención. Adelante, la confluencia de Podemos e IU, ha sacado 7.069 votos y ha obtenido cuatro ediles, dos menos de los obtenidos en el 2015 por ambas formaciones. Aunque haya perdido tiene una bolsa de votos más que apreciable. Hay que recordar que si Dos Hermanas es socialista antes aún fue comunista y que Manuel Benítez Rufo tuvo una gestión honesta, como él mismo, y en la que se avanzó en muchos campos.

En fin, en cuanto al voto de la Izquierda está el moderado del PSOE y el más radical de Podemos. Pero no queremos dejar atrás el voto de la Derecha. Si Agustín Morón tiene razón, esta vez no ha ganado ni en las mesas del Centro. Consideramos que el desastre viene dado por la desunión reinante. Nos recuerdan estas elecciones las de 1936 que dieron la victoria al Frente Popular de Izquierda pues la Derecha y el Centro iban desunidos. En estas elecciones sacó la Izquierda 4.654.116 y la Derecha 4.503.524 y el Centro 526.615. Como vemos obtuvo más votos la Derecha y el Centro. No obstante sacó más escaños la Izquierda y entró el Frente Popular. En realidad, el Centro y la Derecha juntos en Dos Hermanas han obtenido un número apreciable de votos. El problema está claro que se arrastra desde las altas instancias del Estado, donde la división es una realidad palpable.

De los tres partidos del espectro del Centro a la Derecha, Ciudadanos ha subido, el Partido Popular ha bajado y Vox ha irrumpido como nuevo fenómeno a pesar del rechazo que se le muestra.

Pero, y no queremos alargarnos demasiado en estas reflexiones, lo que parece evidente es que vivimos en un bastión del PSOE y que lo que parece que más nos preocupa son las fiestas, mucho más que los problemas que afectan a la población y que son los propios de una población de nuestro tamaño y a los que se les intenta dar solución.

Y ha pasado la feria tan esplendorosa, han salido las Cruces de la Cena, el Gran Poder, la Oración en el Huerto y la Borriquita, las carretas de la Hermandad del Rocío de Montequinto y de la Hermandad de Dos Hermanas han salido para la aldea, se ha celebrado la pintoresca romería de la Virgen de Ángeles de Montequinto y se espera, las que siempre son esplendorosas, fiestas del Corpus Christi. Y Dos Hermanas ha seguido su ritmo normal, todo ello trufado con las elecciones que en honor de la verdad no han puesto en vilo al pueblo porque todo el mundo, Izquierdas y Derechas, tirios y troyanos sabían quién iba a ganar.

Y Dos Hermanas, que, a lo largo de la Historia ha visto alcaldes carlistas, conservadores, liberales, radicales, republicanos, socialistas, franquistas, comunistas y hoy ve de nuevo un alcalde socialista y que ha pasado por épocas en que ha sido controlada por la Derecha o por la Izquierda hoy se considera como un bastión de la segunda, en concreto de uno de los partidos claves para comprender la Historia de España, el fundado por Pablo Iglesias, el Partido Socialista Obrero Español.

Print Friendly, PDF & Email